Dust 514

Aunque su existencia ya era conocida desde hace tiempo, CCP logró la campanada al conseguir unos siempre preciosos minutos en la conferencia pre-E3 de Sony para su Dust 514, anunciado como exclusiva para PS3.

En el mundo de los MMO hay dos modelos de juego reconocibles ahora mismo, uno de ellos extremadamente mayoritario y otro muy minoritario. El predominante es el modelo popularizado por Everquest y convertido en coloso por World of Warcraft: crear un personaje y pasar por una progresión compuesta de misiones, mazmorras, combates contra otros jugadores y otros elementos, todo dentro de un mundo inmutable, en la que las acciones del jugador no significan mucho. Lo único que cambia en esos juegos es el propio personaje, gana niveles, logra mejor equipamiento e incluso obtiene monturas u otros elementos, pero su mundo no cambia a su alrededor excepto cuando lo dicta el equipo de desarrollo, no hay consecuencias reales a las acciones del jugador y la experiencia es bastante similar para cada jugador, ya que los caminos de progresión son similares; es lo que se conoce familiarmente como diseño 'parque de atracciones.'

EVE representa, casi en solitario, un concepto opuesto: el MMO 'sandbox', un tipo de juego en el que los usuarios tienen un universo que se moldea en función de sus acciones, donde una derrota en combate tiene consecuencias y en donde el balance de poder entre las corporaciones puede depender de una batalla. Todo en EVE está moldeado por las acciones del jugador: son los jugadores los que recolectan materiales brutos de los asteroides y los procesan, son los jugadores los que producen las naves del juego para venderlas, son los jugadores los que mueven la economía y también son los dueños de una gran porción de una gigantesca galaxia compuesta por miles de sistemas solares -más de 6000 para ser exactos-, estableciendo sus propias bases, creando sus alianzas y batallando por mantener o aumentar su influencia. Es un espacio virtual único en el que han acontecido algunas de las acciones más increíbles ocurridas en un videojuego: colosales estafas con un valor económico muy real, épicas batallas con cientos de naves que han marcado el destino de una región y traiciones entre jugadores que han sacudido los cimientos de todo un imperio. Espionaje, ambición, poder, corrupción... el universo de EVE es tremendamente humano en su naturaleza porque está forjado por la acción de humanos, y eso es lo que lo convierte en algo tan impredecible.

Esta explicación es necesaria porque en realidad puede que muchos de los que estén leyendo esto ni siquiera sepan lo que es EVE, pese a que es un juego con muchos años en el candelero y 14 ampliaciones, pero en PC. Muchos usuarios de PS3 no están familiarizados con este universo, o ni siquiera han jugado a un MMO en su vida, ¿qué les ofrece este DUST 514? En resumidas cuentas, el nuevo proyecto de los Islandeses es una invitación a los usuarios de la consola de Sony para participar en ese universo, pero desde un punto de vista completamente diferente. Mientras los jugadores de EVE navegan con sus colosales naves, manejando la compleja logística de los diferentes aspectos del juego -estadísticas, menús, configuraciones de naves, estrategias....- los jugadores de consola serán mercenarios, luchando con armas y vehículos a cara de perro en los miles de planetas presentes en esta galaxia. Un FPS en el que cada batalla tendrá consecuencias en un espacio social establecido de miles de jugadores.

La idea no es demasiado compleja de explicar. Gran parte del espacio de EVE está a merced del control de grandes corporaciones y alianzas formadas por jugadores. Es en ese espacio, donde rige la ley del más fuerte, donde las corporaciones luchan por los valiosos recursos que les permiten construir la infraestructura que necesitan: estaciones especiales, elementos defensivos, naves... Es lo que se conoce como 'Soberanía' y mantenerla es algo sumamente costoso en tiempo y recursos. En los últimos tiempos, ese concepto fue rediseñado para poner a los planetas como eje de ese poder, convirtiéndolos en superficies donde se instalan fábricas, se extraen minerales y forman, en general, las columnas de la economía en estos espacios. Con Dust 514, lo que se pretende es añadir una nueva capa a ese status quo. Los jugadores de EVE tendrán el dominio de los cielos, pero los jugadores de Dust lo tendrán en la tierra, y ambos bandos deberán entenderse si quieren sacar el máximo partido a su espacio.

