BeTech: noticias de tecnología

LICENCIA TEMPORAL

Los móviles Huawei tendrán tres meses más de actualizaciones, ¿y luego qué?

Los móviles Huawei tendrán tres meses más de actualizaciones, ¿y luego qué?

Estados Unidos concede 90 días a la compañía para mantener actualizados sus teléfonos, 90 días de updates.

La bomba caía ayer: Google vetaba a Huawei de usar su sistema Android y acceder a su tienda Google Play Store. Y por descontado, el pánico cundió entre todos los usuarios/as de smartphones y tablets de la marca china, propiciando un comunicado oficial de Huawei en el que aseguraba que continuará “brindando actualizaciones de seguridad y servicios post-venta para todos los usuarios existentes de móviles y tablets Huawei y Honor, cubriendo los que se hayan vendido o sigan actualmente en stock en todo el mundo”. La duda es, ¿por cuánto tiempo? Pues ya lo sabemos: Tres meses.

Una solución temporal

Obviamente, la magnitud del anuncio de ayer de Google provocó una catarata online de quejas y también procesiones a tiendas y centros comerciales de usuarios y usuarias preocupados por sus Huawei. De hecho a muchos se les ha dado la oportunidad de devolver sus terminales. Y tras ser los artífices de esto al incluirla en la lista negra de su gobierno, los mismos Estados Unidos se han visto obligados a suavizar ese veto inmediato que querían imponer sobre los Huawei de China. El objetivo es minimizar todo lo posible los problemas para los usuarios -que somos los que siempre salimos perdiendo en estas cuestiones comerciales, como siempre.

El Departamento de Comercio USA, que bloqueó a Huawei, ha tenido que salir al paso y detener su ‘Ban Hammer’ de forma temporal, concediendo a la compañía china una licencia que le permitirá continuar operando para “los usuarios actuales de móviles Huawei y redes de banda ancha rurales“. Traducción: para no verse de golpe una catarata de quejas de gente que se ha quedado sin móvil y sin Internet, Comercio le da 3 meses a Huawei para que parchee la crisis actual y arregle las cosas como buenamente pueda antes que el baneo sea efectivo.

Actualizaciones Huawei durante 90 días

Desde hoy y hasta el 19 de agosto, Huawei podrá seguir enviando actualizaciones de software a los usuarios de sus smartphones, que al menos durante esos tres meses podrán respirar aliviados sabiendo que tendrán sus terminales actualizados con parches de seguridad y updates para las apps. También permitirán que Huawei mantenga las redes de telecomunicaciones que tiene por toda Norteamérica, examinarlas y parchearlas en caso de necesidad.

De hecho se trata de un movimiento que también beneficia a las operadoras USA que tuviesen pedidos pendientes de equipamiento de red fabricados por Huawei, ya que tienen hasta agosto para negociar con otras compañías y proveedores del sector. Según Kevin Wolf, abogado de Washington, “el objetivo de todo esto parece ser el de prevenir que los sistemas de móviles, ordenadores e Internet se caigan”. Consciente de su magnitud, el Departamento de Comercio ha dejado claro que esta licencia temporal podría renovarse por otros 90 días si hiciese falta.

¿Llegar a un acuerdo?

¿Por qué se ha producido todo esto? En medio de la escalada en la disputa entre Estados Unidos y China, en la que ambos países están subiendo las tarifas y los impuestos, el Departamento de Comercio de Estados Unidos bloqueó a Huawei Technologies bajo la acusación de estar envuelta en actividades “contrarias a la seguridad nacional, como espionaje y fraude bancario para obtener productos y servicios americanos en Iran y mover dinero a través de un sistema bancario internacional.

Huawei entró en una lista negra junto a otras 68 entidades, impidiéndole comprar productos hechos en USA. Su ventaja es tener procesadores propios como el chipset Kirin y también modems, pero aún así, 11.000 millones de dólares de los 70.000 millones que Huawei gastó en adquirir componentes fueron para Qualcomm, Intel y Micron, compañías a las que ahora no puede comprar nada. Lo mejor es que desde la propia Huawei aseguran que ya estaban preparados ante este veto. Pero la duda es, ¿qué pasará tras esos 90 días?