Estas leyendo

Diecinueve mecánicos y una tuerca mágica

Fórmula 1 | La intrahistoria

Diecinueve mecánicos y una tuerca mágica

Ferrari trabajó como un equipo muy coordinado y la parada fue clave en la victoria en Monza

¿Qué se puede hacer en 3.4 segundos? Desde luego no cambiar, siquiera, un neumático de un coche de calle en plena M40. Pero ese es el tiempo que tardaron los diecinueve mecánicos de Ferrari que intervienen en boxes en sustituir los cuatro compuestos del Ferrari de Fernando Alonso. Justo ocho décimas menos que su rival de McLaren, Jenson Button. Una ayuda vital en una auténtica labor de equipo que después el asturiano, con un ritmo demoledor y una vuelta rápida más de cuatro décimas más veloz que la de su compañero de equipo, Felipe Massa, se encargó de cerrar con la victoria.

Precisamente el brasileño se quejó tras la carrera de que su cambio no había sido tan rápido como el del español. Exactamente fue seis décimas más lento que el del asturiano, pero dos más rápido que el del McLaren. Massa habla de preferencias sobre Alonso, pero al ovetense le hubiera venido mejor que quedase segundo, igual que al equipo italiano. Y además, en ese tiempo no puede haberse hecho a propósito.

Pese a todo el cambio más rápido fue el de Mark Webber, 76 centésimas mejor que el del ganador del GP de Italia. Y eso que Ferrari tiene una tuerca mágica, en forma de nuez y automática que acelera el cambio. El récord, lo tiene Joan Villadelprat con Benetton, en 3.2 segundos.

También te puede interesar