Gaming Club
Regístrate
españaESPAÑAméxicoMÉXICOusaUSA
Betech
Ciencia y tecnología

Tecnología

Análisis de Lenovo Legion Go, una alternativa a la Steam Deck de Valve con toque Nintendo Switch

Probamos este PC al estilo consola portátil, diseñado para jugar y para disfrutar de otros contenidos audiovisuales, ¿merece la pena?

Actualizado a
Lenovo Legion GO

Llevarse los juegos de PC a cualquier parte ya es posible gracias a los diversos productos que se pueden encontrar hoy en día en las tiendas. No es que Steam Deck fuera la primera, pero la máquina de Valve ha abierto el camino para que otros dispositivos compitan en un mercado que todavía tiene su espacio por cubrir. Tras probar Lenovo Legion Go en profundidad llegamos a la conclusión de que es una fantástica alternativa tanto para Steam Deck como para Asus Rog Ally, no solo porque se trata de un hardware potente, sino porque añade innovaciones que aportan matices interesantes a la experiencia de juego.

Al igual que otras máquinas del estilo, Lenovo Legion Go es un ordenador con forma de consola portátil, diseñado específicamente para hacer funcionar videojuegos de PC. MeriStation asistió a la presentación oficial en Milán, donde la marca explicó el concepto e hizo hincapié en que la idea de diseño responde a la necesidad de aunar potencia y ergonomía, todo ello teniendo en cuenta que se trata de una máquina pensada para jugar en cualquier parte. En lo que respecta al hardware, sorprende su impresionante pantalla táctil de 8,8 pulgadas, que sin ser OLED —Lenovo nos dijo que no la descartaban en el futuro, pero que aún no hay planes—, permite mostrar los juegos al detalle, con una resolución máxima de 2560x1600. La pantalla es más grande que la de sus competidoras, por no hablar de que la tasa de refresco alcanza los 144 hz, una opción que gustará a los jugadores más competitivos.

Especificaciones técnicas de la Lenovo Legion Go

EspecificacionesLenovo Legion Go
ProcesadorAMD Ryzen Z1 Extreme
GráficosAMD Radeon Graphics (integrado)
RAM16 GB LPDDR5X-7500MHz (soldado)
Disco DuroSSD, 512 GB
Sistema operativoWindows 11
Software propioSí, Legion Space
PantallaQHD+ táctil, 22′23 cm (8,8′')
Tipo de panelIPS
Resolución nativa2560x1600
Tasa de refrescoHasta 144 Hz
Brillo500 nits
USB2 puertos, USB 4.0
Batería49,2 Wh

El rendimiento era uno de los objetivos de diseño que Lenovo se marcó a la hora de perfilar el hardware. La potencia es parecida a la de la Rog Ally, pues monta incluso el mismo procesador (el Ryzen Z1 Extreme). Con 16 GB de RAM y un disco duro SSD de hasta 1TB (la versión que probamos es de 512 GB), Legion Go saca partido a muchos juegos, incluyendo títulos triple A actuales. El talón de Aquiles de estos productos suele ser la batería, así que preguntamos a Lenovo por la autonomía. No quisieron proporcionar un número concreto de horas porque depende mucho del tipo de juego, de su exigencia y del uso del procesador que haga, pero la duración es parecida a la de otros productos del mercado. Esto es un problema de la industria, porque ahora mismo no se puede conseguir una autonomía lo suficientemente duradera. En apenas un par de horas, tendrás que conectar la Lenovo Legion Go a la corriente.

Hemos probado juegos antiguos y nuevos: Baldur’s Gate 3, Assassin’s Creed Origins, Rayman Origins, Final Fantasy XIII, GTA V, The Witcher 3: Wild Hunt... siempre se puede jugar con las ajustes de cada juego para obtener los mejores resultados, pero Lenovo ha incorporado tres configuraciones distintas para el rendimiento: Modo Power-savin g, Modo Rendimiento y Modo personalizado. A diferencia de Steam Deck, que dispone de un proceso de verificación y de optimización por parte de las desarrolladoras, Legion Go no cuenta con esta ventaja tan valiosa.

