Dolby Atmos

Bang & Olufsen Beoplay Portal, análisis Xbox. La élite de los cascos para gaming

Analizamos a fondo los nuevos Portal para Xbox y Windows, unos cascos Premium que juegan otra liga y van más allá de su uso en videojuegos.

Una nueva generación de consolas significa también nuevos accesorios y artilugios que mejoren la experiencia de la máquina principal. Cuando nos vamos a comprar una plataforma Next Gen, es inevitable que miremos también mandos o, claro está, nuevos cascos. El campo del audio ha crecido tanto en los últimos años que parece imprescindible contar con unos buenos auriculares para disfrutar al máximo de la experiencia sonora de los títulos. En nuestro caso ya hemos hablado y analizado dos modelos para Xbox muy interesantes: los cascos oficiales de la propia compañía y los Razer Kaira Pro. Ambos con buenas prestaciones y ajustados en relación calidad-precio. Pero hoy toca hablar de los Bang & Olufsen Beoplay Portal, unos auriculares inalámbricos que, simplemente, juegan otra liga. La élite del headset.

Detrás de estos auriculares está Bang & Olufsen, marca que trabaja con los estándares de calidad más altos del sector y que ahora se ha lanzado a probar suerte en el sector del gaming. Y por eso, presentan estos Beoplay Portal, disponibles en tres colores (negro, gris, blanco) y que tienen un precio que puede ser un primer impacto de altura: 499 euros. Valen lo mismo que una Xbox Series X. Un precio superior a los de su competencia, pero también por un motivo: además de los acabados marca de la casa, son unos cascos pensados para el día a día, que van más allá de jugar a la consola.

Auriculares dentro y fuera del juego

Lo primero que destaca de Beoplay Portal es su diseño. Sencillo, estilizado y muy ligeros, son cascos que te llevarías a la calle para escuchar música, al avión en un viaje o incluso para realizar algo de deporte. Su diadema flexible, perfectamente adaptable y tremendamente cómoda hacen que estos Portal sean como todos esos cascos que cada vez vemos más por todos lados, pero con el añadido que son también para jugar. Sí, otros pueden servir para lo mismo, pero es cierto que en diseño no parecen pensados para sacar a la calle. Un ejemplo práctico: el que escribe estas líneas usa los airpods de hace tiempo para el día a día, llamadas y conferencias, etc. Estos ya están dando algunos problemas, pero la idea de adquirir los Pro u otros similares ha quedado descartada por estos Portal, que además de ser brillantes en videojuegos, encajan con todos estos usos. Unos cascos premium, sí, pero para todo.

No se trata solo de un tema de diseño o del peso (menos de 300 gramos), sino también de comodidad por las almohadillas de piel, un sistema de ajuste pensado para perdurar y el rapidísimo plug and play con el que se conecta. El resumen es que a simple vista, no parecen solo unos cascos para videojuegos.

Fáciles de conectar y sin interferencias consola-bluetooth

La conexión y uso de los Beoplay Portal es muy ágil. En la parte derecha tiene un botón para encender que sirve también para emparejar con dispositivos bluetooth 5.1. Es lo más recomendable de inicio, para hacerlo con nuestro móvil (está hecho pensado también para iPhone iPad) y bajarnos así su aplicación desde la que podremos calibrar tanto el sonido para consola como para el resto de los dispositivos. Junto al botón hay una barra metalizada táctil que podemos tocar para subir y bajar el volumen de manera sencilla e intuitiva.

Al otro lado tenemos otra barra que nos permite pasar de chat de voz a audio del juego o, sobre todo, aumentar la cancelación de ruido que es simplemente diferencial y que va un paso por delante de las prestaciones de otros cascos gaming para Xbox. Es absolutamente sorprendente ver cómo nos aísla del sonido de fuera con suma facilidad (nunca al 100%, eso sí) y como, si lo necesitamos, podemos hacer lo contrario: acentuar el sonido ambiente por si vamos por la calle o necesitamos estar atentos a algún sonido de fuera. En la parte izquierda también está el botón de emparejar con Xbox Series (y One). Y es un detalle que agradecemos.

Por un lado, es verdad que no permite tener a la vez los dos canales activados como pasa con otros dispositivos, pero por otro, los cascos no necesitan encender la consola cada vez que los usamos en el ordenador o en el móvil, algo que nos pasa con algunos de los cascos que hemos analizado: los encendemos para conectarlos al ordenador y automáticamente, encienden la consola. Aquí las opciones van por separado y una vez emparejados, ya no hay más problemas para usarlos al momento. Más allá de las funciones básicas, cuenta con algunos gestos táctiles tocando los laterales de cada lado para responder a llamadas, silenciar el micrófono, pausar o avanzar con la música, etc.

Todas las caras del sonido (y con Dolby Atmos)

Si pasamos al apartado más importante que deben tener unos buenos cascos, el resultado es impresionante. Los Beoplay Portal ofrecen uno de los mayores abanicos de matices en todas las caras del sonido que recordamos, y permiten escuchar los graves más poderosos posibles y los agudos sin pérdida alguna. El precio de los Portal está en diseño, en prestaciones y acabados, pero sobre todo lo está porque compite con esa gama alta de cascos (de 400 euros para arriba) en los que cualquier detalle sonoro importa y marca la diferencia. Su rendimiento tanto en videojuegos como en películas o en música es excelente.

Es verdad que en el caso de los videojuegos y de las películas, el añadido del Dolby Atmos empuja todavía más a tener una experiencia completísima. Pocas veces hemos podido escuchar con tantísima precisión y matices la lluvia en una película, el trabajo del sonido del eco en medio de una cueva y, si nos adentramos en los videojuegos, la espectacularidad de los más exigentes. En Forza Horizon 4, por ejemplo, el sonido de los motores de los coches a toda velocidad es atronador y lleno de detalles, con la música acompañando como si en una discoteca estuviéramos. En Gears 5, las explosiones, los efectos especiales y sobre todo aquello vinculado a los disparos, recargas o la simple motosierra escalan a otro nivel.

