BeTech: noticias de tecnología

DRONES

Peligra el reparto mediante drones de Amazon: Prime Air tiene problemas

Despidos, retrasos y caos estructural. El medio Wired destapa que el proyecto Prime Air de Amazon no va bien.

0
Peligra el reparto mediante drones de Amazon: Prime Air tiene problemas

Al igual que con Internet hace 20 años y los smartphones hace una década, hoy día hay una tecnología que está acaparando muchos proyectos en distintos campos. Los drones ya no son para disparar misiles desde otro continente, son para jugar, para transportar órganos y material médico con más eficacia y rapidez, para hacer que los taxis de un futuro cercano vuelen. Y no es de extrañar que empresas como Amazon quieran incorporarlos a sus flotas.

Drones de reparto Amazon: el proyecto Prime Air

Que en vez de un operario de Correos, Seur, UPS u otra agencia de paquetería venga un dron y te deje lo que has pedido en casa, se perfila como un método directo, rápido y automatizado. Y de hecho llevamos varios años hablando de Prime Air, el sistema de reparto con drones que Amazon prepara. Pero a tenor de nuevos datos, o bien ese proyecto va a tardar más en perfilarse o directamente podría ser cancelado / archivado.

En 2016, en una campaña de relaciones públicas sobre las operaciones de Prime Air en el Reino Unido, los ejecutivos de Amazon afirmaron que los drones entregarían paquetes en pocos años. De hecho, la propia compañía ofreció visitas a su laboratorio secreto de drones a las escuelas locales, abrió una nueva y enorme oficina en Cambridge y publicó una serie de vídeos promocionales de los vuelos que recibieron millones de visitas.

Los reguladores del Reino Unido también aceleraron la aprobación de las pruebas con drones, lo que convirtió al país en un banco de pruebas ideal para los vuelos de drones y allanó el camino para que Amazon obtuviera la aprobación regulatoria en otros lugares. Estamos en 2021, 5 años y una pandemia después, y nada en el horizonte.

Un proyecto “disfuncional”

El prestigioso medio Wired ha publicado un reportaje en el que sostiene que más de 100 empleados de Amazon Prime Air han perdido sus puestos de trabajo y docenas de otras funciones se están trasladando a otros proyectos en el extranjero, ya que la compañía cierra parte de su operación en el Reino Unido. Los informantes afirman que el futuro de la operación en el Reino Unido es ahora incierto.

Las personas que trabajaron en el equipo del Reino Unido en los últimos años y que han hablado con Wired bajo condición de anonimato, describen un proyecto que estaba "colapsándose hacia adentro", "disfuncional" y que se asemejaba a un "caos organizado", dirigido por gerentes que estaban "alejados de la realidad" en los años previos a los despidos masivos.

Los empleados de la empresa contaron a WIRED el aumento de los problemas dentro de Prime Air en los últimos años, incluyendo “el nombramiento de gerentes que sabían tan poco sobre el proyecto que no podían responder a preguntas básicas de trabajo, un empleado que bebía cerveza en su escritorio por la mañana y algunos empleados que se vieron obligados a formar a sus sustitutos en Costa Rica”.

Caos en su organización

Según fuentes internas, el proyecto Prime Air comenzó a tener problemas serios a finales de 2019, en medio de una constante remodelación de trabajadores y directivos. En ese momento, el equipo de drones estaba segmentado en tres divisiones que analizaban las imágenes en busca de diferentes amenazas: seres humanos y animales, otros objetos artificiales en el cielo y el mapeo 3D, que ayudaba a los drones a distinguir entre un césped y, por ejemplo, una piscina.

De acuerdo a lo que sostiene Wired, “las frecuentes contrataciones, en su mayoría a través de agencias temporales, reforzaron el equipo de análisis de datos, que constituyó una gran parte de las operaciones de Prime Air en el Reino Unido en Cambridge. El departamento tenía la tarea de revisar manualmente las filmaciones de los vuelos de prueba e identificar las amenazas u objetos relevantes - esencialmente utilizando el aprendizaje automático para entrenar a los drones de Amazon”.

En esos últimos meses de 2019, los ex trabajadores afirman que hubo una rotación casi constante, desde empleados de nivel básico hasta gerentes. Un exempleado describió haber tenido tres gerentes diferentes en el espacio de un mes, ya que el personal y los miembros superiores del equipo fueron reorganizados o trasladados fuera del proyecto Prime Air.

Un dron que no despegará

De momento es complicado saber qué pasará con un proyecto tan ambicioso como el de Prime Air, y todo esto son fuentes internas. Según un representante de la propia Amazon, Prime Air seguirá teniendo presencia en el Reino Unido tras los recortes, pero se niega a revelar qué tipo de trabajo se llevará a cabo. El portavoz también se negó a confirmarlo, alegando razones de seguridad,

Pero los expertos son más negativos, dudando que Amazon llegue a realizar sus sueños de entrega con drones. "Cuando yo estaba allí, a Prime Air le faltaban ya años para ser una cosa", explica uno de los antiguos empleados. "Pero nunca va a despegar".

Está claro que el reparto con drones será algo que acabará materializándose a medio - largo plazo en nuestra sociedad, pero ¿será Amazon la pionera en este campo?