Estas leyendo

"Me estoy labrando un nombre en el Mundial"

Pol Espargaró

"Me estoy labrando un nombre en el Mundial"

"Me estoy labrando un nombre en el Mundial"

getty

Pol Espargaró está brillando en Moto2, tras un difícil debut en 2011, y es segundo a 34 puntos del líder Márquez: "Hicimos muchos pequeños cambios que hacen un piloto, un equipo y una moto ganadora"

Está siendo una de las sensaciones de la temporada, ¿se esperaba algo así?

Es difícil... Ojalá el año pasado hubiese sabido que hoy estaríamos aquí de esta manera. Mi gente me predecía un poco el futuro y me decía lo que iba a pasar con el equipo de Pons, la Kalex y demás, pero nunca podría imaginármelo.

¿Dónde cree que está la clave del cambio?

No creo que haya un cambio gigante, sino muchos pequeños que hacen un piloto, un equipo y una moto ganadora. Hemos cambiado algunos mecánicos y hay un mejor trato con ellos, y la moto se comporta perfectamente, la manejas a tu gusto. Sin ella no hubiera llegado hasta aquí Conseguir puntos el año pasado nos dio energía y experiencia.

¿Llegó a pensar que se le había acabado la magia?

Sinceramente no. Cuando estas ahí en medio no eres capaz de pensar que esto se arregla de un día para otro, te preguntas qué ha pasado y cómo resolverlo. Pero la gente que está contigo te dice que hay que ser optimista y que es únicamente un bache.

¿Cómo se vive el cambio de estar en primera fila en los medios a caer en el olvido?

Te das cuenta de que las cosas cambian y que poco a poco vas desapareciendo. El motociclismo es así: un año estás en la cumbre y al siguiente no te conoce nadie. Lo que vale para un equipo y un piloto sólo es la última carrera. Es un mundo complicado en el que cuando las cosas no van bien todo lo bueno se olvida. Lo más importante es levantarse.

¿Qué balance hace de la temporada?

Ganar dos carreras te sirve para cogerle el gusto y para intentar hacerlo otra vez. Al final, la diferencia del quinto al primero es que el quinto no ha ganado ninguna carrera y no conoce qué sabor tiene una victoria. Cuando compruebas y sabes lo que es ganar, sólo te centras en los 25 puntos.

¿Coincidir con Márquez es un fastidio o un estímulo?

Cuando las cosas van bien es un estímulo porque estás ganando al mejor, pero cuando van mal lo ves como uno de los tuyos. Da un poco de rabia que se centre toda la atención en él. Así que es excitante ganarle porque todos esperan grandes cosas de él.

¿Te sientes tan querido y valorado como Marc?

Él ha conseguido grandes cosas y nosotros aún tenemos que ganar para tener un poco más de imagen y prestigio. Y creo que lo estamos consiguiendo compitiendo con Marc y ganándole. Nos estamos labrando un nombre y un sitio en el Mundial y estoy muy satisfecho.

Tras el lance que tuvo con el ilerdense en Montmeló, ¿cómo habéis conseguido que eso no acabe en una guerra?

Fue muy fácil solucionarlo. Al final, nosotros lo hicimos ganando en Silverstone de forma contundente: haciendo primero todos los entrenamientos y ganando una carrera increíble. Pero bueno, es un tema complicado porque seguramente nos volveremos a encontrar en carreras peleadas. Lo único que hay que hacer es tener respeto y saber que a veces hay que perder la posición.

¿Siente envidia de la privilegiada situación de Márquez?

Cada uno recoge lo que siembra y Marc ha hecho unas temporadas increíbles y, evidentemente, se merece esto. Pero sí que es cierto que hay un poco de envidia al ver que él tiene contrato con HRC, que tiene una moto ganadora y que tiene el camino encarrilado. Yo estoy contento porque empiezo a ver mi futuro. Las cosas me van bien y si sigo así, cualquier día llegaré a MotoGP.

¿Tiene claro que el año que viene estará en Moto2?

No, no lo tengo claro. Ahora estoy centrado en el Mundial, el año que viene será otra historia. Tengo contrato, pero al final siempre puede llegar un piloto igual que yo y tenemos que estudiar las cosas. Mi plan es terminar esta temporada y centrarme al cien por cien en nuestros objetivos. Aunque probablemente nos quedemos en Moto2 para intentar ganar o defender el título.

Por lo que me dice, no descarta subir a MotoGP el año que viene, ¿no?

No tengo ni idea porque no sé cómo estamos a nivel de contratos, a nivel de ofertas ni de nada porque de eso se encargan mis representantes. Entonces no sé cómo estamos, si el contrato debe subir o no. Pero igualmente todas las ofertas se van a estudiar.

Si subiera a MotoGP, ¿con qué moto le gustaría hacerlo?

Si pudiera elegir, iría a Yamaha con una moto oficial, aunque tampoco me importaría una satélite...

¿No le da miedo su forma de pilotar cuando repasa los vídeos de las carreras?

Miedo nunca. Cuanto más al límite voy y cuando la moto más se mueve es cuando mejor me lo paso. Es mi forma de conducir y me encanta.

También te puede interesar