de Blob 2: The Underground

Coloreando

Buscamos siempre propuestas que no despierten tedio, que merezcan cada penique invertido, preferiblemente para nuestra consola de sobremesa preferida. THQ comenzó su andadura en la nueva generación con un tapado deBlob que hizo soñar con mejores y más originales títulos para el catálogo de Nintendo Wii. Varios años después, la secuela se aleja de las pretensiones de su antecesor en cuanto a innovación, aunque mantiene la frescura en cuanto a calidad en los apartados que deben brillar con luz propia. Nada nuevo, pero igualmente entretenido.

Coloreando

Buscamos siempre propuestas que no despierten tedio, que merezcan cada penique invertido, preferiblemente para nuestra consola de sobremesa preferida. THQ comenzó su andadura en la nueva generación con un tapado deBlob que hizo soñar con mejores y más originales títulos para el catálogo de Nintendo Wii. Varios años después, la secuela se aleja de las pretensiones de su antecesor en cuanto a innovación, aunque mantiene la frescura en cuanto a calidad en los apartados que deben brillar con luz propia. Nada nuevo, pero igualmente entretenido.