Estas leyendo

El Ferrari es el quinto coche de la parrilla

Fórmula 1 | GP de Turquía

El Ferrari es el quinto coche de la parrilla

El Ferrari es el quinto coche de la parrilla

afp

El F10 sucumbió con estrépito en Istanbul Park, con Massa octavo y Alonso duodécimo y fuera de la Q3. Domenicali, el jefe de la escudería, se mostró muy autocrítico: "Debemos reaccionar inmediatamente".

Las caras largas inundaron Ferrari tras la calificación. De pensar en los libres que podían luchar por el tercer puesto de la parrilla con los McLaren, pasaron a sufrir en los minutos decisivos. Massa sale octavo en su circuito favorito. Y Fernando Alonso se clasificó duodécimo y fuera de la Q3, después de que los cambios que le hicieron en su coche de la última sesión matinal a la Q1 no funcionaran. En la tercera de libres terminó quinto, pero ya perdió su vuelta buena con blandas por un exceso de sobreviraje en una de las enlazadas del trazado turco.

En su penúltimo intento de la Q2 se coló en la frenada cuando intentaba mejorar la décima que le faltaba para meterse en la Q3. Abortó la vuelta y lo volvió a intentar una vez más, casi ya sin tiempo en el crono. La vuelta fue en este caso buena, pero se encontró con ese muro del 1:27.6. Y con unas ruedas más castigadas.

Sale en la sexta fila, por el lado sucio, y de nuevo a por la remontada, el milagro y la heroica El incomprensible cambio de rendimiento de ayer pudo tener que ver con el compromiso que exige el trazado turco. Si pones el coche a punto para los neumáticos duros y la carrera, entonces no hace funcionar los blandos. Fernando pensó más en el domingo y Massa más en el sábado, pero ninguno de los dos obtuvo las prestaciones esperadas.

Ayer hubo cinco equipos por delante. Los Red Bull, con un sensacional Webber, que es ya la pesadilla oficial de Vettel (tercero tras sufrir un problema en una barra de suspensión), y también de un soberbio Hamilton, segundo con un McLaren que sí sabe evolucionar. A ellos hay que sumar los dos Mercedes y hasta un Renault, el de Kubica. El propio responsable del equipo rojo, Stefano Domenicali, tocó la corneta: "Tenemos que reaccionar inmediatamente, comenzando por la carrera de hoy, donde debemos sumar el mayor número posible de puntos. Después, debemos acelerar el desarrollo de nuestro coche para que sea competitivo en cada tipo de circuito. Felipe hizo el máximo, sacándole al coche todo el potencial disponible con estas ruedas. Fernando no tuvo una Q2 perfecta y no pudo pasar el corte de la fase final de la calificación. Con la igualdad que había en pista era sencillo estar dentro o fuera".

Red Bull optó por potenciar primero sus virtudes antes de lanzarse a por el 'Conducto F'. Y McLaren trabaja en tener cada vez más carga aerodinámica porque ya tenía resuelto lo del alerón mágico. Ferrari se centró en el artilugio y sólo en Turquía ha presentado una modificación clara en la parte central del difusor. Tampoco decisiva. Entre otras cosas, por la menor potencia del motor de Maranello frente a Mercedes (cinco coches entre los once primeros) y Renault (evolucionado este invierno), que situó arriba a sus monoplazas. Además, en Ferrari han pagado las roturas de principio de temporada y aquí sufrieron a una vuelta llevar un motor usado frente a los nuevos propulsores de los cuatro coches de la estrella.

También te puede interesar