Lenovo Legion Go
Ampliar

Como cargar la batería es práctica habitual, Lenovo ha tenido la inteligencia de incluir dos entradas USB. De esta forma, es posible conectar el cargador tanto en la parte superior como en la inferior. Por ejemplo, si estás tumbado en la cama, resulta mucho más cómodo conectarlo arriba, por lo que así el cable no se dobla ni se entromete en la sesión de juego. Por otro lado, la consola ofrece la posibilidad de conectarse a la televisión, para lo que necesitarás conectar el cable correspondiente al Display Port. Es decir, no incluye un dock como Nintendo Switch. ¿Y que más slots incorpora? El almacenamiento se puede ampliar hasta 2 TB (tiene una ranura microSD), tiene salida jack, Bluetooth 5.1...

No es la máquina más ligera del mercado. Pesa más que Steam Deck y Rog Ally, su construcción es algo más robusta, si bien en las manos es cómoda. Sus botones tienen calidad y los gatillos dan sensación premium. Por si eso no fuera poco, han diseñado unos sticks que no padecen el problema del ‘drift’, que han sufrido tanto Nintendo Switch como el mando DualSense de PS5. Los ventiladores rugen cuando la exigencia de hardware es máxima, lo que hace que sea más ruidosa que las otras dos máquinas. Con todo, no estropea la experiencia de juego general.

Lenovo Legion Go
Ampliar

Windows 11, toda una garantía para el gaming

Steam Deck utiliza su propio sistema operativo, y aunque se trata de una plataforma abierta a la instalación de otros OS, siempre es más complicado porque hay que trastear para poder acceder a otras plataformas distintas a la de Valve. Una de las ventajas de Lenovo Legion Go es que se vale de Windows 11, lo que supone la posibilidad de acceder a todas las tiendas principales y a sus bibliotecas. De hecho, la compañía ha trabajado con Microsoft para integrar Xbox Game Pass en el dispositivo, hasta el punto de que incluye una suscripción gratuita de tres meses a Ultimate. Por otro lado, el sistema operativo es óptimo para el juego, pero al mismo tiempo chupa mucha batería incluso cuando no estás jugando.

Lenovo ha desarrollado un software propio (Legion Space) para reunir todas las tiendas principales en una misma plataforma. Desde el principio puedes descargar Steam, Epic Games Store, Xbox, GOG, Ubisoft Connect, etc., así como acceder a la biblioteca de juegos instalados. El programa todavía da problemas, se atasca y está un poco bugueado, pero es cuestión de tiempo que se vaya estabilizando gracias a las actualizaciones de software.

Lenovo Legion Go
Ampliar

Mandos a lo Joy-Con de Nintendo Switch y modo FPS

Nada más ver los mandos de la Lenovo Legion Go uno se da cuenta de que son parecidos a los de Nintendo Switch. El concepto es el mismo, aunque extraerlos no es tan satisfactorio, pero sí funcional. Eso sí, una vez desacoplados, su funcionamiento es muy bueno. Además, es posible colocar la consola en la mesa o en un soporte plano de manera similar a la consola de los de Kioto. En la parte trasera tiene una pestaña desplegable para que la consola se sostenga sin mayores problemas.

El modo FPS es sorprendente sobre el papel: puedes enganchar uno de los mandos al soporte magnético y convertir el dispositivo en una especie de ratón. Por desgracia, no nos ha convencido del todo, quizá porque ofrecer distintos modos de jugar requiere un cambio de chip al que lleva tiempo acostumbrarse, sobre todo cuando las dinámicas de los controles tradicionales están tan interiorizadas. Lo mismo ocurrió con los controles de movimiento en su día, que tuvieron que pulirse y mejorar a lo largo de los años.

Lenovo Legion Go
Ampliar

Lo trataremos en un artículo más adelante, pero hemos podido disfrutar de Lenovo Legion Go junto a las Legion Glasses, unas gafas de realidad aumentada que se conectan a la consola y que nos brindar la oportunidad de acceder a una pantalla virtual. El resultado es sorprendentemente bueno, te da la sensación de estar en un cine. Por supuesto, se puede aprovechar para ver contenido audiovisual de Netflix o de cualquier otra plataforma. Al mover la cabeza, la pantalla acompaña a la mirada. Es verdad que el aislamiento es muy bueno, aunque se puede acoplar un accesorio que lo mejora aún más. De todos modos, como ocurre con los visores de realidad virtual, todo dispositivo que se coloca en el cuerpo puede resultar un tanto intrusivo, por lo que la experiencia depende de cada persona.

Se venden dos modelos de Lenovo Legion Go, ambos con las mismas prestaciones salvo el espacio del SSD, que en un caso es de 512 GB y en otro de 1 TB, aunque en la web de la compañía solo figura el primero: es posible adquirirla desde 799,01 euros.

Normas