Chocobo GP
Chocobo GP
Carátula de Chocobo GP

Análisis de Chocobo GP: pisamos el acelerador en el universo de Final Fantasy

Analizamos Chocobo GP, el nuevo título de carreras de karts ambientado en el universo de Final Fantasy disponible en Nintendo Switch exclusivamente.

Fue en 1999 cuando pasó a estar disponible Chocobo Racing, uno de los muchos spin-off de la saga Final Fantasy que nos propuso echar unas cuantas carreras protagonizadas por estos adorables pollitos amarillos en la primera PlayStation. Veintitrés años después llega Chocobo GP, una nueva versión destinada exclusivamente a Nintendo Switch que se encuentra a la sombra de grandes titanes del género como Mario Kart 8 pero que aun así supone una opción a tener en cuenta para los amantes de la saga mágica de Square Enix.

Será el próximo 10 de marzo cuando el título pase a estar disponible, con una versión Lite gratuita o la completa de pago, pero en MeriStation ya hemos tenido la oportunidad de pasar horas y horas en sus circuitos y por aquí os contamos qué nos ha parecido este regreso de los chocobos y sus amigos a la pista. Subiros al kart y preparaos…3…2…1…GO!

Un modo historia sencillo pero entrañable

Uno de los ejes centrales de Chocobo GP y que nos sirve como punto de partida para aprender los controles y a usar todos los tipos de magicitas y efectos en las carreras, además de desbloquear un buen puñado de personajes, es el modo historia. Compuesto por nueve capítulos, no nos llevará mucho más de un par de horas completarlos todos y gracias a ello podremos tener una buena base del juego que tenemos entre manos. Ya sea en modo principiante o maestro, una vez que hayamos superado todo el contenido accederemos a un modo Extra en el que es posible desbloquear nuevas recompensas y enfrentarnos a desafíos inéditos.

En general, lo que más valoramos de este modo historia son las escenas que acompañan a cada una de las carreras, en las que conocemos (o reencontramos) a personajes muy reconocidos en la saga Final Fantasy como Cid o Vivi, además de a invocaciones como Ifrit, Shiva o Maduin, entre muchos otros. En total hay hasta 24 personajes disponibles para escoger, cada uno con un tipo de habilidad distinta y un vehículo variado con stats únicos de velocidad, agarre, aceleración y derrape. Por lo diferentes que se sienten cada uno de ellos a los mandos, nos hemos visto en la situación de terminar por probarlos todos, algo que en otros títulos no nos ocurre y solemos quedarnos únicamente con nuestro par de personajes favoritos.

Más allá de sus características en la pista, cualquier fan de la saga Final Fantasy reconocerá referencias y guiños en su modo historia, que a pesar de ser breve funciona bien para hacernos disfrutar de escenas divertidas y entrañables entre los personajes. Todo ello es bastante simple y con un tono infantil alejado de la oscuridad característica de algunas entregas de la saga Final Fantasy. Sin embargo, dado el enfoque desenfadado y familiar que tiene esta obra, le sienta como un guante.

Eso sí, cabe mencionar que para desbloquear cierto contenido como personajes e ítems de personalización para los vehículos (modelos, colores y pegatinas) tendremos que usar dinero real, ya que dentro del juego existen micropagos internos opcionales en forma de Mitrilio. Éste se usa principalmente para comprar los pases de premios Premium (pases de temporada de los que aún no tenemos detalles), aceleradores de progreso, ítems para subir de nivel, etc. Desde Nintendo nos han confirmado que ya hay planes para distribuir mitrilio de forma gratuita en ocasiones especiales que detallarán próximamente.

Los motores rugen y cruzamos la línea de meta

Una vez en la pista nos encontramos con un sistema de conducción sencillo pero efectivo, que va tornándose más complejo a medida que se añaden nuevas magicitas y efectos a la partida. Estas son las que en otros títulos de karts se traducirían como objetos, las cuales podemos lanzar en cualquier momento de forma individual (cuando las recojamos de forma aleatoria por la pista) o bien esperar a recoger una o dos más con tal de potenciar la que tenemos equipada. Bolas de fuego en línea recta, un remolino de agua, portales que nos permiten avanzar o retroceder en la pista, un Bahamut que nos ayudará a ganar posiciones si vamos en último lugar…son muchas las opciones disponibles y dan mucho juego a cada carrera, variando el resultado de la misma en función de la suerte que tengamos al obtener estos ítems, cómo los usen nuestros adversarios y demás.