Los usuarios de Dust 514 serán mercenarios, podrán operar en solitario pero, como sucede en EVE, lograrán mayor influencia formando parte de clanes más grandes, que podrán ser contratados por las corporaciones de jugadores de EVE para conquistar territorios dentro de los planetas. Las distintas corporaciones interesadas podrán pujar por los servicios de los mejores ejércitos de mercenarios y pagarles con la moneda de este universo, ISK, un dinero que los jugadores podrán utilizar en su propio equipamiento, incluyendo instalaciones, vehículos de combate y apoyo, armas, armaduras y otros complementos. Al igual que sucede con EVE, los jugadores con más capital en el juego tendrán cierta ventaja, aunque también tienen el problema de que su victoria no está garantizada y las derrotas son derrotas; si pierdes, pierdes toda la inversión. El poder financiero de los actores principales en EVE es importante, pero hay incontables casos en los que la habilidad, la coordinación y la estrategia de un grupo de jugadores han acabado con objetivos aparentemente mucho más poderosos (y caros) que ellos, por lo que se espera que esa máxima se lleve a Dust.

Dentro de esas reglas básicas, las posibilidades se presentan interesantes. Las mayores y más competentes corporaciones de mercenarios serán las llamadas a participar en los conflictos más importantes de EVE. Pero esos soldados no son simplemente perros de presa que los navegantes espaciales pueden lanzar con dinero, los grupos terrestres también tienen su propio poder de decisión. Pueden optar por tomar ellos directamente el control de las instalaciones si no están de acuerdo con las condiciones de su cliente o simplemente porque sí, pueden beneficiarse de las instalaciones de un planeta, o destruirlas para que nadie se pueda aprovechar de ellas. Y aunque algunas de las colosales naves Amarr, Minmatar, Caldari y Gallente tendrán capacidad para realizar bombardeos planetarios, también desde tierra habrá posibilidad de usar cañones especiales de largo alcance capaz de devolver el castigo. Ahora bien, hay un pero, los planetas dependen de las naves para cosas como transporte y apoyo logístico. Sin los navegantes, no se pueden instalar cosas como centros de clonación en el planeta, lo que implicará que los soldados que mueran no renacerán en el planeta que estaban defendiendo, lo que comprometerá su posición. La dinámica entre las diferentes facciones tienen potencial para ser apasionantes.


Una de las más sorprendentes decisiones de CCP con respecto a 514 es su negativa a no lanzar el juego en compatible, que es a fin de cuentas donde está la base de usuarios de EVE. El motivo según la compañía es que quieren abrir su universo a un nuevo tipo de jugadores, y no canibalizar la base de usuarios que ya tienen. Obviamente, el jugador de EVE que tenga una PS3 está invitado a participar, pero en ningún caso quieren que la base estable de usuarios del MMO se vaya a Dust y dejen al universo con falta de naves, lo que sería catastrófico para la economía. La situación ideal es que los actores tradicionales de EVE usen las posibilidades extra que les ofrece el nuevo escenario bélico y sigan disfrutando de sus aventuras especiales, mientras que una nueva generación de jugadores descubre EVE desde un punto de vista completamente diferente pero a la vez totalmente integrado dentro de un todo. Y sobre la exclusividad de PS3, nuevamente el hecho de contar con un sistema gratuito y abierto -que ya ha resultado en experimentos como DC Universe o Steamworks en PS3- ha facilitado que CCP realice este esfuerzo en exclusiva para la plataforma de Sony, ya que Microsoft sigue siendo inflexible en la manera que gestiona Live.

