Tetragon
Tetragon
Carátula de Tetragon

Tetragon, análisis. Un cuadrado sin vértices

Tetragon es el nuevo título de Cafundó Estúdio Criativo que desafiará a los jugadores de PS4, Xbox One, Switch y PC a través de puzles plagados de misterio.

Las matemáticas no suelen ser el fuerte de quienes nos dedicamos al arte de la escritura, pero algo siempre se nos queda. En el caso de las formas poligonales, Tetragon es un nombre curioso para atribuirle el nombre al que conocemos comúnmente como cuadrado, así que el nombre ya era más que suficiente para captar nuestra atención y adentrarnos en el reciente proyecto de Cafundo Estudio Criativo Eirel.

Manipula el cuadrado

Tetragon nos desafía con más de 20 puzles y nos invita a descubrir los sentimientos de un padre que ha perdido recientemente a su hijo. El leñador se adentrará a través de una dimensión desconocida para conocer a Tetra-Gen, una especie de dios poligonal que promete ayudarle en su objetivo de recuperar a su difunto heredero. La premisa es buena, efectivamente, y consigue atraparte con esa aura misteriosa que te envuelve desde el primer momento pero que, lamentablemente, se acaba diluyendo en los primeros minutos ya sea por frustración o la falta de interés por parte del jugador.

La idea de cómo deben resolverse los puzles en Tetragon está bien. Hay inventiva y ganas de crear algo innovador, pero la ejecución no es del todo buena. La principal manera de resolverlos es moviendo una serie de pilares que rodean el escenario y que nos ayudarán a llegar a la meta para seguir avanzando. El problema es que la selección de estos pilares es lenta porque debemos hacerla una a una y, aunque al principio no es ningún problema, cuando todo el escenario está plagado de ellos llega a ser desesperante y ralentiza el ritmo en un juego que, en líneas generales, es fácil y muy accesible para quienes quieran disfrutar de unos cuantos rompecabezas.

Sin embargo, que sean fáciles no quiere decir que no tengan grandes ideas. Algunos pilares regresan a su posición cuando los deseleccionamos y otros se mueven en función de la gravedad, es decir, de la rotación que le demos al escenario. Este movimiento solo se puede realizar en sitios muy concretos del mapa y creemos que limita la creatividad del jugador para resolver rompecabezas, ya que solo deja rotar el escenario hacia un solo lugar la mayoría de veces.

Como un cuadro

Una de las cosas que mejor hace Tetragon es la implementación y combinación de mecánicas. Si bien es cierto que no hay muchas para escoger, las pocas que hay las acaba combinando con soltura. Lamentablemente no es algo constante y sientes como el juego se estanca en esa misma mecánica muy rápidamente, apareciendo tarde o temprano la temible sensación de la monotonía en una aventura que apenas llega a las dos horas de duración. Ni siquiera el único combate que hay en todo el juego se libra de ello.

Dejando a un lado los puzles queremos dedicar especial atención a las animaciones del leñador. Sí, nos hemos encontrado algún bug en el que nuestro personaje hacia el conocido moonwalk, pero por lo demás nos hemos encontrado un movimiento muy bueno. Son fluidas, muy naturales y especialmente buenas comparadas con el acabado general de Tetragon. En el mismo saco debemos meter la ambientación, así como un diseño artístico que te envuelve desde el primer minuto gracias también a su banda sonora.

También nos hemos encontrado ciertos fallos en el control de Switch (probado con diferentes mandos sin el temible drift) en el que nuestro personaje actuaba por su cuenta y nos hizo repetir en más de una ocasión un puzle desde el principio, algo que no es de agradecer en este tipo de juegos. Asimismo, la interfaz es, digamos, incorrecta y más parecida a un juego básico de móviles. No hay un diseño elegido o un gusto concreto, sino que simplemente es un tipo de fuente tan básica que afea tanto el menú principal como el de pausa.

CONCLUSIÓN

La sensación general de Tetragon no es buena. Todo lo que ofrece se desinfla en los primeros minutos y el desinterés llega antes de lo esperado. La idea es buena, pero la implementación de nuevas mecánicas llega tan rápido como desaparecen diluidas en un mar de frustraciones provocadas por un mal control y la lentitud del proceso para resolver los rompecabezas. La interfaz está descuidada en comparación al resto de elementos visuales como las animaciones o el diseño elegido, aunque cuando lo jugable falla, el resto acaba cayendo por su propio peso.

LO MEJOR

  • Animaciones realmente buenas.
  • Buenas ideas...

LO PEOR

  • ...mala ejecución.
  • Ritmo lento y desesperante.
  • Monótono: sientes que estás haciendo siempre lo mismo
  • Puzles poco inspirados.
4

Mediocre

Podía ser pero no ha sido y tras pasar unos breves minutos con él quedará archivado en la estantería para no jugarlo nunca más.