BeTech: noticias de tecnología

Internet

Deja de volverte loco: identifica siempre los botones de descarga reales

Evitarás los trucos para ejecutar descargas no deseadas

Deja de volverte loco: identifica siempre los botones de descarga reales

Seguro que en más de una ocasión te ha pasado que están cerca de descargar un archivo en Internet que te hace falta y que, al llegar a la página específica, existe tal cantidad de contenidos que no tienes ni idea del lugar en el que tienes que pulsar para conseguirlo. Esto que, al menos, te equivoques una o dos veces y que accedas a contenidos que no son lo que deseas. Mostramos una forma de identificar el enlace correcto que tienes que utilizar.

La mayoría de las veces lo que ocurre se debe a que hay una gran cantidad de publicidad en la pantalla, y no nos referimos a la habitual y que es lógico que exista. Nos referimos a la intrusiva y que busca que descargues sin quererlo software que puede ser desde inútil –en el mejor de los casos- hasta peligroso para la integridad de tu ordenador o dispositivo móvil. El caso, es que no son pocos los que se acaban liando debido a lo complejo de todo lo que se ve en pantalla y accede a un lugar donde no quiere llegar. Un contratiempo que es posible evitar.

Cómo evitar confundirte al descargar archivos de Internet

Y esto se consigue de una forma bastante sencilla, aunque pueda parecer contradictorio por lo que hemos contado. Y, además, no es necesario instalar aplicación alguna adicional para tener un control bastante efectivo de la situación para conseguir exactamente lo que estás buscando en Internet y no otra cosa que no te sirve absolutamente para nada. El caso, es que aprovechando las opciones de los navegadores actuales es posible conseguir esto, y de una firma bastante sencilla.

Simplemente hay que aprovechar la previsualización de la dirección de enlace que parece en la zona inferior del navegador que utilizas, ya sea Google Chrome o Firefox de Mozilla. Cada vez que pasa el puntero del ratón por encima del botón a utilizar, aparece en la zona mencionado los datos de la página de destino. Así, si estás cerca de descargar un manual de un componente, debería poner en este el nombre del fabricante y no, por ejemplo, el de otra compañía (como sería el de las que crean barras de búsqueda para los navegadores). Si es este último caso el que lees, simplemente no des uso a este enlace, ya que evidentemente no es lo que estás buscando. Parece una opción demasiado simple, pero es realmente efectiva.

Un detalle final a tener en cuenta

Cabe la posibilidad que lo que veas en la zona inferior de la pantalla del navegador sea una dirección corta que esconde la verdadera de destino (similar a esta: http://cort.as/-NHWv). A no ser que estés muy seguro que allí está los que busca, lo recomendable es que no accedas a ella, ya que es bastante posible que acabes con una buena cantidad de ventanas emergentes abiertas y volviéndote loco apr cerrarlas. Y, siempre, es muy importante utilizar el sentido común al descargar archivos de Internet ya que si algo te da mala espina, mejor no acceder no sea que pongas en peligro tu dispositivo.