BeTech: noticias de tecnología

GADGETS

Una Roomba para limpiar ciudades: Trombia, el robot-aspirador autónomo

El concepto del aspirador robot se expande a un dispositivo tan grande como un coche que funciona sin conductor.

Una Roomba para limpiar ciudades: Trombia, el robot-aspirador autónomo

Tendemos a pensar en los robots como algo futurista, pero lo cierto es que hace bastante que ya tenemos a las primeras unidades a nuestro servicio. Por ejemplo la popular Roomba, un robot-aspirador que en 2002 -el año de su estreno- era lo último en tecnología y pieza sólo para gente con dinero, y hoy día mucha gente la tiene funcionando en su casa.

En sí es un aparato cargado de sensores, que analiza y detecta el entorno para moverse de forma autónoma, y escanea buscando suciedad que limpiar.

Tombia, la Roomba para ciudades

Si paseas por una ciudad de madrugada -algo que deseamos hacer de nuevo-, puede que te encuentres con los servicios de limpieza del ayuntamiento de tu ciudad, que suelen ser pequeños vehículos operados por un usuario y dotados de un rodillo y mangueras de agua a presión. ¿Y si este concepto lo mezclamos con el de la Roomba? El resultado tiene nombre propio, y se llama Trombia.

La ciudad de Helsinki está probando un robot silencioso y sin emisiones en un intento de encontrar nuevas formas de mantener las calles limpias con las mínimas molestias para los residentes. Y el dispositivo es Trombia Free, un vehículo que ha tenido su primera toma de contacto en la última semana de abril, patrullando entre semana en una calle muy transitada (Välimerenkatu) y un carril bici (Baana) en la zona de Jätkäsaari de Helsinki.

La primera barredora de calles autónoma

Trombia Free mide 3,53 metros de largo, 2,3 metros de ancho y alcanza una velocidad máxima de 10 km/h limitada a 2-6 km/h cuando está en modo limpieza. Y se describe como "la primera barredora de calles del mundo totalmente eléctrica yautónoma". Sus creadores señalan que el aparato sólo consume el 15% de la energía y una fracción del agua de las máquinas de limpieza convencionales y no genera emisiones.

La prueba ha supervisado el nivel de ruido y la eficiencia de la barredora de calles, así como sus ventajas y limitaciones más amplias. La máquina puede detectar obstáculos y peatones en su camino y detenerse, pero Trombia Free siempre estará acompañada por un operador para dar cuenta de su eficacia, al menos inicialmente.

¿Veremos a Trombia o al menos su concepto expandido a barredoras autónomas por las calles del mundo en un futuro a medio - largo plazo? ¿Qué será de los barrenderos humanos?