BeTech: noticias de tecnología

Gadgets

Controla tu teléfono a distancia con este gadget

Controla tu teléfono a distancia con este gadget

Adonit es un gadget con forma de lápiz con el que puedes controlar a distancia tu smartphone.

Con Snap podrás controlar tu smartphone a distancia. Se trata de un bolígrafo creado por la compañía Adonit, especializada en este tipo de dispositivos, con el que puedes tomar fotografías y editar tus fotografías a mano alzada. Esta función la agradecerán sobre todo los usuarios de redes sociales fotográficas como Snapchat, a quienes personalizar fotos con el dedo les resulta poco práctico y preciso a la hora de dibujar.

Dibuja y comparte

Este stylus es muy similar a su hermano Pixel, otro bolígrafo inteligente más centrado en el diseño. En el caso de Snap, mide unos 15 cm de largo y 0.4 cm de grosor. Se conectará con tu smartphone vía Bluetooth y funciona como un puntero clásico, el cual mide unos 0,2 cm. Sus funciones son básicas, es decir, te será útil para seleccionar y utilizar aplicaciones, desplazar la pantalla y escribir a mano alzada. También puedes personalizar tus fotos antes de mandarlas a tus contactos y darles un toque propio.

Snap stylus

Con Snap podrás controlar tu smartphone a distancia a la hora de hacer fotos.

Como novedad, se sincroniza con la función de la cámara. Gracias a un botón podrás controlar a distancia el obturador y hacerte selfies sin necesidad de disparar a un espejo o utilizar un famoso ‘palo-selfie’ para que salgas entero. Además, se pega a un imán que lo puedes colocar en cualquier parte de tu smartphone para llevar ambos aparatos siempre juntos. En cuanto a su compatibilidad, podrás utilizarlo para iOS como para Android y su precio alcanza los 35 euros aproximadamente.

Otros bolígrafos inteligentes

Snap es un stylus sencillo con el que se puede tomar fotos a distancia, pero hay otros dispositivos similares con funciones más adecuadas al diseño. Por ejemplo, Cronzy es un bolígrafo capaz de escanear el color de todo lo que pudieras ver. Un sensor RGB se encargaba de reconocer el color y transferirlo al cartucho CMYKW. También se podía elegir uno concreto desde la rueda cromática disponible en la aplicación.

Por otro lado, aunque en un plano más alejado de las pantallas, está 3Doodler Pro, un bolígrafo que fabrica en 3D todo lo que dibujas. Su precio alcanza los 222 euros, por lo que hablamos de un dispositivo profesional y funciona con fibra de varios materiales. A parte del típico plásitico, también funciona con bronce y cobre, madera, Nylon, y policarbonato. Eso sí, mejor no acercarse hasta que la obra de arte se haya enfriado ya que los elementos se calientan a una temperatura entre 100°C to 250°C.