BeTech: noticias de tecnología

ROBÓTICA

Nissan crea un pato-robot que cuida los arrozales japoneses

Nissan crea un pato-robot que cuida los arrozales japoneses

La marca de coches ha fabricando una especie de aspirador ‘Roomba’ para hacer el trabajo de los patos reales.

Aunque pueda parecer lo contrario, el ver a un pato nadando entre los arrozales no es una señal de peligro ni hay que temer por la cosecha. Al revés, porque para un granjero que cultiva el arroz, los patos han sido una especie de ayudantes a lo largo de siglos. Expertos en mantener las cosechas limpias y saludables, los patos arrancan las malas hierbas, se comen a los bichos que rondan los arrozales y además fertilizan las cosechas, sin que el granjero tenga que usar productos químicos.

El pato robot de Nissan

Pensando en todo esto, un ingeniero de Nissan -sí, de la fabricante japonesa de coches- ha ideado la forma en que la tecnología puede ayudar a los granjeros y a sus arrozales en casos como que no haya patos. ¿De qué manera? Pues creando un concepto similar, pero adecuado a los tiempos actuales. Y así ha nacido el pato robot, un particular dispositivo que hace lo mismo que sus homónimos emplumados, sólo que de forma más eficiente y constante, pero que de pato tiene poco, porque básicamente parece uno de esos aspiradores Roomba para las casas con dos ojitos pintados en plan ‘kawai’.

Equipado con lo tecnología punta, este ‘patoaparato’ dispone de conexión WiFi, GPS y paneles solares para que su funcionamiento y carga energética tengan el mínimo impacto en el entorno. Las pruebas han sido un éxito, aunque de momento Nissan no parece tener intenciones de producirlo en masa, pero sí que ha aprobado el proyecto, lo que hace pensar en que puede que sea cuestión de tiempo que los arrozales de todo Japón estén poblados por cuadrillas de pato-bots patrullando, limpiando y cuidando las cosechas.

PatoAparato

Este robopato no es más que el enésimo ejemplo del enorme interés que el país nipón tiene ahora mismo por los trabajadores robóticos, en un momento en que Japón está atravesando una disminución de su población y por tanto hay necesidad de trabajadores y mano de obra. Los patos robot de Nissan podrían encargarse de cuidar largas extensiones de arrozales por sí mismos, lo que significaría que no harían falta tantos trabajadores humanos. Pero claro, ¿eso es algo bueno o malo a la larga?