BeTech: noticias de tecnología

SMARTPHONES

El móvil con el diseño más extraño del mercado: Project Gem

Andy Rubin, co-fundador de Android presenta el Project Gem de Essential, un smartphone con un diseño radical y quizás poco manejable.

El móvil con el diseño más extraño del mercado: Project Gem

Nacido hace 2 años, el primer Essential Phone es un terminal creado por la nueva empresa de Andy Rubin, conocido tanto por ser el creador de Android como por su turbulenta vida privada que le llevó a abandonar Google por 90 millones de dólares. El Essential buscó eso mismo, ser el móvil ‘esencial’: un ‘mashup’ o mezcla de las tendencias actuales del mercado, tanto de éxito como fracasadas, para construir el smartphone definitivo que pueda plantarles cara a los Gama Alta actuales como los Galaxy de Samsung o los iPhone de Apple.

Project Gem, el móvil más largo del mercado

Pero su vida comercial no ha sido larga, ya que el PH-1 fue discontinuado el pasado mes de diciembre y en estos meses sólo hemos tenido actualizaciones de software para el terminal. Consciente de la gigantesca competitividad que hay en este mercado, Rubin no se rinde con su marca y ha usado su cuenta de Twitter para presentarnos otro móvil, el Project Gem, que francamente no se parece a nada de lo que hay en el mercado.

Lo primero que llama la atención del Project Gem es lo más obvio: su diseño externo en forma de ‘candy bar’ infinita alargada hasta el extremo absoluto. De hecho casi parece dos móviles pequeños puestos en fila vertical uno sobre otro. Las imágenes twiteadas por Rubin nos enseñan un chasis larguísimo y muy delgado en cuanto a anchura con una pantalla que sigue y sigue -aunque no infinita en cuanto a que se ve que está enmarcada dentro de unos biseles perfectamente definidos.

¿Cómodo de manejar y transportar?

El CEO apunta a que su teléfono presenta una “nueva Interfaz de Usuario para un factor de forma radicalmente diferente”. Y no hace falta que lo jure, porque la cosa salta a la vista. En las fotos se ve también un panel trasero que parece cambiar de tonalidad según la luz -como el acabado glossy Aura del Samsung Galaxy Note 10+ por ejemplo. Un panel trasero que debido a su estrechez es ocupado totalmente en la parte superior por la cámara trasera y un lector de huella abajo.

De momento en “una fase temprana de pruebas”, Rubin ha señalado que están trabajando en un terminal “para re-enmarcar tu perspectiva de los móviles“. No cabe duda que el concepto es curioso, y la pantalla promete para mostrar mucha información vertical de un solo vistazo, aunque el diseño plantea enseguida dudas sobre su manejabilidad o transporte, por ejemplo en un bolsillo de un pantalón o vestido. ¿Qué os parece?