Opinión

Un PlayStation Showcase de sorpresas, nombres relevantes… pero pocas fechas

Sony se quita la espina del verano con un evento de altura en el que hubo tiempo para casi todos.

Las expectativas eran elevadas. Y sí, hemos escarmentado a base de bien con los eventos de estos últimos meses, algunos también de Sony. Pero esta vez había en el ambiente la sensación que la compañía japonesa quería dar un impulso a PS5, levantar la mano y avisar: “estamos aquí". Para eso ha servido el evento de esta noche. Para saber que hay mucho y bueno –prometedor- en el camino. Que 2021 es raro, falta stock de consolas, se han retrasado juegos de todo tipo y Horizon Forbidden West al final no llega. Pero que vayas mirando donde encontrar la nueva consola que hay motivos para comprarla. Sí, los hay.

Empezó fuerte el evento con un rumoreado y esperado remake de KOTOR, uno de los mejores juegos que se han hecho jamás sobre Star Wars. El anuncio, además, con cierto aire de exclusividad en consolas (ahora sabemos que temporal). Primer gran golpe, que ha dejado paso a gameplays, y bien que se agradece: Project Eve, Wonderland, Forspoken o el remaster de Alan Wake han animado los minutos siguientes, cada uno desde su propuesta (la escala en la que se mueve Forspoken apunta alto). Tras esto, el evento ha empezado a mostrar alguna flaqueza, aunque no hubiera motivos porque la escaleta era clara: juego, juego y juego.

Juegos inesperados, proyectos atractivos y bastantes gameplays.. Al evento han faltado más fechas, sobre todo tras un 2021 escaso en todos los sentidos

Pero ha salido GTA 5 explicando características que se nos contaron en 2012, Ghostwire Tokyo ha vuelto a dejarse ver sin dar una fecha, y le han seguido propuestas que todavía tienen que convencer al público de PlayStation, como los Guardianes de la Galaxia o Blood Hunt. Sí, no podía faltar Deathloop, juego sobreexpuesto en tráilers y gameplays, que ya os avanzamos que es garantía – es Arkane y lo hemos jugado- pero que a 5 días de salir a la venta, ya podría tomarse un merecido descanso.

Que Uncharted 4 y el Legado Perdido se remasterizan es noticia a medias; más lo es su llegada a PC. Y entonces ha venido la traca final. Primero con un teaser de Wolverine, personaje al que Insomniac seguro querrá hacerle justicia (y con el guionista de Spec Ops: The Line en el equipo). Aunque este, como otros, va para largo. Tras ello, Gran Turismo 7 se ha dejado ver en profundidad, con opciones, personalización, primeros planos y un ritmo acertado. Algunas dudas puede dejar cuando más cercano se parecía lo que veíamos a gameplay, pero la ambición en el estudio siempre ha sido su primer apellido. Por cierto, este sí tiene fecha: marzo de 2022.

El cierre nos ha dejado un Spider-Man 2 en el que además de Spidey y Miles Morales -¿Tendremos coop?- ha irrumpido Venom. Esto pinta a caza mayor, pero para 2023, lo que tras un año y medio de pandemia con la absoluta y total distorsión del tiempo que nos ha infligido, suena a eternidad. El cierre se lo ha llevado un God of War Ragnarok que lucía muy bien, muy avanzado y también continuista (lo bueno no se toca, se mejora). La sensación de que ahora sí vamos a explotar al máximo la mitología nórdica invade nuestro cuerpo. Eso sí, sin fecha. Esperemos que 2022 sea el objetivo.

Sorpresas, grandes juegos, propuestas interesantes, buen ritmo de anuncios… Pero pocas concreciones. 2021 nos ha obligado a tener paciencia, y eso parece que no va a cambiar en los próximos meses. Aunque sabemos que hay futuro.

God of War Ragnarok

God of War Ragnarok es una aventura de acción a cargo de Sony Santa Monica y PlayStation Studios para PlayStation 4 y PlayStation 5 que sigue con las aventuras de Kratos tras su anterior entrega para PlayStation 4.

God of War Ragnarok