Two Point Hospital
Two Point Hospital
Carátula de Two Point Hospital

Two Point Hospital, análisis del port en Xbox One, PS4 y Nintendo Switch

Tras su paso en ordenador, Two Point Hospital debuta en PS4, Xbox One y Nintendo Switch con un port a la altura de lo esperado, incluido la mayoría de dlc.

Los hospitales más cachondos del panorama actual abren su sede en consola. Tras un pequeño achaque que le obligó a posponer su lanzamiento a 2020, Two Point Hospital debuta en PS4, Xbox One y Nintendo Switch con un port a la altura de las circunstancias.

La gestión y la administración no han sido nunca géneros prolíficos fuera del PC. Pese a los esfuerzos continuados de marcas como Tropico o el aterrizaje de Cities: Skyline, el traslado del género no suele ser algo habitual. En el caso que nos ocupa, cerca de dos años nos separan desde que SEGA y Two Point Studio desembarcaran en Steam, marco de tiempo idóneo para recibir un producto pulido al extremo.

¿Estirpar el humor? ¡Nunca!

Desde el tendido puede parecer que la mezcla humorística en un juego aparentemente serio puede chocar. En absoluto. Para quienes no estén habituados a este tipo de fórmulas, Two Point Hospital es el sucesor espiritual del mítico Theme Hospital, una de las puntas de lanza de las producciones de la ya extinta Bullfrog Productions.

El trabajo de Peter y cía a finales de los noventa marcó un hito en el género. En los años dorados de la gestión, Theme Hospital (y su homólogo temático, Theme Park) se popularizó por el excelente uso de la comedia satírica como medicina para todos los males. Ese humor inteligente, incisivo, casi terapéutico, catapultó a un juego que sigue recordándose hoy día.

Varias décadas después, el testigo recogido cae hacia un lado conservador, menos puntilloso, aunque consigue el mismo efecto en el espectador. Todas las dolencias suelen ser un reflejo de los temas recurrentes de la sociedad actual. No hay mejor remedio para extirpar al payaso que llevas dentro que introducirte en un perfecto carrusel de emociones dignos del Circo del Sol. Si por el contrario eres el típico iluminado, puedes cambiar tu cabeza-bombilla por un flamante rostro humano.

Gran parte del éxito de su humor recala en el excelente trabajo realizado por el equipo de localización de SEGA en nuestro país. Un ejemplo de ello es la “Guiripe”, una enfermedad que, en palabras del propio juego, “se cree que es causada por veranear en Magaluf”. O la llamada “Mala Estrella”, pacientes que “están gagá” por creerse estrellas del rock, en homenaje a uno de los temas que definieron la carrera musical de Queen.

La vida del hospital

Existe una pequeña diferencia entre los primeros compases del juego y cuando tienes el espectro completo de mecánicas en tu haber. Durante las horas iniciales, encontramos un Two Point Hospital que muestra una versión primitiva de la gestión y administración de estos elementos. Construir, contratar y mejorar, una cadena constante que poco a poco va recibiendo nuevos elementos.

De la gestión general que aprendemos, pasamos a otra experiencia completamente diferente. Vemos que Two Point Hospital se convierte en una propuesta centrada en la microgestión, en que cada elemento del entorno encaje con nuestros visitantes. Ya no solo vale con diagnosticar y curar, sino que entre medias hay una cadena de elementos imprescindibles.

Elementos tales como el nivel de aburrimiento, temperatura, decoración, higiene… Ya no solo vale con diseñar una estructura de salas lógicas, sino que debemos pensar de la forma en la que los visitantes piensan. Si un hospital tiene un gran baño en la recepción, por más que funcione al principio, una vez compramos nuevos solares anexos tendremos que aumentar su número.

Más allá de mantener un equilibrio al alza en el plano económico, nuestros hospitales vivirán de la reputación. Cuanto mayor sea el nivel (medido por las instalaciones y la cualificación del personal), más clientes llegarán, por lo que la exigencia, como no podía ser de otra forma, aumentará. Al contrario de un “Sim City” tradicional, aquí la aventura principal nos llevará a construir la mejor corporación de hospitales a este lado de Two Point Country. Cada recinto tendrá como objetivo lograr las tres estrellas de valor, obtenidas tras cumplir una serie de requisitos a lo largo de los años. Una vez logrado, podremos seguir jugando en él tanto tiempo como queramos, aunque el desbloqueo de objetos y demás está supeditado a seguir construyendo a lo largo del mapa.

