BeTech: noticias de tecnología

NOKIA 3310 RUSO

Gresso 3310, el clon ruso del Nokia 3310 que vale 3000 euros

Gresso 3310, el clon ruso del Nokia 3310 que vale 3000 euros

Se tata de un feature phone hecho de titanio a prueba de golpes.
Cómo ver la Superluna

Por más que hubiera smartphones de ultimísima generación y funciones avanzadas, uno de los grandes protagonistas del Mobile World Congres 2017 ha sido sin duda el Nokia 3310, un humilde ‘feature phone’ en el panorama actual hecho sólo para llamar, enviar SMS y jugar al Snake por Symbian, pero con un valor retro y nostálgico enorme además de un precio de 49 euros que lo hacen irresistible para tenerlo de colección o móvil secundario de emergencia.

 

Gresso 3310, el clon ruso del Nokia 3310

Consciente de la viralidad mediática que el ‘feature phone’ o ‘dumbphone’ de Nokia ha tenido esta semana, la empresa Gresso se ha apresurado a rendirle ‘homenaje’ (o más bien a copiar su diseño) con un teléfono que tiene prácticamente las mismas (escasas) funciones pero un precio digamos ‘algo’ superior. Y por digamos se entiende una diferencia abismal desde los 49€ del Nokia 3310 a los 2900 euros que vale el Gresso 3310, un terminal de auténtico lujo.

Conocidos por sus diseños y versiones sólo para un público limitado, la compañía rusa Gresso son los autores de móviles tan conocidos como el Luxor Las Vegas Jackpot, un smartphone absurdamente lujoso y caro de 1 millón de dólares que está hecho de oro puro, con teclas de zafiro de cristal y partes del chasis rematadas en madera africana de más de 200 años de antigüedad y por tanto la más cara del mundo. Su versión del 3310 no es ni por asomo tan caro, aunque para un usuario con un sueldo estándar se antoja un artículo de lujo.

Gresso 3310, un móvil sólo para llamar que vale casi 3000 euros

Resistencia de Titanio

Si el Nokia 3310 era conocido por algo hace 15 años, esto era su resistencia. Y el Gresso 3310 ha querido distanciarse del nuevo Nokia 3310 presentado el domingo con un modelo hecho en titanio puro de grado 5, un material con el que ha fabricado la carcasa y otros elementos como los botones físicos del terminal. El uso del titanio aporta una resistencia enorme al teléfono, además de una ligereza considerable. Otro pilar de este ‘feature phone’ que sólo sirve para llamar y enviar mensajes es su batería, que tiene una autonomía de 75 horas en llamadas (el Nokia 3310 tiene 22 horas) y 720 horas en espera (el de Nokia es capaz de aguantar en espera un mes).

Dual SIM, 32GB de espacio interno y cámara de fotos de 3 Megapíxeles son otras características de un móvil secundario que cuesta la friolera de 3.000 dólares, alrededor de 2.900 euros, lo que lo convierten en una edición Premium al extremo del Nokia 3310 sólo válida para quienes puedan y quieran pagar su precio. Eso sí, hablamos de literalmente una joya de titanio.

0 Comentarios

Normas Mostrar