Estas leyendo

"Lorenzo no me mira aún como rival, es pronto"

Motociclismo | Visita del campeón de 125cc

"Lorenzo no me mira aún como rival, es pronto"

"Lorenzo no me mira aún como rival, es pronto"

reportaje gráfico: dani sánchez

Marc Márquez derrochó simpatía en la Redacción y tras hablar sobre pasado, presente y futuro de su trayectoria en el motociclismo, prometió: "Si algún día soy campeón de Moto2, vuelvo a celebrarlo en AS".

Son muchas las palabras de admiración que despierta la figura de Marc Márquez allá donde va. Quedó constatado en los Premios AS, donde recibió el Promesa y no paró de atender a unos seguidores que quedaron asombrados con su naturalidad, simpatía y madurez, impropia en un chaval de 17 años. La Redacción de AS tuvo oportunidad de comprobar ayer de nuevo su carisma, porque Marc cumplió la promesa hecha en su visita anterior: "Si gano el título vengo a celebrarlo en AS".

Aquello fue el pasado 13 de julio y ayer, primero de diciembre, dejó otra: "Si algún día soy campeón de Moto2, vengo a celebrarlo en AS". Le esperaremos porque, como dijo alguien, "es para adoptarlo".

Quiso sentarse en el mismo sofá de la otra vez, por superstición: "Me siento aquí, que es donde me senté la vez anterior. Y tú, Mela, aquí al lado, que me trajo suerte y a ver si así el próximo año vuelvo a ganar...". Arrancó hablando de la noche anterior, en la que formó parte de un elenco de estrellas: "La Gala me gustó mucho y ser premiado junto a Nadal, Casillas, Lorenzo o Del Bosque fue estupendo. Estuvo muy bien".

Entramos en materia ante la atenta mirada de Alzamora, su mentor y un clásico de esta casa, con la rivalidad que un día tendrá con Lorenzo y compañía en MotoGP. Si no pasa nada raro, sus dos próximos años de Moto2 serán la transición hasta la clase reina, aunque él no se mete ninguna prisa: "Lorenzo no me mira todavía como un rival, es pronto".

Momento de hablar sobre su nueva máquina, la Suter de Moto2: "Al principio me costó un poco, pero tampoco tuve mucho tiempo. Me llevé un buen susto inicial. En la primera vuelta, di gas y al encarar la recta se movió el manillar mucho. Pensé: "¿Qué pasa aquí? ¿Qué es esto? Entré al box y lo solucionaron rápido porque era que el amortiguador de dirección estaba flojo. Cuesta encontrar el punto de tirar la moto en la curva. Tienes que hacer la fuerza antes que con la 125. Y en las frenadas fuertes, donde el freno motor actúa mucho, cuesta más. Los mecánicos me decían que cambiaban cosas, pero al final confesaron que no tocaron nada, que sólo querían que diera vueltas".

Al repasar su camino al título de 125cc, asegura que "el momento más crítico fue Aragón, cuando Krummenacher se me llevó por delante". ¿Y Portugal, cuando se cayó antes de ganar? "Allí no me dio tiempo a pensar si era un momento crítico o qué. La segunda salida (lo hacía 16º) de Portugal fue increíble. Normalmente tardo 3,5 segundos para alcanzar los 100 por hora y ese día tarde tres. Lorenzo me dijo que él con la MotoGP tarda 2,8. No bajé de 12.500 vueltas en toda la recta. Lo volví a intentar en Valencia, pero no hubo manera...".

Tiene claro quién le gustaría que fuera su heredero: "Puede que haya otro triplete en 2011 y en 125 mi heredero puede ser Terol. Me cae bien, siempre nos hemos hablado y respetado y no me importaría nada que fuera el siguiente campeón".

También te puede interesar