La gestión a estos niveles es completamente funcional, incluso adictiva. El tiempo se pasa en un suspiro cuando te ves forzado a reorganizar todas las salas por un mal diseño de los pasillos. Sin embargo, hay ciertas funciones que no se explican todo lo bien que deberían. Llega un momento en el que se nos advertirá de que hay pacientes a los que les falta diagnóstico. Lo que puede parecer una falta de consultas o salas específicas, durante el juego encontramos opciones ocultas en lugares inhóspitos para ello, como la enfermería. Pese a que la curva de dificultad es agradable, el juego no colabora demasiado a la hora de introducir nuevas mecánicas en el late game. Y cuando lo hace, lo hace tarde y mal.

En nuestro análisis original fuimos un pelin más laxos: “La experiencia en el género y la pasión con la que Two Point Studios ha sacado este título es reflejo de lo entretenido y notable que vemos en pantalla. Un refrescante juego que se aleja de los cánones habituales de la industria y nos trae recuerdos a unos y novedad a otros. Un concepto que, pese a acabar siendo un poco repetitivo, mejora con su acabado técnico y su accesibilidad”. Al fin y al cabo, la repetición es algo intrínseco de su naturaleza. Sus problemas se centran en los comentados con anterioridad, además de errores en la inteligencia artificial, como personas que no utilizan objetos del escenario, pacientes que no llegan como es debido a los lugares de ocio, colas interminables en sitios que funcionan con velocidad…

Port en PS4, Xbox One y Nintendo Switch

La llegada de Two Point Hospital a las actuales consolas de sobremesa abre la puerta a que todos los usuarios puedan acceder a su fórmula. El traslado de un control pensado para ratón y teclado a mando no ha sido, aparentemente, una tarea difícil. Su bajo ritmo jugable y el diseño del modo construcción han facilitado el éxito de la mudanza.

La versión a la que hemos podido acceder corresponde a la de PlayStation 4. Los controles son fáciles, intuitivos, el eje de movimiento funciona a las mil maravillas. Tenemos un cursor en el centro de la pantalla que podemos desplazar junto a la cámara. Para acceder a los menús simplemente tocamos el botón cuadrado, cuando la selección pasa directamente a las pestañas controladas por la cruceta.

Los atajos hacen que la vida a través de los menús sea mucho más llevadera. A la hora de construir, elegimos el objeto y su posición variará entre dos posiciones: por cuadriculas o la mitad de una. Tal como ocurre en PC pero llevado al stick. Con R1 y L1 podremos cambiar su posición; si queremos permanecer libres a los cuatro ejes, al pulsar el panel táctil se desbloquea el “modo imán”, lo que permite rotarlos con completa libertad.

A la hora de crear salas es bien sencillo: arrastramos el número de cuadrículas mientras pulsamos el botón X. Si quedan huecos por rellenar, el cursos puede colocar posiciones individuales sin entrar en el arrastre. Todo está medido al extremo para que puedas construir con acceso rápido.

La versión para PS4, Xbox One y Nintendo Switch incluye dos de los tres grandes contenidos adicionales que llegaron tiempo después: Bigfoot y Pebberley Island. En total, hablamos de 68 enfermedades nuevas, 19 de ellas visuales, nuevos retos, zonas y objetos temáticos de su localización. Un paquete único que solo deja atrás Close Encounters, lanzado el pasado mes de agosto.

CONCLUSIÓN

Two Point Hospital aterriza en consola con un port a la altura. El traslado del control de teclado y ratón a mando es perfecto, junto al añadido de dos de las tres grandes expansiones que recibió en PC. Pocos títulos de gestión en estos momentos toman el testigo de Theme Hospital de esta manera. PS4, Xbox One y Nintendo Switch reciben una propuesta prácticamente sin rivales en ellas. Las excelentes posibilidad en cuanto a gestión están por encima de ciertas asperezas en cuanto a inteligencia artificial e introducción de mecánicas.

LO MEJOR

  • Gestión que eleva el reto conforme pasan las horas.
  • El esquema de control en mando, adaptación perfecta.
  • Incluye dos de las tres grandes expansiones.
  • Humor que eleva el impacto por el excelente trabajo en localización.

LO PEOR

  • Pequeños problemas en inteligencia artificial.
  • No siempre introduce mecánicas de forma adecuada.
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.