Contenido patrocinado

Horizon Forbidden West, un mundo postapocalíptico apasionante

Repasamos todo lo que sabemos del mundo postapocalíptico de Horizon Forbidden West y todos los escenarios distintos que visitaremos en esta secuela.

La cuenta atrás para poder disfrutar de Horizon Forbidden West cada vez es menor. Será el próximo 18 de febrero de 2022 cuando podremos reencontrarnos con Aloy y disfrutar de una nueva gran aventura exclusiva de consolas PS4 y PS5. Para prepararnos y hacer la espera más llevadera, a continuación hacemos un repaso a todo lo que sabemos acerca del mundo abierto postapocalíptico que visitaremos en esta secuela, qué tipo de escenarios nos esperan y por qué se trata de una serie de ambientes mucho más revolucionarios que en el caso de la entrega original de 2017.

Un mundo abierto mucho más realista en el Oeste Prohibido

“Cuando recorréis el Oeste Prohibido, nada puede estar fuera de lugar. El equipo de mundos vivos de Guerrilla trabaja en aquellos aspectos que hacen que el mundo del juego esté lleno de autenticidad y vida: las tribus, los asentamientos y sus habitantes. Todo lo que hacemos en el mundo tiene un propósito”, detalla Espen Sogn, diseñador jefe de mundos de Guerrilla, en el Blog oficial de PlayStation.

Aun a día de hoy, el mundo que Guerrilla Games diseñó para Horizon Zero Dawn sigue sorprendiendo por su amplitud, variedad de biomas distintos y posibilidades infinitas. Pasear por ciudades tan variadas como La Ciudadela, Oseram o las aldeas de la tribu Banuk demuestra que se trata de un mundo con vida propia, donde habitan los supervivientes del apocalipsis que acabó con prácticamente toda la vida humana en la tierra. Con peligrosas máquinas mecánicas campando a sus anchas por las tierras salvajes y rebosantes de naturaleza, quienes todavía conservan su humanidad se reúnen en tribus con costumbres primitivas y variables en función de cada región.

Todo lo que hemos visto de Horizon Forbidden West apunta a que plasmará una sociedad todavía más rica y realista que la que descubrimos en la entrega original. De hecho, en algunos de los tráileres oficiales mostrados en los pasados meses podemos apreciar a una de las nuevas tribus montada sobre grandes máquinas como el gigantesco Terremamut, por lo que han logrado domarlas y usarlas a su antojo, algo inusual en Horizon Zero Dawn que tan solo podía lograr la propia Aloy y alguno de sus adversarios.

Por ahora conocemos algunos detalles al respecto de algunas tribus nuevas. Por un lado tenemos a los Tenakth, una tribu enfocada en el mundo bélico que valora por encima de todo a los guerreros jóvenes y en cuyos asentamientos predominan las zonas de batalla y los símbolos de guerra. Por otro lado, los Utaru son más pacíficos y se centran en los trabajos agrarios, por lo que sus hogares se enfocan a destinar una buena parte del espacio a los campos de cultivo y a producir alimentos para todos. También se ha mencionado a los Oseram, aunque únicamente para señalar que se trata de una tribu social e históricamente patriarcal.

“Esperamos que el jugador descubra un mundo que parezca más vivo y creíble que nunca. Hemos añadido muchos detalles en las rutinas de sus habitantes. [...] Confiamos en que los jugadores se paren por un instante para observar lo que sucede a su alrededor y vivan momentos que luego atesoren”, concluye Espen.

Visitamos una San Francisco postapocalíptica

Los escenarios de Horizon Zero Dawn están ambientados en ciudades reales de Estados Unidos como Utah y Colorado, algo que se puede desvelar con facilidad al visitar las localizaciones del juego conocidas como Observatorios, ya que en ellas se visualizan imágenes de algunos puntos emblemáticos de dichos lugares. Ejemplos de ello son el Lago Powell el Parque Nacional del Cañón Bryce, la Cordillera Front o la Catarata Bridal Veil, entre otros.

