BeTech: noticias de tecnología

SEGURIDAD DIGITAL

10 consejos para crear contraseñas de hierro

En el Día Mundial de la Contraseña te contamos consejos profesionales para concebir passwords únicos.

10 consejos para crear contraseñas de hierro

Hoy es el Día Mundial de la Contraseña, y como tal es un momento para hacer balance de la situación online actual. Afrontémoslo: El balance es descorazonador, porque parece que los cibercriminales cada semana se inventan una estafa nueva, un malware nuevo, con tal de fastidiar a los usuarios y hacer negocio -no hay nada más valioso y caro en estos días que la información digital, ojo.

Pero, a veces es verdad que se lo ponemos un pelin fácil. La culpa no es nuestra por descontado, pero sí está en nuestra mano ponérselo más difícil, darles caña para que les cueste más arrancarnos nuestras contraseñas. Ello implica crear nuevos passwords y también cambiar los viejos.

Crear contraseñas más fuertes

Según una encuesta realizada por los expertos en ciberseguridad del S2 Grupo desde su blog Hijosdigitales.es, se ha podido saber que el 56% de los usuarios confirman no cambiar nunca sus contraseñas y las utilizan durante años. Y más del 42% aseguran utilizar la misma clave para todo. Por ello, el equipo de expertos de S2 Grupo ha elaborado un decálogo con 10 consejos para crear contraseñas fuertes que aguanten:

No utilizar datos familiares

El problema de usar datos ya a nivel privado es que, aunque sólo tu puedas reconocerlo, en caso de que te hackeen la contraseña al haber usado datos familiares estarás más expuesto a personas que te conozcan o contactos de tus redes sociales.

Evitar palabras o series de números

Los hackers utilizan sistemas automáticos para descifrar contraseñas que hacen uso de diccionarios de palabras y generan combinaciones de números. Como os contamos en esta noticia sobre las contraseñas más usadas e inútiles a día de hoy, usar ‘123456’, ‘password’, ‘abc123’, ‘qwerty’, etc no es nada seguro y sí una invitación casi.

Escoger contraseñas robustas

Toda clave que crees debe tener 8 caracteres mínimo, y debes insertar mayúsculas, minúsculas, números y símbolos del teclado.

Nunca le des a “guardar la contraseña”

Aunque es una medida muy cómoda que tu navegador recuerde tu contraseña, puedes comprometer seriamente tu privacidad de esta manera, sobre todo si atacan a la seguridad de ese navegador web en específico.

Escoger claves memorizables pero que no sean adivinables

Para que recordarlas no sea un problema, puedes usar alguna palabra o combinación de números que te sea familiar y acompañarlo del resto de elemento de una contraseña robusta, por ejemplo.

Utilizar claves diferentes para cada servicio

Ciertamente algo que exige esfuerzo extra, si utilizas un mismo código para todo y éste es descifrado por un ciberatacante, comprometes la seguridad de todos los servicios y dispositivos que tienes. Por este motivo, es esencial que sean distintas en la medida de lo posible.

Cambiar las contraseñas periódicamente

Quizás lo que más te va a costar, si quieres incrementar tu seguridad online, es muy importante renovar los passwords periódicamente, de esta forma evitarás que si en algún momento otra persona pudo tener acceso a ellos, pueda usarlos en tu contra.

Mantenerlas en secreto

La mejor forma de que otras personas no puedan acceder a tus cuentas es no compartir tus contraseñas con nadie, algo que aunque suene obvio hay gente que lo hace ya sea por relación, amistad, etc.

Anotarlas en un lugar seguro

Aunque estemos en la época digital, el lápiz y el papel jamás pasarán de moda. Un post-it con todos los passwords que guardes en un sitio de casa que recuerdes y ya no tendrás que preocuparte de haberte olvidado una. O meterlas en un Word, Excel, bloc de notas, etc y guardarlo en una tarjeta SD, llave USB o disco duro externo.

Uso de aplicaciones

Cada vez hay mayor número de apps que pueden ayudarte a cifrar tus claves para salvaguardarlas de una forma adecuada y poder recordarlas en caso de que sea necesario. Descarga un gestor de contraseñas para ayudarte a gestionar los cientos de contraseñas largas y complejas que puedas necesitar para estar más seguro hoy en día.