Persona 5, guía completa - 18. The Show is Over

La vida de un ladrón de guante blanco nunca es fácil. Es necesaria agilidad, estilo, capacidad para despistar a la policía, destreza... y ser capaz de luchar contra ti mismo. ¿Preparados para viajar a lo más profundo de la psique humana y robar corazones? Libera a tu verdadero yo y ¡lánzate!

GUÍA PERSONA 5 - 18.THE SHOW'S OVER

Cuando todos los preparativos hayan terminado, volveremos a Shibuya para la batalla final.

ATENCIÓN, SPOILERS IMPORTANTES HASTA FINAL DEL CAPÍTULO

Mundo de Qliphoth
Sombras: Dominion, Kali, Mot, Abaddon, Mara
Tesoros: Armadura de sobreproteccion, talismán Kongou, soma, capa de empatía

En la primera zona podremos hacernos con un par de cofres con un talismán Kongou y una armadura de sobreprotección.

Cuando avancemos, descubriremos que los Arcángeles del Dios del Control nos cortarán el paso, por lo que tendremos que enseñarles quién manda aquí...

Jefe: Heraldo de la Muerte (Uriel)
Debilidades: Ninguna
Resistencias: Ninguna

Al comienzo del combate, invocará a dos Ángel que lanzarán magias que mejorarán su evasión y defensas, por lo que nos encargaremos de ellas en primera instancia. Por lo demás, basta con golpearle con nuestras habilidades más poderosas para que caiga.

A continuación, seguiremos por una maraña de caminos que por los que tendremos que enfrentarnos a algunas Sombras. Ahora, nuestro siguiente oponente será otro Arcángel.

Jefe: Purificador del Cielo (Raphael)
Debilidades: Ninguna
Resistencias: Bendición

Raphael es un personaje físico en su totalidad, así que es interesante utilizar magias como Tetrakarn, que devolverán todos sus ataques contra él. Por lo demás, basta con mantener la evasión y la defensa alta y vigilar que nuestra salud no baje nunca de la mitad.

Tras otra zona de Sombras vagabundas y extremadamente peligrosas, nos enfrentaremos a nuestro tercer enemigo.

Jefe: Declarador de Angustia (Gabriel)
Debilidades: Ninguna
Resistencias: Ninguna

Este será un difícil combate, ya que Gabriel posee un inmenso poder de ataque, bien sean ataques individuales o grupales. En este caso, conviene mantenernos con la defensa y la evasión alta, vigilar nuestra salud, y que Joker use Personas que anulen el elemento bendición.

En la siguiente zona, además de Sombras extremadamente poderosas, nos encontraremos dos cofres que contienen un soma y una capa de empatía. Tras finalizar esta área, nos enfrentaremos el último Arcángel.

Jefe: Guía Apocalíptico (Michael)
Debilidades: Ninguna
Resistencias: Ninguna

Como en el primero de los Arcángeles, conviene que nos encarguemos de los Ángel que invocará de tiempo en tiempo, ya que le otorgarán estados beneficiosos. El resto del combate conviene que nos protegemos de sus ataques físicos, de tipo bendición y sus magias de tipo omnipotente. Si mantenemos la máxima de mantener nuestra evasión y ataque altos mientras vigilamos nuestra salud, no debería ser un gran obstáculo.

Ahora, conviene que nos preparemos, volvamos al comienzo de esta zona y fusionemos a nuestros Persona más poderosos, además de curarnos, ya que el enfrentamiento final se acerca.

Jefe: Santo Grial
Debilidades: Ninguna
Resistencias: Ninguna

Al comienzo del combate, Futaba nos sugerirá que cortemos los conductos que le conectan a la gente presa, por lo que enviaremos al miembro menos "útil" del grupo a realizar dicha labor. Para asegurarnos de que esta sorpresa se lleva a cabo, debemos atacarle al menos una vez en cada turno.

El resto del tiempo, debemos mantenernos con la evasión y la defensa alta, y procurar bajar su ataque en la medida de lo posible. En determinado momento, se preparará para cargar Faro de Luz, un ataque devastador que se desatará a los 2 turnos, pero si conseguimos defendernos a tiempo, podremos evitar la mayor parte del daño. En esta batalla es imprescindible tener a un sanador como Makoto o Morgana curándonos a plena potencia.

Pero por desgracia, esta no es su última forma...

Jefe: Dios del Control, Yaldabaoth
Debilidades: Ninguna
Resistencias: Pistola de la ejecución – Viento (repele), (Libro de los mandamientos – Nuclear (repele), Espada de la convicción – Físico (repele), Campana de la declaración – Fuego (repele)

Yaldabaoth es un adversario duro de roer, pero no más que otros adversarios a los que nos hayamos enfrentado antes. En primera instancia, le golpearemos con pocas represalias por su parte, lo cual resulta extraño.

A medida que su salud descienda y los turnos se sucedan, veremos cómo va materializando distintos brazos extra con una pistola, una campana, una espada y un libro, cada uno con su propia barra de vida y sus afinidades elementales. Es importante que nos libremos pronto de ellas, ya que pueden infligirnos estados anormales especiales que no pueden ser contrarrestados de ninguna manera, además de causar situaciones desventajosas, como doblar el coste de cualquier habilidad.

Cuando su vida esté a punto de agotarse, regenerará a los 4 brazos a la vez, usándolos para acumular energía para el Rayo del Control, un ataque extremadamente poderoso. Cuando esto ocurra, podemos intentar destruir alguno de los brazos o defendernos para sobrevivir al ataque. Otra alternativa es centrarnos en el cuerpo de Yaldabaoth y destruirle antes de que pueda lanzar su ataque.

Durante todo el ataque es imprescindible usar magias como Matsukukaja, Marakukaja y Matarunda para evitar la mayoría de los golpes y disminuir su potencia en caso de que impacten; así como el uso indiscriminado y casi constante de Mediarahan y Diarahan para mantenernos con la vida alta. El uso de habilidades como Cargar o Concentración es recomendable para maximizar los daños.

Ahora, solo nos queda relajarnos y disfrutar del Final Verdadero de Persona 5.

Gracias por jugar con nosotros ☺