Marvel Darth Vader

Star Wars descubre qué pasó con la mano amputada de Luke Skywalker: ¿clave del Episodio IX?

El cómic Marvel Darth Vader de Star Wars revela el destino de la mano cercenada de Luke a manos del Sith y que podría dar respuesta a The Rise of Skywalker.

Los fans de Star Wars guardan entre sus recuerdos más trascendentales de la saga esa mítica escena de Star Wars Episodio V: El Imperio contraataca en la que Darth Vader corta la mano de Luke Skywalker en su particular enfrentamiento final, momento que pasó a la historia del celuloide por revelar a Luke que él era su padre. Pero no son pocos los que se han preguntado desde entonces qué pasó con la mano cercenada del joven Skywalker; ahora, y tras más de 40 años, se ha desvelado el destino de la extremidad amputada de Luke a través del cómic Marvel Darth Vader #11 y que, a su vez, puede dar respuesta a uno de los temas más controvertidos de la entrega más reciente, el Episodio IX: El ascenso de Skywalker.

Spoilers sobre el cómic Darth Vader #11

Así, y gracias a los últimos cómics dedicados a Darth Vader, se entienden mucho más las decisiones de Palpatine respecto al lado tenebroso de la Fuerza y del propio Vader, un peón más para sus oscuros planes. Tanto es así, que en el número 11 de los cómics de Darth Vader descubrimos que la mano de Luke se encuentra en un recipiente de unos laboratorios de investigación genética de Palpantine en el planeta Exegol, lugar al que viaja Vader y que posteriormente vimos en el Episodio IX.

El caso es que este nuevo giro de los acontecimientos daría más sentido a las maniobras de Palpatine y el final del Episodio IX, donde se descubre todo el controvertido tema de los clones con Rey de por medio, ya que así se podría justificar sus poderes Jedi y que ella misma se autodenominara Rey Skywalker. Veremos si finalmente se confirman todas estas sospechas sobre los experimentos genéticos a partir de la mano de Luke, a través del formato que Disney crea más conveniente, ya sea en películas, series, cómics o videojuegos.

Fuente | Screen Rant