Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

Estas leyendo

Las incertidumbres que plantea el Mundial

Las incertidumbres que plantea el Mundial

Equipos. Oportunidades para los más modestos

Aquel dicho de a río revuelto, ganancia de pescadores es perfectamente aplicable a la temporada convulsa que puede vivir la Fórmula 1 en 2009. Escuderías como Toyota (y en menor medida BMW) llevan ya demasiado tiempo gastando dinero y prestigio en búsqueda de unos resultados que no terminan de ser los apetecidos.

Con cambios tan significativos, son ellos los que tendrán la oportunidad de estrechar el cerco sobre los equipos cabeza de serie.

Dinero. La crisis golpeará con fuerza a los equipos

Lo que se presentaba como una amenaza hace sólo unos pocos meses, es ya una preocupante realidad. La crisis económica afecta a las empresas automovilísticas, a lo patrocinadores y, en consecuencia, a los equipos.

La retirada de Honda ha sido un serio aviso para todos, pero ahora queda ver cómo afectará a cada escudería los recortes que puedan sufrir, además de la forma en la que gestionarán los cambios impuestos por reglamentación para reducir los presupuestos.

Ferrari. En Maranello ya están pidiendo revancha

Ganaron el título de constructores pero se les escapó el de pilotos. El balance de Ferrari en 2008 no puede catalogarse como desastroso, pero es evidente que en Maranello tampoco están felices por el desenlace de los acontecimientos.

Ya en 2007 coronaron a Raikkonen campeón de rebote, más por los deméritos de McLaren que por los méritos propios, así que la próxima se presenta como una campaña determinante para el prestigio de la Scuderia.

Hamilton. Un campeón que debe demostrar que lo es

Lewis Hamilton es ya el campeón de Fórmula 1 más joven de la historia... aunque por los pelos. El agónico desenlace del Mundial, incluyendo la polémica con Timo Glock y la poca solidez que exhibió el británico bajo presión, extienden la sombra de la duda sobre su auténtico potencial como grande de este deporte.

En esa tesitura, el piloto de McLaren tendrá en 2009 una excelente oportunidad para demostrar que su corona no es circunstancial y que vendrán más.

Renault. Renault, a consolidarse entre los grandes

Fernando Alonso ha decidido quedarse en Renault (a la espera de contar con un volante en Ferrari) confiando en que la impresionante evolución de su coche en la recta final de 2008 tenga continuidad el próximo año.

Es innegable que el trabajo de la marca del rombo en la segunda mitad de la pasada temporada ha resultado tan impresionante como admirable, aunque no por ello el R28 evitó acabar el Mundial por detrás de sus rivales directos de McLaren y Ferrari. Es decir, el equipo de Flavio Briatore no puede dormirse en los laureles y, muy al contrario, debe incrementar sus esfuerzos para aprovechar la oportunidad añadida que le ofrecen los cambios en la reglamentación.

Saben que tienen al mejor piloto de la parrilla y que con un buen coche pueden luchar por recuperar las coronas, así que están obligados a darlo todo para consolidarse entre los grandes.

Reglamentación. Neumáticos lisos, aerodinámica y la incógnita del KERS

La reglamentación técnica de la Fórmula 1 apunta a medio plazo en dos direcciones bien definidas: la contención de gastos y la protección medioambiental. Y en ese sentido, en 2009 se empezarán a aplicar los primeros cambios que pueden afectar de forma evidente al rendimiento de los monoplazas.

La mayor de las incertidumbres es la que se refiere al KERS, el sistema de recuperación de energía cinética que permitirá a los motores disponer de una potencia extra durante unos instantes, facilitando así los adelantamientos. El problema es que la tecnología está poco probada y los equipos tienen dudas sobre su eficacia inmediata e incluso sobre su seguridad, tantas que algunas ya han adelantado que puede que no tengan el KERS a punto en el primer gran premio de la temporada.

Otro cambio significativo es el retorno a los neumáticos lisos, completamente slicks para seco, que unidos a una aerodinámica menos sofisticada debe influir en el comportamiento de los coches. Por último, los ingenieros también afrontarán el reto de conseguir que sus motores duren ya tres grandes premios.

Etiquetado en:

También te puede interesar