Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

Estas leyendo

"No me han tratado bien, pero estoy tranquilo"

Motociclismo | GP de San Marino

"No me han tratado bien, pero estoy tranquilo"

"No me han tratado bien, pero estoy tranquilo"

Valentino Rossi dio la cara por vez primera ante la Prensa tras su lío fiscal y no eludió ningún tema. Cree que correr en Misano le puede ayudar a quitarse presión y reconoce sus problemas: "La situación es difícil"

Tarde, como de costumbre, pero presente al fin y al cabo, compareció ayer ante la prensa por vez primera Valentino Rossi desde que estallara su escándalo fiscal. El heptacampeón llegó con cuatro minutos de retraso a la rueda de prensa oficial previa al GP de San Marino y de la Rivera de Rimini, qué nombre tan largo, por cierto. Allí le esperaban Stoner, Hopkins, Melandri y Hayden, que esta vez no quisieron empezar sin que estuviera El Doctor en su puesto, como si ellos también entendieran que su presencia era más testimonial que nunca. Cuando el de Yamaha tomó la palabra, lo hizo con todas las consecuencias y sin evitar ninguna pregunta, reconociendo sus problemas: "La situación es difícil".

Antes de ser preguntado sobre su estado de ánimo, el entrevistador de la organización quiso romper el hielo a propósito de lo especial que para Valentino será correr en Misano, un circuito que está a sólo 15 kilómetros de su casa, en Tavullia. "Es muy extraño venir a Misano para correr una carrera de MotoGP, pero es muy emocionante para mí. La primera vez que rodé en un circuito en mi vida con una moto grande fue en Misano. He corrido muchas carreras aquí y es bueno que exista esta prueba porque en esta zona de Italia la pasión es mayor que en el resto", contestó sabiendo que eso era lo que menos interesaba de su comparecencia.

Después de algunas preguntas más puramente deportivas, Nick Harris, el entrevistador, agarró el toro por los cuernos y le preguntó cómo sobrellevaba tener que subirse a una MotoGP de 800cc y unos 230 caballos de potencia sin pensar en la que le está cayendo encima. Rossi habló serio, con sinceridad y soltando algún reproche: "Claro que mi situación es difícil, porque cuando ruedas con una MotoGP a tope tienes que estar concentrado al máximo para no cometer errores. Necesitas estar relajado y a mí no me han tratado bien. He leído y oído cosas extrañas sobre mí que no eran verdad. Por eso estoy callado, pero estoy tranquilo".

Ahí se abrió el turno a todos los presentes, y la tensión creció, especialmente cuando se le preguntó si existía la posibilidad de abandonar la competición al acabar el año por no ser tan feliz en las carreras como lo era antes. "No, porque tengo contrato en vigor para la próxima temporada", contestó con aire seco. Lo que no quiso fue excusar su sexto puesto en Brno con sus problemas externos: "Fue más difícil mantener la concentración, pero en las dos carreras anteriores, Sachsenring y Laguna Seca, nuestro potencial era similar, era malo. La situación ahora es más clara, no es fantástica, pero estoy tranquilo y creo que correr en Misano ayudará a quitarme presión de encima". Y aseguró que dará la cara también ante la ley: "He hecho todo bajo los parámetros de la ley y por eso estoy tranquilo, así que si después de este control existe algo irregular, estoy listo para asumir mi responsabilidad".

A partir de hoy, ya sólo hablará de motos, como debe ser, y convencido de que ha afrontado la situación como debía hacerlo, incluida la ley de silencio que ayer rompió: "He hecho lo que era mejor para mí y sólo hago lo mismo que haría toda la gente en mi lugar".

También te puede interesar