Guerra al Comunismo

Treyarch nos trae un nuevo Call of Duty, pero no es "otro" Call of Duty más. Las aventuras de Mason son las nuestras, y seremos testigos de acción de la buena. Un nuevo comienzo...

Guerra de precisión

La ambición de Treyarch no tiene límites: después de destinar un grupo específico de personas para desarrollar la adaptación de Modern Warfare, aparecida en noviembre de 2010, ahora afrontan el reto de llevar a la sobremesa de Nintendo la aclamada experiencia que ofrece el último Call of Duty, Black Ops. No se pierde nada por el camino, conservando la excelente labor estética del original, los modos multijugador y un sistema de juego único, que llega con el añadido del mando clásico para satisfacer a los que reclamaban a gritos su inclusión.

Una de cal, y otra de arena

La misión de Treyarch este año en PC era doble: por un lado, hacer olvidar la dramática situación que se vivió hace un año con la versión para PC de Modern Warfare 2, y por otro, redondear una entrega a la altura de las memorables obras de Infinity Ward. ¿Lo habrá conseguido? ¿Está Black Ops a la altura del primer Modern Warfare, o al menos de la competencia en la plataforma?

FICHA TÉCNICA

  • DS
Carátula de DS