Gaming Club
Regístrate
españaESPAÑAméxicoMÉXICOusaUSA

Cine

Crítica de Megalodón 2: La Fosa, Jason Statham contra el tiburón definitivo

Una película de tiburones y monstruos que proporciona casi dos horas de acción y entretenimiento sin mayores pretensiones.

Actualizado a
Megalodón 2 La Fosa

“Siempre hay un pez más grande”, dice Qui-Gon Jinn en Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma. Megalodón 2: La Fosa, la secuela protagonizada por Jason Statham, sigue esa máxima al pie de la letra. Si no tuvimos suficiente con el gigantesco tiburón de la primera entrega, en esta segunda parte no hay uno, sino varios, cada cual más fiero y voluminoso. Bajo las aguas, en lo más profundo del océano, viven los ancestros de los escualos contemporáneos, unas criaturas que se creían extintas, pero que nadan en los lugares vedados para el ser humano... hasta que emergen a la superficie

Las películas de tiburones se han convertido en todo un subgénero del cine de casquería, con decenas de productos que ni te imaginas que existen. La mayoría de ellas tienen en común una producción cutre y de bajo coste, así como unos guiones paupérrimos y absurdos. Megalodón 2 no bucea por esas aguas, sino que aletea en una zona más rica, al menos en lo que se refiere a los efectos especiales. Como película de acción con criaturas monstruosas es un entretenimiento gozoso, aunque su argumento naufraga y es engullido por los tiburones nada más rozar el mar.

¿De qué va Megalodón 2: La Fosa?

Jason Statham repite como Jonas Taylor, un héroe de acción atípico en el fondo (que no en la forma), ya que lucha por la conservación del medio ambiente. Más allá de este constructo activista, el personaje adquiere un rol paternal con la joven Meiying, una adolescente de 14 años que desea seguir los pasos de su madre y sumergirse entre escualos. Jiuming (Jing Wu) y su equipo logran criar a un megalodón hembra en cautividad, al tiempo que plantean una ambiciosa exploración submarina, que por supuesto sale fatal.

La codicia es el mal del ser humano. La exploración se ve truncada cuando una operación minera ilegal entra en juego. A los antagonistas con aletas y dientes se le une un grupo de avariciosos capaces de matar a sus madres por llenarse los bolsillos, aunque sea a costa del bienestar del resto. Son personajes arquetípicos de malos malosos sin escrúpulos, que traicionan a Jonas y compañía sin ni siquiera pestañear.

Megalodón 2
Ampliar

Tanto los protagonistas como los villanos son personajes olvidables. Ni el guion ni el humor cuajan del todo, si bien funciona como película de monstruos: megalodones, dinosaurios, calamares gigantes... la acción y la espectacularidad se dan de la mano en una producción que destaca precisamente por eso, por ofrecer un buen espectáculo en la pantalla de cine. Sin más pretensiones. Pum, pum, pam, pam, ay,ay, ja,ja y c’est fini.

Megalodón 2: La Fosa se estrena solo en cines el 4 de agosto.