BeTech: noticias de tecnología

SMARTPHONES

Vivo patenta un móvil que pliega su pantalla a la parte trasera

La firma china presenta una patente en la que muestra cómo su móvil tiene una pantalla plegable a la espalda.

vivo

Vivo es una de las marcas de teléfonos que más avances hace en este campo. De hecho, se ha colocado por delante de algunas de las firmas más conocidas en cuanto a mejoras y ahora quiere innovar de nuevo. Parecía que todo estaba inventado en el campo de los smartphones plegables en cuanto a diseño, pero es precisamente Vivo la que está detrás de un móvil que pliega su pantalla a la parte trasera.

Así es la nueva patente de Vivo

Las patentes siempre nos traen de qué hablar sobre el futuro de las compañías de tecnología. Da igual el campo, pero es verdad que cuando se trata de móviles siempre llaman la atención. De hecho, estamos en un momento en el que las ideas van y vienen con propuestas interesantes. El uso de pantallas flexibles lo ha hecho posible y ahora todo el mundo trabaja en su propia forma de usarlas.

En esta ocasión nos tenemos que ir a China para hablar de la nueva patente que ha presentado Vivo. Se trata de un teléfono que pliega su pantalla hasta la parte trasera. El concepto, según lo visto en 91mobiles, consta de una estructura de móvil clásico con una parte inferior que se dobla hacia el interior del teléfono. A simple vista mantiene el estilo de cualquier smartphone que conozcas, pero la compañía plantea la posibilidad de doblar la parte de abajo para dotar a la trasera de una pantalla.

vivo

Esta función puede que no parezca muy operativa a priori, pero lo más seguro es que tenga una función fotográfica. Vamos, que se usará para que puedas hacerte un selfi con la cámara trasera y con todo lujo de detalles. Solo quedaría esperar que la firma confirmara estas sospechas y ver cómo ejecuta el teléfono en un futuro.

Nueva restructuración del teléfono

Al doblar la parte de abajo del móvil para ponerlo en la parte trasera hay que considerar ciertas cosas. La primera es que el terminal perdería espacio útil para colocar el hardware, lo que impulsaría a cambiar la entrada USB C y otros conectores a la parte superior. Por supuesto, se diría adiós al uso de cámaras frontales, lo que dejaría los sensores traseros como los únicos disponibles para hacer fotos y videollamadas.

Por supuesto, y como solemos decir, esto se trata de una patente. Esto supone que la llegada al mercado de este dispositivo podría no ser definitiva y habrá que esperar a la decisión final de la firma.