BeTech: noticias de tecnología

CIENCIA

Esta tela impresa en 3D memoriza las formas que se le da

La escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas Harvard John A. Paulson ha creado un tipo de tela que memoriza su forma programada.

tela agua

El reciclaje es una tendencia de muchas firmas de moda comprometidas en coger los textiles que no necesitas y darles una nueva vida. Ahora, esta tecnología es todavía muy nueva y encarece el producto final, por lo que tendremos que esperar para tener unos precios asequibles. Aunque esto es un suponer siempre y cuando haya un proyecto como el que tiene en manos la escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas Harvard John A. Paulson con su tela impresa en 3D con memoria.

Una tela con programación propia

LA impresión 3D convence cada día más a los usuarios de todo el mundo. Los más aventurados son capaces de crear carcasas, botones y plataformas con las que crear sus propios dispositivos. Eso sí, se requiere de un ordenador interno que funcione. Pero sus usos son muy variados, hasta el punto de usarse en medicina para crear huesos falsos pero con una composición similar o incluso células. Pero vamos a quedarnos en un plano mucho más cercano como es el de la ropa.

Puede que lo sea tanto que solo vayas a una tienda a ver precios y te habrás topado con alguna prenda reciclada. Estas pueden convertirse en el futuro del mundo textil y en la escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas Harvard John A. Paulson lo tienen claro. El proyecto tiene como objeto la creación de una tela impresa en 3D que tiene memoria.

Según podemos ver en el video que acompaña este artículo, el material está hecho de fibras de queratina las cuales se pueden moldear a placer. Estas tienen propiedades como la elasticidad y la reacción ante elementos externos. Esto es lo que la hace tan especial, ya que la aplicación de un estímulo como es el agua activa su memoria.

Esta memoria se introduce en el momento en que es impresa o creada y quiere decir que vuelve a su forma original. Como puedes ver, lo que parece un simple trozo de tela se convierte en un molinillo al meterlo en agua, ya que esa era la forma inicial con la que se creó.

Objetivo: mejor reciclado

Este proyecto de una tela 3D con memoria es de lo más interesante. La pretensión de los investigadores es que el sector textil mejore con un material que se pueda reciclar mejor y que además no se degrade tanto. Posiblemente este sea un primer paso al proceso de producción que veremos en el futuro, pero eso está aún por determinar.