Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Serie A
Inter Inter INT

-

Roma Roma ROM

-

Bundesliga
Ligue 1
Lille Lille LIL

-

Brest Brest BRE

-

Nîmes Nîmes NIM

-

Lyon Lyon LYO

-

Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

Alba Berlin ALB

-

Panathinaikos PAN

-

Olympiacos OLY

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Ajax Ajax AA

-

Willem II Willem II WII

-

Estas leyendo

Una emocionada visita a su tumba

Fórmula 1 | La intrahistoria

Una emocionada visita a su tumba

Una emocionada visita a su tumba

reportaje gráfico: jesús rubio

El cementerio de Morumbi (Sao Paulo) conserva los restos mortales de Senna y AS fue a rendirle tributo durante el Mundialito de fútbol de 2000..

Enero del año 2000. 'Mundialito' de clubes de fútbol. En la ciudad de Sao Paulo juega sus partidos el Real Madrid y, en la noche del séptimo día del nuevo milenio, se enfrenta en el estadio San Jorge, ubicado en la popular barriada de Morumbi, al Corinthians del que era ferviente seguidor un auténtico mito: Ayrton Senna.

Casualidad o no, la tumba en la que descansan los restos mortales del tricampeón, antes y después de que dejaran de dar la lata con la exhumación de su cuerpo, se encuentra en el cementerio de Morumbi, justo frente al estadio.

La víspera de aquel partido que acabó 2-2, un servidor y Jesús Rubio visitamos la tumba de Senna, rindiéndole tributo portando en su honor una bandera de su querido Corinthians, con el que contribuía a menudo jugando partidos benéficos para recaudar fondos.

Lo cierto es que esperábamos un mausoleo solemne y nos encontramos una tumba de lo más sencilla, en una verde pradera que rebosaba paz. Mejor así. Sólo una modesta placa anunciaba que allí descansaba uno de los ídolos brasileños de todos los tiempos. Ponía su fecha de nacimiento (21-3-60), la de su fallecimiento (1-5-94) y esta leyenda: "Nada puede separarme del amor de Dios". Conmovedor.

Su pérdida fue una tragedia para el país y los futbolistas brasileños se acordaron de él dos meses después. Ganaron el Mundial de Estados Unidos 94 a Italia en los penaltis y, en plena celebración de su cuarta corona, sacaron una pancarta que decía: "Senna... Aceleramos juntos. El tetracampeonato es nuestro". Inolvidable.

También te puede interesar