Zombie Army 4: Dead War
Zombie Army 4: Dead War
Carátula de Zombie Army 4: Dead War

Zombie Army 4: Dead War, análisis. Pesadilla portátil

Rebellion lleva la pesadilla zombi de la Segunda Guerra Mundial a los circuitos de Nintendo Switch manteniendo el tipo y añadiendo ciertas novedades.

Uno de los aspectos más llamativos de Nintendo Switch es la posibilidad de jugar a no pocos ports de otras plataformas que, a pesar de que suelen aparecer más tarde -incluso con años de por medio-, se pueden disfrutar en modo portátil con bastante solvencia, con todo lo que ello conlleva. Este es el caso de Zombie Army 4: Dead War, la cuarta entrega del spin-off de la saga Sniper Elite de Rebellion con zombis, en un contexto de Segunda Guerra Mundial alternativa. Y lo hace manteniendo todas las características de la entrega original de 2020 aparecida en PC, PS4 y Xbox One, con el consiguiente recorte a nivel gráfico aunque aportando otras particularidades que hacen de esta versión todo un caramelo para los usuarios de la híbrida de la Gran N. Veamos qué tiene por ofrecer el apocalipsis en una Europa de los años 40 invadida por hordas de no-muertos, ahora con la posibilidad de llevarnos dicha pesadilla allí donde queramos en modo portátil.

La Resistencia se alza contra los zombis

En este análisis vamos a centrarnos en las características de Zombie Army 4: Dead War en su versión de Nintendo Switch; si queréis conocer todos los detalles de la entrega de PC y consolas, no dudéis en consultar nuestro análisis de 2020. A grandes rasgos, y sin entrar demasiado en la trama, Zombie Army 4: Dead War nos lleva a una Europa de los años 40 que ha sufrido los estragos de una Segunda Guerra Mundial alternativa, en la que los nazis se han convertido en una plaga que está devorando en continente poco a poco, pero sin descanso. Así, tras derrotar a la versión zombi de Hitler en la anterior entrega, la aterradora saga spin-off de Sniper Elite nos invita a erradicar una invasión desde el mismo inframundo a través de diferentes localizaciones y ciudades del Viejo Continente. Todo ello en forma de shooter en tercera persona con la posibilidad de jugar en modo cooperativo para hasta 4 jugadores.

Volviendo a este nuevo port del título de Rebellion para la consola de Nintendo, lo primero que llama la atención es el contenido que viene incluido en el cartucho o, en su defecto, con la descarga desde la eShop. Así, el juego llega acompañado con todos los contenidos del Season Pass One del título, incluyendo 3 niveles adicionales, 4 paquetes de personajes, 9 paquetes de armas, 5 paquetes de aspectos de arma y 4 paquetes de trajes de personaje.

Por otro lado, y más allá del DLC gratuito basado en Left 4 Dead, se pueden adquirir los otros dos Season Pass en la eShop, los cuales aportan mucho más niveles, apariencias, armas y mucho más. ¿Podría llegar todo incluido en este port? Seguramente sí, pero debemos tener en cuenta que los Season Pass 1 y 2 también son de pago en el resto de versiones del juego.

Ahora bien, ¿cómo se ve Zombie Army 4: Dead War en Nintendo Switch? ¿Qué tal su rendimiento respecto a las versiones de PC, PS4 y Xbox One? Ciertamente, y como es habitual en este tipo de adaptaciones, el título ha sufrido algunos recortes tanto a nivel gráfico como a nivel de rendimiento, especialmente respecto a las actualizaciones de nueva generación que recibía el juego a finales del pasado año. Aun así, Zombie Army 4: Dead War en Switch se mueve con soltura y se ve bastante bien si tenemos en cuenta las posibilidades técnicas de la consola, especialmente en modo dock.

Si bien podemos observar los típicos recortes como modelados algo más sencillos o texturas y elementos más planos, el juego no desmerece en absoluto respecto al resto de versiones. Las cifras son claras: 1080p en modo dock y 720p en modo portátil, en ambos casos a 30 fps, sin caídas apreciables en ninguna de las dos modalidades. En definitiva, visualmente estamos ante uno de los ports mejor resueltos en Switch que, si bien no resulta muy espectacular, cumple sobradamente en buena parte de los aspectos visuales.

Por otro lado, y a nivel de experiencia, llegan las típicas características adaptadas a Switch. Tanto es así, que se ofrece la posibilidad de jugar en cooperativo a 4 tanto en el modo campaña como en el modo horda, ya sea en modo local con cuatro consolas conectadas de forma inalámbrica o a través de conexión online. A nivel de control se ofrecen algunas combinaciones de Joy-Con ya vistas en otros títulos similares, además de contar con la opción de apuntar a través del giroscopio, también en el Pro Controller.

Esta particularidad puede funcionar durante sesiones cortas por simple curiosidad, aunque pronto nos cansaremos y regresaremos al apuntado normal. La vibración HD también hace acto de presencia e incluso podemos importar nuestra partida de Zombie Army 4: Dead War de Steam a Switch a través de la funcionalidad Steam Cross Save. Un buen detalle, sin duda.

CONCLUSIÓN

Zombie Army 4: Dead War en Nintendo Switch mantiene el tipo a todos los niveles, mucho más que muchos otros ports que se resienten demasiado a nivel visual y/o de rendimiento. Si bien es evidente el recorte técnico, en ningún momento desmerece frente al resto de versiones y ofrece un empaque más que digno en la híbrida de Nintendo. Todo ello con las diferentes opciones de control, multijugador local y online, todos los contenidos del primer Season Pass incluidos y la posibilidad de aniquilar la plaga zombi de la Segunda Guerra Mundial allí donde queramos con el modo portátil.

LO MEJOR

  • Port competente a nivel gráfico
  • Rendimiento sólido en dock y portátil
  • Contenidos extra incluidos en el cartucho
  • Muy divertido en cooperativo

LO PEOR

  • Recortes gráficos evidentes en ciertos aspectos
  • Desarrollo que puede hacerse monótono y repetitivo
  • Algún que otro bug
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.