Estas leyendo

"¿Vettel a Ferrari? No me da miedo el compañero"

Fórmula 1 | El bicampeón en su tierra

"¿Vettel a Ferrari? No me da miedo el compañero"

"¿Vettel a Ferrari? No me da miedo el compañero"

efe

Fernando Alonso se mostró optimista sobre el próximo año en un acto solidario en Oviedo y recibió los aplausos del público al hablar de su posible duelo con el piloto alemán, actual campeón del mundo

Alguno hizo el chiste fácil, zapateando en el empedrado de la plaza de la Escandalera. 'Qué voy a estar helado habrá cero grados, ni frío ni calor'. Pero cuando Alonso llegó al lugar donde, como recordó un nostálgico, celebró desde el balcón de la sede de Cajastur su primer título en 2005, el termómetro estaba en dos grados negativos. Sin embargo, el doble campeón del mundo estaba feliz, repartía sonrisas a derecha e izquierda como si Papá Noel le hubiera traído buen humor para regalar entre sus paisanos. Y sus iguales le correspondían. Claro.

Antes de empezar la segunda edición de la Carrera Solidaria que pretende convertirse en tradición, el piloto respondió a las preguntas de AS sobre la actualidad de la F-1 que sigue viva incluso con los coches aún pensándose o montándose en las fábricas. Hace unos días, Montezemolo, presidente de Ferrari, expresó su deseo de que el actual campeón, Vettel, pilotase para la Scuderia. "Lo hará tarde o temprano", explicó el italiano.

¿Algún problema en compartir escudería con el alemán, Fernando? Alonso no se cortó en la respuesta. "Ya sé que ha dicho eso, sí, pero no tengo nada concreto que decir sobre este asunto. La verdad es que no tendría ningún problema, no tengo miedo a enfrentarme con ningún compañero porque no lo he tenido nunca. Ninguno de mis compañeros de equipo ha sumado nunca ni un punto más que yo. No me preocupa si viene Vettel o el que sea", explicó. Mientras terminaba sus palabras los aplausos retumbaban en la plaza. Lo dijo con respeto, pero con orgullo.

Después le preguntaron por su nuevo Ferrari. Lo cierto es que en la temporada que terminó en una tarde oscura de Abu Dhabi, el español vio como su F10 era superado en diseño, aerodinámica y velocidad por el Red Bull que nació del ingenio de Adrian Newey, pero a juzgar por sus palabras y el brillo que se le puso en los ojos al hablar del nuevo bólido rojo, el asturiano tiene claro que la situación puede cambiar en 2011. "No tengo duda de que el año que viene voy a tener el Ferrari que yo quiero. Ferrari tiene la obligación de ir a por el Mundial siempre por prestigio y palmarés, así que seguro que tendré un coche que me permita luchar por el Mundial. A finales de enero presentaremos el coche y en febrero lo vamos a estrenar. Tenemos mucha ilusión puesta en él y en la fábrica están trabajando muy duro", concluyó.

Antes, Alonso había tirado de ironía para responder sobre los pilotos que tienen derecho a sentarse a los mandos de un coche como el suyo. "No sé si tú has sido bueno o no, pero los Ferrari sólo los traen los Reyes Magos a los que han sido buenos. Espero que aquí haya habido muchos que se hayan portado tan bien como para recibir un Ferrari", dijo. Después habló del deporte, y de la crisis, pero esa es otra historia. Al terminar saludó, siguió sonriendo, se hizo fotos, firmó autógrafos y se puso a correr los poco menos de cuatro kilómetros en que consistía la carrera solidaria. Junto a él, el presidente de Cajastur, Manuel Menéndez, y cerca de 1.500 personas más, todas vestidas de rojo. Definitivamente, la marea azul ha cambiado de color.

También te puede interesar