BeTech: noticias de tecnología

SMARTPHONES

Un movil sin botones: Asi es el Vivo Apex 2020

Vivo presenta un concepto de smartphone de última tecnología sin puertos ni botones físicos.

apex 2020

Cada vez más firmas se centran en tener un móvil con más prestaciones pero con menos botones. El exterior tiene que ser cuanto más limpio mejor y tender siempre a desechar las viejas tecnologías por las nuevas. Esto te sonará porque es lo que hace Apple las más veces para innovar, pero también es el caso de otras compañías como es Vivo con su nuevo móvil Apex 2020 sin botones ni puertos.

Un concepto de móvil sin botones ni puertos

Han pasado más de diez años desde que vimos los smartphones por primera vez en las estanterías de las tiendas de electrónica. Son muchos los cambios que estos aparatos han sufrido desde entonces a nivel de arquitectura interna como externa y por supuesto mejores prestaciones. Pero la tendencia es tener más novedades sacrificando y es lo que la firma Vivo ha planteado con su nuevo concepto de móvil para este año.

La compañía lleva marcando muchas de las tendencias que hemos visto en otras marcas como fue el sensor de huellas bajo la pantalla. Pero este año la novedad en estructura está pensada para revolucionar todo lo que hemos visto hasta ahora en el segmento de los smartphones con lo visto en el concepto del Apex 2020.

La parte frontal es de lo más llamativa por la presencia de un display de 6,45 pulgadas que apenas tiene bordes. Decimos apenas porque solo existen dos colocados en la parte superior e inferior del terminal, mientras que la pantalla se extiende por los bordes del aparato. Esto implica que la firma plantea un teléfono sin botones en los laterales. Por si fuera poco, la cámara frontal de 16 MPX se encuentra justo debajo de la pantalla, dejándola todo el protagonismo sin un agujero que le dé espacio o un notch.

Pero la cosa no acaba aquí, y es que el concepto del Vivo Apex 2020 dispone de una cámara trasera de lo más peculiar. La firma ha optado por una estructura circular como la que hemos visto en el Huawei Mate 30, pero con la gran diferencia de que solo cuenta con dos lentes: una de 64 MPX y la otra con zoom óptico. Pero el gran secreto que guarda esta estructura es que por dentro es un estabilizador que mantendrá la toma sin movimientos bruscos de la cámara.

Ya en la parte externa deja clara la presencia de una antena 5G en su interior, ya preparado con lo mejor de lo mejor. Por otro lado presume de velocidad de carga con sus 60 W de carga rápida. Esto se traduce en que tendrás tu teléfono operativo con el 100% de su carga en nada menos que 20 minutos.