BeTech: noticias de tecnología

PORTÁTILES

Intel presenta su prototipo de portátil flexible en el CES 2020

La firma muestra al mundo su idea de ordenador portátil flexible de nada menos que 17 pulgadas.

intel portatil

Las pantallas flexibles prometen convertirse en el estándar del futuro. Ya son el presente en el mundo de la imagen y el sonido con los monitores enrollables que hemos visto, por no hablar de que los móviles plegables son una realidad. Pero esta tecnología todavía puede dar más de sí y en el CES 2020 hemos visto un prototipo de ordenador portátil plegable que ha presentado Intel.

Horseshoe Bend, el portátil plegable de Intel

Las compañías del mundo de la tecnología se fijan las una en las otras con el fin de aprovechar todo lo posible de resto para su propio terreno, o al menos para uno que les sea favorable. Hemos visto cómo el mundo de los smartphones se revolucionaba con la llegada de las pantallas flexibles, algo que podría transportarse a otros campos como puede ser el de los ordenadores portátiles.

De hecho, en este CES 2020 Intel ha presentado su nuevo concepto de ordenador portátil. Bajo el nombre Horseshoe Bend, la compañía ha mostrado al mundo sus progresos con un ordenador con pantalla plegable de nada menos que 17 pulgadas. Ya es un ordenador grande si se utiliza en modo tradicional, pero lo interesante es que extendido es una gran pantalla que solo necesitas un teclado portátil para empezar a trabajar.

Pero la compañía no solo se ha quedado en lo práctico de este aparato, también le ha servido para presentar lo último en procesadores de la firma: el Intel Tiger Lake. Este chip no solo aporta gran rendimiento a la hora de mover datos, también es de lo más competente para mover gráficos. Por este motivo, hablamos de un hardware de altura que podrá con todo lo que le eches a nivel gráfico.

Microsoft, toma nota

Hace unos meses que Microsoft sorprendió al mundo con sus nuevos dispositivos portátiles. Las nuevas Surface Neo y Duo son sin duda la mejor baza que tienen los de Redmond para hacerse un hueco en el segmento de los dispositivos móviles y plegables, pero todavía le queda mucho por desarrollar. Es verdad que solo han pasado tres meses, pero después de ver el Horseshoe Bend de Intel queda claro que todavía queda mucho por trabajar a nivel de diseño y por supuesto rendimiento.