BeTech: noticias de tecnología

ORDENADORES

Dell corrige un fallo de seguridad en sus equipos desde 2009

La compañía ha dado con la solución a un error en sus equipos que llevaba activo 12 años.

0
dell

La seguridad es muy importante en el mundo de la electrónica. Los fabricantes tanto de hardware como de software se esmeran en evitar problemas que afecten a los equipos, algo que no solo se consigue con un antivirus. Las actualizaciones de seguridad también son importantes, pero debes saber que a veces estos puntos no son suficientes. Y esto lo saben bien en la compañía Dell, quienes han logrado cerrar un error abierto desde 2009.

Un fallo con 12 años de antigüedad

En los tiempos que corren es hablar de un error de un dispositivo electrónico y todos los usuarios buscan las formas de solucionarlo. Por suerte, las marcas redoblan sus esfuerzos cuando el error es grave, sobre todo si se trata de una amenaza externa que puede afectar a muchos dispositivos. Pero en otras ocasiones estos errores llegan desde el momento de su fabricación e incluso se perpetúan en el tiempo.

Y es que si eres el poseedor de un terminal de la marca Dell por fin puedes respirar tranquilo. Resulta que los ordenadores de la marca con sede en Texas han sufrido un fallo desde 2009. Esto es un problema importante ya que durante nada menos que 12 años se han fabricado ordenadores sin parar y todos comparten este error que no es más que una ‘puerta trasera’ que podría dar acceso a los datos de cualquier aparato. Por supuesto, el tiempo es mucho, tanto que afecta a unos 400 modelos distribuidos por todo el mundo.

dell xp73

Esto afecta a todas sus divisiones también, por lo que todos los sistemas estándar como los de la serie Alienware han sufrido este problema desde el año 2009.

Un fallo que no se aprovecha desde Internet

Las buenas noticias llegan y es que desde el pasado mes de diciembre Dell se ha dedicado a la actualización de sus aparatos con el fin de cerrar este fallo que arrastraba desde 2009. Se trata de un error que aprovecha la instalación de drivers para colar un código malicioso y así tomar control de la máquina afectada. Pero no todo es tan fácil en este caso, ya que el atacante debe cumplir una condición indispensable para entrar en el terminal.

Resulta que dicha agresión cibernética debe en un inicio tomando posesión del ordenador al que atacar. Dicho de otro modo: el hacker no puede atacar la máquina desde un código enviado por Internet, debe hacerlo manualmente al menos al principio.