Amistosos
España España ESP

-

Bosnia Bosnia BIH

-

Liga Endesa ACB
Breogán BRE

-

Zaragoza ZAR

-

Baskonia BAS

-

Gran Canaria CAN

-

FINALIZADO
Murcia MUR

80

Obradoiro OBR

58

NBA
Minnesota Timberwolves MIN

-

Memphis Grizzlies MEM

-

FINALIZADO
Brooklyn Nets BKN

119

Los Angeles Clippers LAC

127

FINALIZADO
Charlotte Hornets CHA

119

Philadelphia 76ers PHI

122

FINALIZADO
New Orleans Pelicans NOP

125

Denver Nuggets DEN

115

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

130

Los Angeles Lakers LAL

117

FINALIZADO
Indiana Pacers IND

97

Atlanta Hawks ATL

89

FINALIZADO
Boston Celtics BOS

86

Utah Jazz UTA

98

FINALIZADO
Chicago Bulls CHI

83

Toronto Raptors TOR

122

FINALIZADO
Houston Rockets HOU

132

Sacramento Kings SAC

112

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

112

Golden State Warriors GSW

109

FINALIZADO
Phoenix Suns PHX

100

Oklahoma City Thunder OKC

110

Liga Iberdrola
EN JUEGO
Levante UD Femenino Levante UD Femenino LEVF

1

Málaga CF Femenino Málaga CF Femenino MALF

0

FC Barcelona Femenino FC Barcelona Femenino FCBF

-

Atlético de Madrid Femenino Atlético de Madrid Femenino ATMF

-

FINALIZADO
Athletic Club Femenino Athletic Club Femenino ATHF

2

UD Granadilla Femenino UD Granadilla Femenino GRAF

0

FINALIZADO
Sporting Huelva Femenino Sporting Huelva Femenino SHUF

0

Valencia CF Femenino Valencia CF Femenino VALF

2

FINALIZADO
Sevilla Femenino Sevilla Femenino SEVF

0

Espanyol Femenino Espanyol Femenino ESPF

1

FINALIZADO
Madrid CFF Madrid CFF MADF

4

EDF Logroño EDF Logroño LOGF

0

Mundial de Resistencia
1

K. Kobayashi/López/Conway

2 a 1.4

F. Alonso/Nakajima/Buemi

3 a 1 vuelta

J. Button/Petrov/Aleshin

Ferrari le regala a Vettel el título de Alonso

Fórmula 1 | GP de Abu Dhabi

Ferrari le regala a Vettel el título de Alonso

Ferrari le regala a Vettel el título de Alonso

REUTERS

La estrategia de la escudería italiana llevó al español a un callejón sin salida detrás de Petrov, al que no pudo adelantar en toda la carrera, mientras el alemán de Red Bull volaba hacia la victoria y la corona.
Alonso correrá las 24H de Le Mans

Lágrimas rojas, ojos de hielo. Fernando Alonso abrazado a su ingeniero de pista, Andrea Stella, al recibir el aplauso de su equipo, no pudo evitar sentir una infinita tristeza. Después llegó la soledad y el llanto de un ser humano tan grande que es capaz de revolucionar a un país entero. El hombre de aluminio, el de la cara cincelada en mármol, terminó ayer con la voz rota y la emoción llorando en su cuerpo. Era el día en el que debía recibir el reconocimiento de la F-1 como piloto de época, el momento designado por su libro del destino con el título de tricampeón, pero a veces hay borrones en esas líneas que escriben los hados. El español luchó, peleó como un guerrero en la batalla más importante de su vida, pero salió derrotado por un rival más fuerte, con un arma poderosa. Sebastian Vettel, el primer piloto de Red Bull, es el nuevo campeón del mundo, el más joven de siempre, el único que lo ha conseguido sin haber estado nunca antes en la primera posición de la clasificación.

Vettel terminó llorando de alegría con las manos en el casco, preguntándose cómo era posible que hubiera sucedido, mientras Alonso pasaba a su lado andando, fuera de ese F10 que ha sabido llevar más allá de los límites. Ayer debía hacer magia, pero no pudo. En la salida, como se esperaba, fue superado por Button, pero mantuvo por detrás al que creía su gran rival, Mark Webber. El australiano entró pronto a cambiar ruedas y ahí cambió la historia. El segundo piloto de Red Bull comenzó a rodar más rápido con las gomas duras, llegaron los nervios a Ferrari, se precipitaron y mandaron entrar al asturiano. Un regalo para los chicos de Horner. Alonso salió delante de Webber, que se desembarazó lo antes que pudo de Alguersuari, pero por detrás de un coche amarillo, un Renault con Petrov al volante, con el que tendrá pesadillas ya para siempre la afición española.

Todos esperaban el adelantamiento de Fernando, pero no llegó. Vitaly nunca se ha parecido tanto a Ivan Drago, el ruso de 'Rocky IV'. Golpes y golpes, intentos y más intentos. En vano. Alonso se salía de la pista, volvía a entrar, le daba aire, le presionaba, pero no podía. Más de media carrera buscando un imposible. Fernando debía haber adelantado a Petrov, es mejor piloto y lo debía demostrar, pero casi todo tiene una explicación. Renault sabe que no tiene un coche capaz de ir rápido en las curvas, así que optaron por una configuración aerodinámica que les hiciese volar en las rectas.

Más veloz.

Eran tan sólo 3 km/h más del monoplaza de Petrov con respecto al de Alonso. Suficiente. Además el ruso no cometió el más mínimo error y desquició al asturiano, que terminó pidiendo unas explicaciones innecesarias a su rival de ayer. Tampoco Hamilton, el mejor adelantador, pudo con Kubica, ni Massa con Alguersuari, es cierto, pero de Alonso siempre se espera el milagro...

Lo cierto es que Ferrari entró al señuelo de Red Bull. Webber cambió porque había dañado sus neumáticos contra los pianos, pero Domenicali y los suyos creyeron que las superblandas eran débiles. Hacer entrar a Fernando en ese momento supuso perder el Mundial, regalar el título, ponerse el delantal para vender latas del refresco de los toros rojos. Cuando le llamaron para boxes era campeón del mundo. A Fernando sólo le faltó un último grito al jefe.

Por delante, Vettel se deslizaba con su maravilloso Red Bull diseñado por Adrian Newey hacia su primer campeonato mundial, hacia esa victoria que convirtió la esperanza de España en tristeza. Deporte que nos hace felices, deporte que rompe corazones. Deporte. Así son las carreras, así es la vida. Fórmula 1, donde en la última carrera el genio del futuro se hizo presente y se llevó un título que ya celebraban en Asturias. Lágrimas azules. Orgullo de campeón.

Comentarios

Comentarios no disponibles