Nuestra propia habilidad a los mandos es también un elemento clave para ganar, por supuesto, ya que no todo se basa en magicitas y los stats del personaje que escojamos. Derrapar en cada curva, usar el salto en las elevaciones del terreno para caer y hacer un acelerón, aprovechar cualquier atajo o boost de la pista para poder avanzar posiciones…nada de esto es una novedad para aquellos acostumbrados a los juegos de karts. En comparación con otros, eso sí, resulta bastante más sencillo en todos sus ámbitos. Es por este motivo que puede resultar ideal para los más pequeños de la casa o bien aquellos que no son demasiado hábiles jugando, pero tal vez a los jugadores más experimentados este Chocobo GP se les quede corto en cuanto a jugabilidad.

Multijugador, contrarreloj, torneo y demás modos de juego

Encontramos varios modos de juego disponibles más allá del de la historia. Contrarreloj nos propone un reto propio en el que podemos retarnos a nosotros mismos a batir nuestras marcas personales en los diferentes cirtuitos. Si tenemos la consola conectada a internet también podemos comparar nuestras puntuaciones con la de otros jugadores de todo el mundo (de forma asíncrona) para ver quién logra conseguir el mejor tiempo. Por otro lado, Torneo propone una selección de hasta cuatro carreras consecutivas para darnos la oportunidad de mejorar nuestras marcas en todas ellas y sumar los puntos suficientes como para poder subir al podio y alzar el trofeo de oro. Por último, en el modo de carrera personalizada podemos modificar parámetros como el usar o no magicitas, el nivel de la CPU, el número de carreras totales y los circuitos en los que vamos a competir.

También contamos con un modo multijugador, local a pantalla partida o en línea, y la gran copa Chocobo GP, una opción que no hemos podido probar dada la limitación de los servidores en los días previos al lanzamiento del juego pero que básicamente propone enfrentarnos a jugadores de todo el mundo para demostrar nuestra posición en el ranquin global. En general, lo que más hemos podido disfrutar de esto es del modo multijugador local, el cual aguanta bien el tipo y resulta divertido al poder compartir la experiencia de juego con un ser querido ambos sentados en el mismo sofá. Aun así, echamos en falta alguna innovación al respecto de estos modos de juego adicionales, como un modo batalla en un escenario abierto (algo típico en juegos de la saga Mario Kart o en Crash Team Racing) que aquí brilla por su ausencia.

Apartados gráfico, técnico y sonoro con sus más y sus menos

Gráficamente Chocobo GP no es nada del otro mundo, pero tampoco presenta grandes problemas de texturas y demás en Nintendo Switch. Su estilo colorido y alegre casa bien con un ambiente general desenfadado e incluso infantil y todo se mueve de forma bastante fluida. Es en lo técnico donde sí hemos encontrado algún que otro fallo menor, aunque nada grave que nos impida continuar con nuestra partida o nos saque de la misma.

Por último, su apartado sonoro brilla por tener una gran banda sonora y un característico y trabajado doblaje al inglés de los personajes en la historia. Todo está traducido y localizado al español, algo de agradecer, y en general los efectos de sonido y detalles por el estilo están bien cuidados para acompañar la experiencia de juego y las divertidas carreras.

CONCLUSIÓN

Chocobo GP juega en otra liga respecto a los grandes titanes del género como Mario Kart 8, pero aun así resulta una opción recomendable para aquellos fans de la saga Final Fantasy y quienes buscan una experiencia más sencilla y asequible a los mandos. Con hasta 24 personajes desde el lanzamiento, un modo historia divertido por desentrañar y varios modos de juego adicionales, echamos en falta alguna sorpresa o novedad de peso. Sin embargo, a pesar de no ser la estrella más brillante en el firmamento, aquellos jugadores que disfruten con los títulos de conducción de karts o los nostálgicos que en su día echaron más de una carrera en Chocobo Racing, pueden apuntar esta nueva entrega en su horizonte. Y, si no estáis seguros de si os gustará, siempre podéis optar por probar la versión Lite gratuita disponible para aceptar la invitación a la pista que os envían chocobos, moguris, invocaciones y el resto de personajes entrañables de la saga.

LO MEJOR

  • Su entrañable modo historia
  • Un amplio abanico de personajes de la saga Final Fantasy entre los que escoger
  • Las magicitas y sus usos durante las carreras
  • El hecho de contar con una versión Lite gratuita
  • Su banda sonora y doblaje al inglés

LO PEOR

  • Algo falto de contenido tras unas pocas horas de juego
  • Jugablemente podría sentirse más fino y pulido
  • Algunos problemas técnicos
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.