Actualidad

Spielberg critica a Warner por arrojar a sus amigos cineastas “debajo de un autobús”

El director percibió con pesar cómo las películas de sus compañeros fueron estrenadas en HBO Max sin pasar por las salas.

Spielberg es intocable. Es de esos directores que se ha labrado una carrera con trabajo, talento y buen hacer. Cada declaración suya tiene pues más relevancia y calado que si las dijera otro director de Hollywood. Se le presta atención y se analiza lo dicho con respeto. Pues bien, unas recientes declaraciones a The New York Times no dejan indiferente a nadie.

Cuando el Cine desapareció con la pandemia

Las cifras del cine prepandemia eran absolutamente espectaculares. En 2019 se batieron todos los records con Disney a la cabeza. Y ya sabemos lo que ocurrió después. El mundo se paralizó y la cultura pisó el freno. Solo se salvaron los libros digitales, los viudeojuegos y, a lo que vamos, los servicios de streaming.

Netflix, Disney, HBO Max… vieron cómo sus suscriptores subieron como la espuma en un momento en el que los confinamientos nos encerraron en nuestras casas. Con las salas vacías, empezaron a llemnarse los cajones de las productoras con decenas de pelíuclas que ya no podían estrenarse en salas. Warner, desesperada, optó por estrenar directamente en HBO Max, cruzando los dedos para que los números del estreaming compensaran el gasto.

Otros productos, como el último Bond, sufrieron una travesía por el desierto intentando venderse a estas plataformas por un precio que ninguna quiso pagar, lo que derivó en una eterna espera hasta un estreno tradicional. Spielberg se ha pronunciado sobre esos tiempos oscuros, en los que colegas de profesión y amigos vieron su esfuerzo recortado por las pantallas de televisión.

"La pandemia creó una oportunidad para que las plataformas de transmisión aumentaran sus suscripciones a niveles récord y también arrojaron a algunos de mis mejores amigos cineastas debajo del autobús, ya que sus películas no se estrenaron sin contemplaciones en los cines".

Dicho esto, continuaba afinando quién estaba en el centro de su diana:

"Fueron pagados y las películas quedaron repentinamente relegadas, en este caso, a HBO Max. El caso del que hablo. Y entonces todo empezó a cambiar".

Afortunadamente las cosas han vuelto poco a poco a su cauce, aunque todavía sin las cifras mágicas de antaño. ¿Qué pensáis vosotros al respecto? ¿Tiene razón Spielberg? ¿Hizo bien Warner?

Fuente | screenrant