BeTech: noticias de tecnología

GADGETS

Crean una bicicleta eléctrica hinchable que se guarda en una mochila

No tienes que pedalear y puedes desincharla como una colchoneta de playa cuando termines. Así es la bici japonesa Poimo.

Crean una bicicleta eléctrica hinchable que se guarda en una mochila

Hoy día impera la ‘micro-movilidad’. Si antaño los monopatines, bicis y los rollers en línea era lo que veíamos, hoy día tenemos e-Scooters, patines eléctricos, e-skates, e-Bikes. El transporte por la ciudad usando estos sistemas se ha disparado, y es normal ver a la gente optar por ellos como una forma de recorrer el primer / último kilómetro desde una estación o una parada de autobús hasta el destino -el trabajo, la Universidad, la oficina, la vuelta a casa.

Sin embargo, a pesar de su éxito, la movilidad existente se enfrenta a problemas de portabilidad, seguridad y precio, debido a sus propiedades rígidas, pesadas y voluminosas. ¿Qué pasaría si optamos por otro concepto? ¿Uno de rígido a flexible?

Soft Mobility

Si hablamos de cosas que se hinchan y desinflan, lo normal es pensar en una pelota, una colchoneta de playa, unos manguitos, un globo, pero nunca en un medio de transporte. Pero unos investigadores de la Universidad de Tokyo han optado por otro concepto, el ‘Soft Mobility’, un nuevo tipo de movilidad hecha de materiales blandos y ligeros que ofrece “una variedad de nuevas experiencias de movilidad a través de la deformación”. Y es que “los materiales blandos son una de las formas prometedoras de lograr esas interfaces dinámicas deformándolas, doblándolas, expandiéndolas e inflándolas”.

¿Interfaces que se doblan? Suena muy extraño, pero hablan de aparatos manejables hechos de materiales suaves, no rígidos. Y como prueba de concepto han presentado a Poimo (POrtable and Inflatable MObility), una e-Bike que comprende un cuerpo blando inflable neumático y ruedas motorizadas.

Poimo, la bici hinchable

Construida con tela de poliuretano termoplástico (TPU) con la puntada de gota en el interior, en comparación con la típica estructura neumática que se expande en forma esférica, la estructura del tejido de punto de gota permite la creación de superficies planas, gracias a las fibras que conectan las superficies opuestas. Por ello, Poimo tiene una forma extraña pero de superficies planas, y cuando se hincha su cuerpo nos proporciona un asiento, estructura y mandos que podemos usar con seguridad pero con el componente que son blandos y no rígidos.

Eso sí, hay que montarla: Al armazón inflado hay que instalarle las ruedas delanteras y traseras, el motor eléctrico brushless, una batería y un control wireless integrado en los manillares. La tracción del Poimo está controlada por el pequeño motor de la rueda en la parte inferior del cuerpo inflable, que se maneja con un control remoto.

Esta combinación de la carrocería y el motor en las ruedas contribuye a una gran deformación y a una estructura ligera. El peso de la carrocería es de 2,3 kg, y cuando está desinflado puede llevarse dentro de una mochila -aunque una un poco más grande de lo habitual. El peso total del prototipo de la bicicleta es de 7,8 kg

El proceso de fabricación de la Poimo es relativamente simple: El cuerpo se fabrica simplemente cortando los tejidos y pegándolos. Y las bisagras que unen las partes móviles se crean cosiendo las cámaras de aire, funcionando como dirección. Además, la viscosidad del cuerpo neumático tiene una función de suspensión. Debido a que toda la estructura de la e-bike está conectada a través de una cámara de aire, el cuerpo con funciones de dirección y suspensión puede ser implementado a la vez.

Inflable y desinflable

Su gran ventaja con respecto a otros sistemas, la carrocería desinflada se hace compacta al plegarse, lo que facilita el transporte en una mochila. La idea de sus creadores y el objetivo es aprovechar la hinchabilidad de la movilidad suave para

1- Viajes de corta distancia

2- Desplazamiento que requieren despliegues frecuentes (por ejemplo, las sillas de ruedas existentes a menudo necesitan ser plegadas cada vez que los usuarios se suben a un automóvil)

Ahora mismo su peso total es algo excesivo teniendo en cuenta su concepto, y obviamente debemos hinchar la bici antes de su uso, lo que requiere de un inflador. Pero la idea es mejorar el diseño original, hacerla más eficiente -quizás con un sistema de inflado automatizado interno que no requiera accesorios externos-, y más compacto. Pero la idea de dejarnos ya de materiales y diseños rígidos y optar por elementos blandos y compactos, abre muchas posibilidades nuevas sin duda.