Uno de los aspectos claves de DUST 514 está en su modelo de negocio. La moneda del juego se llama ISK y se obtiene comerciando/pirateando/robando dentro del propio universo de EVE, aunque también se puede lograr cumpliendo misiones para aquellos que prefieren las zonas de alta seguridad, protegidas por un organismo controlado por IA llamado CONCORD -que sin embargo no es infalible-. Centrándose en DUST, CCP ha comentado que, al menos inicialmente, el juego será de pago -por una cantidad indeterminada todavía ya que será sólo descargable a través de PSN- pero que esa inversión inicial será devuelta en forma de ISK, por lo que el dinero gastado en el juego servirá para financiar los primeros pasos del soldado dentro de este universo. Al contrario que en EVE, que funciona por subscripción mensual, DUST 514 estará orientado alrededor de los micropagos, así que se considera que la inversión inicial no será demasiado grande. Por las palabras de los miembros del equipo islandés, ni siquiera esa inversión será fija en el tiempo, ya que la idea del estudio es iniciar una incorporación gradual de jugadores los primeros meses, para evitar que cientos de miles de usuarios colapsen el juego de golpe. Lo que sí que es cierto es que, una vez pagado el cliente, el jugador podrá jugar sin subscripciones y, en principio, sin pagar -aunque siguiendo los principios del F2P, pagar permitirá ciertos lujos estéticos y acelerará o facilitará ciertas cosas para aquellos que no tienen soporte directo de usuarios de EVE, en un equilibrio que resulta siempre complicado.-

Sobre el juego en sí, todavía no se saben excesivos detalles, con cosas como equipamieto, armas o mecánicas de combate. Sólo se han comentado algunos detalles como que habrá una presencia importante de vehículos y que podrán ser equipados con módulos y armas tal y como sucede con las naves de EVE -aunque posiblemente a una escala menor y sin tanta complejidad, en EVE hay cientos de miles de posibles configuraciones para cada nave-. También se conoce que no habrá clases predefinidas, sino un sistema parecido también al de EVE -aunque previsiblemente reducido- en el que se podrán entrenar diferentes habilidades y disciplinas para lograr crear el tipo de mercenario que deseas, pudiéndolo llevar en múltiples direcciones, que posiblemente le permitirán hacer un mejor uso de su equipamiento y darle mayor valor en la batalla.

Sin embargo, DUST plantea una serie de retos que, por su naturaleza, afectan también a EVE y a su muy veterana y apasionada audiencia, por lo que CCP deberá operar con precaución. Por ejemplo, recientemente se ha introducido una nueva moneda: Aurum, que está generando una enorme polémica porque permite intercambiar dinero real por bienes dentro de EVE, lo que rompería el equilibrio actual y permitiría a gente con mucho dinero disponible obtener las ventajas que otros sólo obtienen con muchas horas de juego y dedicación. Algunos piensan que la nueva moneda se ha introducido con motivo de DUST, y que forzará en el MMO a adoptar el mismo sistema de micropagos. Por su parte, CCP ha asegurado, después una muy agria polémica en los últimos días y varios desastres de comunicación, que los Aurum sólo serán usados en EVE para 'objetos de vanidad', puramente estéticos. Ahora bien ¿y en DUST? ¿cómo funcionará esa nueva moneda? es un misterio, pero el equipo tendrá que tener mucho cuidado, a nadie le gusta estar en clara desventaja porque su rival tiene más dinero en el mundo real que él.

También está por ver si, teniendo en cuenta la competencia en el mundo de los FPS, si el equipo encargado de DUST puede crear una experiencia que sea atractiva. Mucho del potencial tiene un claro atractivo para los que conocen y siguen el universo de EVE, pero para un poseedor de PS3 sin experiencia o siquiera conocimiento en el MMO, la pregunta sería: ¿por qué quiero jugar a ésto? Será fundamental, por encima de todo, lograr un un shooter serio y divertido, con muchas posibilidades y con la suficiente cantidad de contenido, variedad y elementos interesantes como para mantener una comunidad estable, lo que no es fácil en un género en donde los jugadores tienen un gran abanico de ofertas y donde las migraciones entre título y título están a la orden del día. También CCP deberá equilibrar muy bien entre ambos títulos, porque realmente está atravesando territorio desconocido y usando EVE, su único juego activo y el pilar económico del estudio islandés, como campo de experimentación para una experiencia multiplataforma como nunca antes se había experimentado. El respeto y el reconocimiento a semejante apuesta no va reñido con el miedo de que un MMO tan especial como EVE se vea afectado por los experimentos de aprendiz de brujo de los islandeses. Sin embargo, en el estudio consideran que este movimiento será bueno para EVE y le dará una nueva energía para afrontar el futuro; sólo queda desearles suerte y acierto.

Dust 514

Dust 514 es un first person shooter persistente en un universo de ciencia ficción desarrollado por CCP Games para PlayStation 3.

Dust 514