BeTech: noticias de tecnología

KILLER ROBOTS

Los robots asesinos de Corea del Sur, armamento militar inteligente

Los robots asesinos de Corea del Sur, armamento militar inteligente

La Universidad KAIST investiga armas autónomas con Inteligencia Artificial, lo que ha provocado un boycott.

Se les llama popularmente los ‘robots asesinos’, un nombre que evoca creaciones cinematográficas como los Terminator de James Cameron. En realidad no son exactamente unidades T-101 con esqueleto de metal, pero el principio que rige a los villanos de la mítica serie y al armamento conocido como ’killer robots’ es el mismo: darle a un arma conocimiento y aprendizaje mediante la Inteligencia Artificial. Armas inteligentes, como para no temblar de miedo.

 

Robots asesinos en Corea

El campo de los ‘killer robots’ es tan atractivo para los ejércitos de los gobiernos y las PCM (Corporaciones Militares Privadas, el futuro de todos los ejércitos del mundo en forma de externalización de la seguridad), que invierten grandes presupuestos en su investigación. Y lo hacen porque al igual que la carrera armamentística nuclear en los años 50, quien primero los tenga, gana. Gana el obtener una capacidad de defensa superior a la de sus rivales, lo que a la vez le brinda una estupenda arma política para negociar.

La KAIST, Korea Advanced Institute of Science and Technology, es una universidad pública de investigación situada en Yuseong, Daejeon, Corea del Sur, y no es un misterio que la institución tiene planes de cara a los robots asesinos, planes para ayudar a desarrollar armas controladas por su propia Inteligencia Artificial. Esto ha motivado que más de 50 investigadores de renombre en IA y Robótica del mundo hayan convocado un boycott contral el KAIST para que no siga adelante. Un boiycott anunciado justo antes de celebrarse una reunión de las Naciones Unidas la próxima semana en la que tratarán, precisamente, el tema de las restricciones internacionales sobre los ‘killer robots’.

La preocupación del sector científico ante Skynet

Esta unión de expertos del sector demuestra la preocupación y la lucha activa que la comunidad científica está llevando a cabo para que se apliquen controles más importantes sobre el armamento militar inteligente. Toby Walsh, profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur y organizador del boicott, señala que la carrera en pos de las armas con capacidad autónoma ha comenzado, y ya “podemos ver prototipos de armamento autónomo bajo desarrollo hoy día en muchas naciones incluyendo los Estados Unidos, China, Rusia y Reino Unido”.

El KAIST, una universidad de renombre mundial en el campo de la investigación IA, es conocida por trabajos como el robot DRC-HUBO, que ganó el desafío robótico DARPA 2015 y es capaz de desplazarse, realizar tareas complejas y hasta conducir coches. Y

si ya la idea de un robot inteligente que sea más eficiente que un humano hace sudar un poco, pensar en aviones de guerra, tanques y bots de infiltración armados y capaces de actuar por iniciativa propia en base a sus directrices, sí que inquieta. Lo gracioso es que seguimos viendo al villano Skynet de Terminator como algo ficticio, pero todo esto no hace más que demostrar que la carrera armamentística actual es lo que persigue: una red de defensa inteligente y autónoma.