BeTech: noticias de tecnología

APPS STORES

Historias absurdas y excusas locas que han oído los empleados de las App Stores

Historias absurdas y excusas locas que han oído los empleados de las App Stores

Líquidos extraterrestres, iPhones incendiados remojados en el water. Las mejores excusas que se han empleado.

Cuando se está de cada al público en un sitio que recibe muchas visitas, se escuchan todo tipo de historias, excusas y quejas. Y las Apple store o tiendas Apple físicas no son una excepción, sino un nido de buenas historias sobre las excusas más absurdas que la gente que ha roto su iPhone se ha inventado para que se lo cambiasen por uno nuevo. Historias que tres ex-empleados veteranos de las Apple Stores contaron a la web Thrillist.com en 2016, y que hemos querido recuperar porque, en serio, algunas no tienen desperdicio… Que empiece el desfile de excusas tan absurdas y delirantes como elaboradas:

El líquido de E.T.

Una causa común de tener que llevar el teléfono al SAT es porque se nos ha caído en el agua, se ha mojado y dejarlo al sol tres horas para que se seque no ha funcionado. Podemos enviarlo al SAT o podemos echarle morro y que nos lo cambien en la tienda por otro, como hizo este hombre, que según el ex-empleado Tony le llevó su iPhone roto y le intentó convencer "de que el daño por líquido fue provocado por algún tipo de fluído extraterreste de cuando él fue abducido por aliens. Me costó mucho no reirme cuando me lo dijo".

Brickeo a balazos

Cuando rompemos el móvil también nos inventamos historias para crear el accidente fortuito perfecto y que cuele y nos reparen o cambien el terminal gratis. El ex-empleado David cuenta que "una vez entró en la tienda un tipo que trajo un iPhone completamente destrozado en una bolsa de plástico. Quiero decir que este estaba 100% irreconocible. Nos dijo que [el móvil] no funcionaba bien, así que se lo llevó detrás de su casa y le disparó con su rifle porque estaba muy cabreado con el móvil. No se lo cambiamos".

Retretes y Microondas

El tema de los líquidos parece dar para un libro de anécdotas, pero los intentos caseros de solucionarlo de muchos clientes dan para otro tipo "los arreglos más estúpidos de la historia". En este caso el ex-empleado Lucas cuenta que el peor mentiroso que tuvo en su tienda fue alguien que le trajo un "iPhone mutado, deforme" que puso frente a él y dijo que no funcionaba. Su excusa fue que estaba hablando por él cuando de repente el terminal se recalentó en exceso quemándole la mano y lo tiró al mostrado y empezó a arder. Lucas lo llegó a la 'Genius Room' de la tienda para abrirlo y vio que estaba lleno de líquido.

El cliente admitió que al estallar en llamas lo arrojó al water y tiró de la cadena, motivo por el que estaba mojado. Pero según Lucas "estoy muy seguro de que a este tipo se le cayó el iPhone en el agua y pensó que la mejor forma de secarlo fue metiéndolo en el microondas", lo que explicaría la evidente deformación.

Fotopollas, famosos y amenazas bomba

Cuando llevas tu equipo para hacer una migración de datos, todo lo que tengas puede salir en pantalla. Según estos empleados “las cosas que pueden salir en los PCs de la gente cuando hacemos un traspaso de datos… Cuando las fotos son importadas a iPhoto, se muestra cada foto en la pantalla como si fuera importante. Tantísimas. Fotos. DE POLLAS. Algunas cosas no puedes olvidarlas”.

Diplo, el productor musical y DJ que ha trabajado por ejemplo en la BSO de Deadpool 2, llegó una vez a la tienda donde Lucas trabajaba, en una “zona de moda de perfil alto“. El músico le dijo que “su iPhone habría sufrido daño por Vodka“, y no funcionaba bien tras el contacto con la bebida alcohólica. “Al menos fue sincero sobre ello. Le cambié el móvil y me tendió un porro en mitad de la sala como forma de agradecimiento”.

Pero hay historias que incluso podrían haber acabado mal, sobre todo en el ambiente actual de inestabilidad y actos terroristas: “Tuvimos un cliente que estaba muy cabreado con la larga espera cuando íbamos retrasados. Nos amenazó con que tenía una bomba en su mochila e iba a volar la tienda si no le ayudábamos. Fue escoltado fuera por nuestro personal de seguridad y se le pidió no volver". Lo curioso es que una semana después salió una noticia de alguien que había amenazado con volar un gimnasio de Los Angeles, y cuando el equipo SWAT entró y arrestó al hombre, “¿a que no adivinan quién era?”

0 Comentarios

Normas Mostrar