En el caso de la secuela que nos ocupa, está ambientada en la zona Oeste del país (de ahí su nombre, Forbidden West) y más concretamente en San Francisco. Por ello, podemos esperar visitar varias localizaciones reconocidas de dicha ciudad y sus alrededores, como el famoso Golden Gate Bridge, el puente de vigas metálicas rojizas que une la península de San Francisco por el norte con el sur del condado de Marin. Se trata de una de las primeras claves visuales reconocibles que detectamos en un tráiler y que ha aparecido en más ocasiones en todo el material previo al lanzamiento del juego. Aun así, lo realmente apasionante de todo ello es descubrir cómo se ha transformado el mundo y las novedades que se incluyen en esta nueva versión de Estados Unidos.

Tal y como explica Espen, uno de los primeros destinos que Aloy visitará en el Oeste Prohibido es Cadena Chirriante, un puesto Oseram que hay en la frontera: “En él abundan recursos naturales y oportunidades de vivir aventuras y correr peligros. Los que se quedan allí lo hacen por varias razones: para huir de los problemas de la Conquista, para ganarse unas esquirlas rápidas, para cumplir sus sueños o por la mera emoción de explorar. Este ajetreado puesto incluye un bar en el que Aloy puede conocer a personajes nuevos e interesantes”, señala Espen, “Con tanto bullicio y elemento visual, Cadena Chirriante era el lugar ideal para mostrar muchos de los sistemas y animaciones que dotan de más vida al mundo y sus habitantes. En Horizon Zero Dawn, había muchos recursos y elementos que funcionaban en segundo plano. Pero en la secuela no se reduce todo a texturas: han pasado a ser objetos que la gente del juego utiliza”.

Por tierra, mar y aire

Una de las novedades que más posibilidades ofrecerá en la secuela es el poder bucear en las zonas acuáticas. Anteriormente ya se podía nadar, pero el poder sumergirnos y explorar qué se esconde más allá de la superficie es algo nuevo. En uno de los gameplay ya hemos podido comprobar que el mundo submarino del juego es realmente impresionante, repleto de color, flora y fauna. Sin embargo, también acechan peligrosas máquinas cuyo ambiente es el agua, por lo que deberemos llevar a Aloy bien armada para hacerles frente y salir airosos de cualquier situación. Por otro lado, ya hemos visto que nos esperan radiantes playas, frondosas selvas, páramos desérticos y heladas montañas por explorar. Un amplio abanico de ambientes distintos por descubrir.

Los escenarios que exploremos en Horizon Forbidden West son mucho más verticales y versátiles. Para explorarlos contaremos con herramientas como el Alaescudo, con el que desplazarnos por el aire para recortar distancias y alcanzar el suelo de forma suave tras un imponente salto desde grandes alturas. Si la visión desde lo alto de los Cuellilargos ya nos dejó con la boca abierta en el original, en esta secuela contaremos con todavía más momentos de este estilo: sorprendentes y bellos para descansar entre batallas. Y, por supuesto, los podremos capturar con un esperado modo foto en el que no dudamos que pasaremos horas y horas para ampliar nuestra colección de recuerdos visuales.

Recordamos que Horizon Forbidden West ya se puede reservar a través de la PS Store de PlayStation por un precio de 79,99€ en su versión para PS5 y de 69,99€ en el caso de la de PS4. Pasará a estar disponible a partir del próximo 18 de febrero de 2022 para dar la bienvenida al nuevo año por todo lo alto con uno de los primeros grandes exclusivos que disfrutaremos a lo largo del prometedor 2022.

Horizon Forbidden West

  • PlayStation 5
  • PlayStation 4
  • Aventura
  • Acción

Horizon Forbidden West es una aventura de acción a cargo de Guerrilla Games y PlayStation Studios para PlayStation 4 y PlayStation 5 que sigue las aventuras de Aloy tras los eventos de la primera entrega. Explora páramos remotos, enfréntate a máquinas más grandes e imponentes y descubre increíbles tribus en tu regreso a un futuro lejano en el mundo apocalíptico de Horizon. La tierra se muere. Las rugientes tormentas y una desolación imparable causan estragos entre lo que queda de la humanidad, unas cuantas tribus dispersas, mientras nuevas y temibles máquinas merodean por sus fronteras.

Horizon Forbidden West