BeTech: noticias de tecnología

MÓVILES

Por qué te cuesta dormir si usas el móvil en la cama

El uso del smartphone provoca que una cuarta parte de los adultos en Europa tenga problemas para dormir y sufra Insomnio.

0
Por qué te cuesta dormir si usas el móvil en la cama

Es lo primero que muchos/as miran al despertar, y lo último antes de dormir, cerrando así un ciclo diario constante. El móvil es el centro de nuestras vidas, lo hacemos casi todo a través de él, pero también puede provocarnos problemas como por ejemplo el descansar mal, algo que le pasa a la cuarta parte de la población adulta de Europa, que sufre de problemas para dormir e insomnio.

La cuarta parte de Europa, con insomnio

Más de uno de cada cuatro adultos, un 28%, ha sufrido insomnio como resultado del uso de smartphones en la cama, según una nueva investigación del fabricante de smartphones OnePlus en Europa. El 97% de los millennials afirma haber sufrido insomnio por haberse quedado despiertos hasta muy tarde consultando sus teléfonos y se convierten, así, en el grupo de edad más afectado. Casi una de cada seis personas (13%) de este grupo de edad, comprendido entre los 18 y los 34 años, hace uso de su teléfono entre las 11 de la noche y las 3 de la mañana.

Sin embargo, el estudio revela que, cuanto más mayores, menos probabilidad de haber sufrido este trastorno. Como vemos, el porcentaje de usuarios que han experimentado este problema producido por el uso nocturno de smartphones se reduce con la edad:

  • Un 4% de los usuarios de entre 35 y 44 años
  • Un 3% de los ciudadanos de entre 45 y 54 años
  • Un 2% de los mayores de 55 años

Asimismo hay un 15% de los encuestados que activa regularmente un modo de pantalla para restringir la luz azul de su dispositivo móvil. Sin embargo, el 31% nunca lo ha hecho.

La Luz azul del móvil

¿Te cuesta dormir por la noche justo después de haber consultado el smartphone por última vez? Esto puede ser debido a varios factores, y uno de ellos la la denominada luz azul que emiten las pantallas de estos dispositivos, y que se ha demostrado que afecta a los ciclos del sueño y, por lo tanto, al descanso que se consigue. Lo primero que se debe conocer es que la luz azul tiene un gran contenido energético, por lo que causa fatiga visual y otros problemas asociados a esta (como, por ejemplo, cefaleas o migrañas). Es un tipo de luz que imita a la luz del día y, por esta razón, evita que el cuerpo produzca melatonina, la hormona causante del sueño, de forma natural.

Además, la posible aparición del insomnio es otra de las consecuencias derivadas de la luz mencionada y, por lo tanto, el dormir puede ser casi un suplicio si la exposición esta es excesiva -más de 10 horas es ya una cifra a considerar, pero incluso con sólo 6 horas al día ya es arriesgado-. Uno de los factores que son claves a la hora de recibir un impacto nocivo por parte de la luz azul es la cercanía de la fuente de esta, ya que al utilizar un teléfono o tablet como mucho el dispositivo está a no más de 50 centímetros del ojo.

Establecer rutinas

Según Lisa Artis, directora de The Sleep Council (organización británica independiente centrada en concienciar sobre la importancia del sueño en el bienestar): “Si bien estos resultados no son de extrañar, es revelador saber que estar con el smartphone en la cama causa insomnio para muchos. Sabemos que la luz azul inhibe el sueño porque la longitud de onda corta estimula los sensores en los ojos y envía señales al reloj interno de nuestro cerebro, engañándolo para que piense que es de día".

La luz azul es por tanto beneficiosa durante las horas del día, ya que aumenta el estado de ánimo, los tiempos de reacción y la concentración. Pero por la noche, la recomendación sería evitar usar pantallas electrónicas una hora antes de acostarse para ayudar a aumentar los niveles de melatonina. O, si no hay más remedio, atenuar el brillo todo lo posible y/o activar el modo Oscuro siempre que sea posible, por ejemplo en las redes sociales y apps que lo traigan o en los móviles que lo implementen de forma nativa o a través de sus sistemas operativos, como Android 10 o iOS 13.