Si uno piensa en los cascos oficiales de Xbox, sabe que está ante un producto ajustadísimo a nivel calidad-precio y que ofrece unos graves poderosos y sólidos. Pero en los Beoplay Portal se suben varios escalones de golpe en inmersión. Es evidente que hablamos de precios muy diferentes, pero también que una vez has probado estos Bang & Olufsen, es difícil no quererlos para siempre.

La aplicación separa las opciones para Bluetooth y para consola. En el primer caso, tenemos algunos presets que nos permiten cambiar según si estamos escuchando algún tipo de música, podcasts, etc. Para luego tener nosotros mismos la opción de moldearlo a nuestro gusto. Usar un modo de escucha como bas bass, donde los graves son altísimos nos permite darle un empuje a según qué géneros que no tienen otros auriculares. Naturalmente, podremos guardar nuestros perfiles en la aplicación. Es como tener un ecualizador táctil en nuestras manos. Estamos ante unos cascos que te telegrafían (sonoramente hablando) como se despedaza un Locust y a la vez te permiten escuchar a los reyes de la música electrónica (¿Sing it Back de Moloko, por ejemplo?) como nunca lo has hehco… fuera de una discoteca. Lo decíamos al principio: unos cascos para llevar dentro y fuera de casa.

En el caso del modo Xbox, contamos también con distintos perfiles predefinidos para algunos tipos de juego (FPS y RPG), así como otro para películas y las posibilidades de toquetear el ecualizador, de manera más tradicional. En este punto, es importante recalcar dos elementos diferenciales: el primero es la cancelación de ruido (ANC), no disponible en los auriculares de gama más humilde y que te permite adentrarte mucho mejor en lo que el sonido quiere ofrecerte en tu experiencia de juego. La segunda, es que sean o no sean compatibles los juegos con Dolby Atmos, la mejora en calidad de efectos, música, detalles y matices sigue siendo superior. Destacar que para disfrutar de Dolby Atmos en Windows, necesitaremos un adaptador para conectarnos por ese canal, ya que no está disponible si nos conectamos vía Bluletooth.

Un micrófono que cumple, sin más

En el campo del micrófono, los Beoplay Portal cuentan con cuatro micrófonos MEMS para voz, dos en cada auricular, un brazo articulado virtual para conversaciones nítidas. El resultado es cumplidor, sin más. Para hablar respondiendo a llamadas o con amigos en Discord o en el chat de Xbox, se nos escuchará perfectamente, sin pérdidas y de forma nítida y convincente. Pero es cierto que a pesar de todo esto, no estamos ante una salida de audio que nos permita olvidarnos del micrófono para trabajos más profesionales. Aunque su rendimiento y escucha es mejor que otros, no podremos hacer streamings o grabar voz para vídeos o locuciones sin notar que estamos perdiendo calidad respecto a micrófonos pensados para estos menesteres.

Bang & Olufsen Beoplay Portal, análisis Xbox. La élite de los cascos para gaming
Al lado de los cascos oficiales de Xbox Series.

Todo ello en unos cascos que con uso mixto de consola y bluetooth nos han durado sesiones de más de 10 horas, y que en el caso de usarse solo en el segundo caso, la marca apunta a más de 20 horas de autonomía.

Características técnicas

  • Banda de frecuencias: 20-22.000 Hz
  • Prestaciones avanzadas de sonido: Cancelación activa de ruido adaptable, Transparency Mode, Dolby Atmos para auriculares
  • Tipo de unidad: Unidad electrodinámica con imanes de neodimio, 40 mm de diámetro
  • Sensibilidad de la unidad: 95 dB a 1 kHz/1 mW
  • Impedancia: 24 ohmios +/- 15 %
  • Ecualizador de sonido personalizable
  • Configuraciones predefinidas disponibles y totalmente personalizables desde la app Bang & Olufsen
  • Dimensiones (mm): An x Al x Pr: 167,3 x 178,7 x 92,6 mm
  • Peso: 282 g
  • Autonomía: hasta 12 horas con Xbox inalámbrico / 24h con bluetooth
  • Conectividad: bluetooth 5.1 y Xbox Wireless
  • Homologaciones: Google Fast Paire, Made for iPhone y Microsoft Switft Pair
  • Micrófono: cuatro micrófonos MEMS para voz

Conclusión

Recomendar unos Bang & Olufsen Beoplay Portal puede parecer muy sencillo, para bien o para mal. Son de largo los mejores cascos que hemos probado hasta el momento para la nueva generación de consolas, en este caso para la familia Xbox, pero a la vez salen a un precio de gama Premium, que en resumidas cuentas valen lo mismo que la propia Series X. Por lo tanto, es tan fácil decir que en calidad de sonido y prestaciones son la élite en la plataforma como que debes estar dispuesto a ese precio. Para apuntar muchos más matices al tema, es importante destacar que no estamos ante unos cascos gaming al uso: son cascos pensados para acompañarnos en nuestro día a día.

Para escuchar música mejor que nunca, hacer videoconferencias o recibir llamadas de manera sencilla, ver películas con el sonido mientras nos rodea y, además, para tener una experiencia en consola diferencial a nivel de sonido. Los Beoplay Portal, por diseño, acabados y rendimiento, es evidente que no se han hecho pensando solo en los videojuegos y que la marca ha querido trasladar su buen hacer en la gama alta de los cascos a nuestro sector. Pero solo en videojuegos, hoy ya son los mejores en términos generales para Xbox.