Actualidad

Keanu Reeves y su particular lista de películas favoritas ¿Cuántas has visto?

Los gustos de Keanu Revees parecen muy particulares, y se traducen en una lista de películas muy poco habitual, como lo es el propio actor.

Nos enteramos a través de Squire de una lista muy especial de películas recomendadas por Keanu Reeves. Se trata de una actualización de una vieja petición de su compañera en Matrix, Carrie-Ann Moss. En su momento respondía a una solicitud de consejo a Keanu de la intérprete de Trinity para ver películas con sus hijos adolescentes. Esta revisión deja a las claras que ya no es apta para menores, y Reeves se despacha a gusto sin límite alguno. El resultado es bastante curioso por poco habitual, como el propio actor, vaya. Veamos una por una qué títulos la componen.

La lista de películas recomendadas por Keanu Reeves. La heterogeneidad al poder.

The Neon Demon (2016): la película del amigo de Kojima (podeís verlo en Death Stranding) de nombre casi impronunciable (Nicolas Winding Refn) es de lo más raro de la lista. No empecéis por aquí si os queréis seguir llevando bien con Keanu, o si preferís, sustituidla por la estupenda Drive, también suya, que ya con su increíble arranque os dejará totalmente enamorados.

La naranja mecánica (1971): La película que Kubrick mantuvo sin estrenar en Gran Bretaña por respeto a su madre. A Bart Simpson le encanta disfrazarse como su protagonista. Dios los cría…

Rollerball (1975): Película futurista de los 70 (aunque hay versión moderna del 2002, inferior, por supuesto), podéis probar de primera mano su violento deporte sobre patines en el recién estrenado juego Rollerdrome, que se le parece mucho.

Amor carnal (2016): Ana Lily Amirpour escribe y dirige su segunda película en mitad del desierto. Una peli posapocalíptica, pelín rara pero muy interesante, con Jason Momoa y el propio Reeves. Descubriréis lo multiusos que puede tener un monopatín.

¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (1964): Clásico de Kubrick que vuelve a estar de moda por el ambiente bélico que vivimos. El vaquero montado, cual vaca de rodeo, en una bomba recién lanzada es Historia del Cine.

Los siete samuráis (1954): Una de las mejores películas de aventuras de todos los tiempos. Tres horazas que pasan en un suspiro. Base para los Siete magníficos en el cine y Mass Effect 2 en los videojuegos. Si sois de los que activasteis el modo Kurosawa en Ghost of Tsushima os vais a sentir como en casa.

Amadeus (1984): La risa loca de Mozart poniendo de los nervios a un envidioso Salieri. Yo puedo ser vulgar, pero mi música no lo es, soltaba Amadeus en un momento de lucidez. El resto, purito rocanrol en pleno siglo XVIII.

Rosencrantz y Guildenstern han muerto (1990): algo huele a podrido en Dinamarca. Shakespeare y Hamlet vistos desde la segunda fila, lejos de los focos, entre bambalinas.

El ejército de las tinieblas: Divertidísmo final para la trilogía comenzada por Posesión infernal. Sam Raimi, Bruce Campbell y compañía, ya plenamente conscientes del mito que tienen entre manos, disfrutando como niños sierra mecánica en mano. Por supuesto, se han hecho series y videojuegos al respecto.

Arizona Baby (1987): Otra película muy loca en la lista (y van…). Nicolas Cage (esperad, ¿Cage y película loca en la misma frase no es una redundancia?) protagoniza esta película alejada del tono habitual de los Cohen, por lo menos hasta la llegada de El gran Lebowski o incluso Fargo.

El gran Lebowski (1998): Y claro, no podía faltar el Nota, visto los caminos abiertos en la lista y mención a los hermanos Cohen mediante. Película de culto con uno de los iconos modernos del cine como protagonista. Inolvidable interpretación/creación de Jeff Bridges

Nikita, dura de matar (1990): Luc Besson antes de llevarnos de viaje por el universo con El quinto elemento. Tanto éxito tuvo esta asesina que dio para versión americana (menor) y serie de televisión (estimable).

El profesional (Léon) (1994): Contimuamos con el director francés. Tenemos en Leon nada menos que a Natalie Portman debutando con 13 años en su primera película. Vista hoy da un poco de gringe esta extraña e improbable amistad entre un asesino profesional y una niña (hay escenas eliminadas, digamos que, algo perturbadoras), pero se entiende perfectamente su halo de peli de culto.

El jovencito Frankenstein (1974): uno de los grandes clásicos de Mel Brooks. Rodada en blanco y negro, es un homenaje al cine de terror de la Universal, en especial a las pelis de Fronkonstin, estoooo, perdón, Frankenstein.

Sillas de montar calientes (1974): Seguimos con Mel Brooks en un 1974 de lo más prolífico, con su desternillante incursión en el western. Faltarían todavía un buen puñado de años para deleitarnos con La loca historia de las Galaxias, con una ristra de películas inolvidables estrenadas en medio (La última locura, La loca historia del mundo, Soy o no soy...).

Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (1975): Le va el humor a Keanu Reeves, aunque aquí pasamos al británico. Los caballeros es la primera película de los genialísimos Monty Python, que sacaron oro de su escaso presupuesto (esos caballos con su trotar a base de entrechocar cocos no tienen precio).

El fuera de la ley (1976): Clint Eastwood dirigiendo e interpretando espaghetti western según las enseñanzas de su maestro Sergio Leone. Esta joven promesa ya empezaba a andar, sola y con paso firme, en pos de afianzarse como leyenda del cine americano.

Mad Max 2. El guerrero de la carretera (1981): una obra maestra del cine de acción y aventuras solo superada por el mismo George Miller con Furia en la carretera ya en este siglo. Eterno Max, podríamos decir que el videojuego es más cercano a esta segunda parte que a la mágnifica última incursión cinematográfica. Y ojo, a ella le debemos que tuvieramos en Fallout 3 a un perro llamado Albondiga. Palabras mayora.

¿Qué os ha parecido la lista? ¿Cuántas habéis visto? ¿Os pica la curiosidad con algunas, vais a intentar verlas? Os leemos en los comentarios.

Fuente I Squire