Captain Tsubasa: New Kick Off
Captain Tsubasa: New Kick Off
  • Plataforma DS 7
  • Género Deportes
  • Lanzamiento 03/11/2010
  • Desarrollador Konami
  • Texto Español
  • Editor Konami
  • +3
Carátula de Captain Tsubasa: New Kick Off
  • 7

    Meristation

El auténtico as del fútbol

Ramón Méndez

Conmemorando el 30 aniversario del inicio del manga de Yoichi Takahashi, Konami nos trae Capitán Tsubasa a nuestras DS. Un juego de fútbol atípico y no apto para todos los usuarios, pero que con tiempo y dedicación puede dar muchas alegrías y horas de diversión a los aficionados al original.

Resulta casi asombroso que el fútbol más espectacular de todos los tiempos consiga abrirse camino y llegar hasta nuestras fronteras en una de sus adaptaciones virtuales. Hablar de Capitán Tsubasa es hablar de una leyenda del manga y el anime japonés, que marcó una época en todo el mundo y que, a día de hoy, perdura con toda su magia casi inalterada. Tal vez a muchos el nombre nipón no les suene de nada, pero si hablamos de Oliver y Benji, o Campeones, las cosas cambian, ya que aquella clásica serie de animación acompañó a los niños, adolescentes y amantes del fútbol de todo el mundo durante las décadas de los 80 y los 90. A modo de curiosidad, es preciso destacar que la serie sigue muy viva en Japón, donde el manga nos presenta diferentes etapas de la vida profesional de nuestros héroes.

Pero no queremos perdernos a comentar imágenes ya clásicas como el hecho de que Tsubasa Ozora (Oliver) fichase por el Barcelona y que en su etapa actual en el manga esté disputando un intenso partido contra el Real Madrid para intentar llevarse la Liga española, todo ello compaginado con las llamadas de la selección japonesa en la que todos los protagonistas vuelven a reunirse bajo la bandera de su país. Queremos centrarnos en una etapa clásica, la que pudimos vivir en nuestro país tanto a través de la televisión como gracias al manga (la etapa original, de 37 volúmenes) que publicó Glénat hace unos años. Porque a esto nos invita este Capitán Tsubasa: New Kick Off, a volver a los últimos pasos de los protagonistas antes de dar el gran salto internacional.

Si por algo es meritorio este lanzamiento, tal y como comentábamos al principio, es porque en estas tres décadas de vida de la obra de Yoichi Takahashi fueron muchas las adaptaciones jugables que han salido a la venta en diversas plataformas (Famicom, Super Famicom, Game Boy, Mega Drive, Mega CD, PlayStation, PlayStation 2, Game Boy Advance, PC, GameCube, móviles…), y esta entrega para Nintendo DS es la primera que nos llega (obviando los Tecmo Cup Soccer que sí nos llegaron, pero que eliminaban el nombre y toda posible referencia a la serie original).Y pese a las limitaciones de las que hace gala el título, hay que reconocer que es un juego que hará las delicias de los amantes de Capitán Tsubasa, ya que no falta ninguno de los ingredientes tradicionales de la franquicia.

Empezando por la mitad
Aunque decimos que este juego nos invita a volver a los inicios de los protagonistas, lo cierto es que esto no es estrictamente cierto. Es decir, el juego no nos pone desde el principio de la historia (cuando Tsubasa y Wakabayashi se conocen, el duelo Nankatsu-Shutetsu, el gran campeonato de escuelas de primaria y el primer duelo contra Kojiro Hyuga…), sino que nos sitúa en la etapa que se inicia en el tomo 13 del manga original: cuando el Nankatsu de Tsubasa ya lleva dos campeonatos nacionales seguidos y está a punto de hacer historia si es capaz de llevarse el tercero consecutivo. Sin duda es un buen punto de partida, ya que nos presenta a los personajes bastante crecidos, con más experiencia y abundantes habilidades a nuestra disposición desde el primer momento.

Por tanto, empezaremos por el primer partido que nos presenta el manga, contra el Ito en la clasificación regional, pasando luego por el Otomo de Urabe y Nitta, el Azumaichi, y así progresivamente hasta llegar a la gran final. Por el camino aparecerán viejos y nuevos conocidos (Kojiro Hyuga, Ken Wakashimazu, los hermanos Tachibana, Jun Misugi, Taro Misaki, Hiroshi Jito…), y el juego nos llevará desde ese punto de inicio hasta completar el manga, con el paso de los protagonistas por la selección japonesa en el torneo sub-16 (y posteriores extras tras acabarse el juego, como la historia del Toho, o el modo Yo soy mi capitan en el que crearemos a un personaje para convertirlo en el capitán protagonista del Nankatsu). Todo ello se nos narra con infinidad de secuencias de diálogo entre los personajes que, y esto es de agradecer, están en perfecto español y respetando las traducciones ya conocidas por los amantes de la licencia que hayan leído el manga editado por Glénat (aunque en bastantes ocasiones los textos no tengan mucha relación con lo que acontece en pantalla).


 
Fútbol atípico
Históricamente hubo varios juegos de Capitán Tsubasa que recordaban a grandes títulos de fútbol como PES, pero la gran mayoría se caracterizó por ser juegos de rol con una gran base estratégica en la que las acciones se determinaban empleando distintos menús. New Kick Off es, en cierta medida, una especie de mezcla de géneros en la que prima, sobre todo, el aspecto táctico y el uso casi constante de menús para determinar prácticamente todas nuestras acciones. Es decir, tendremos la cruceta para movernos y el gatillo L para cambiar de jugador (cuando no controlamos el balón), pero para todo lo demás deberemos utilizar inexorablemente el botón Y para abrir el menú con las posibilidades que tendremos en ese momento.

Es difícil explicar la dinámica de juego de este Capitán Tsubasa, ya que parece más compleja de lo sencilla que es en realidad. La idea básica es que estamos ante un juego de fútbol, y nuestro objetivo será marcar más goles que el contrario y defender los ataques del rival. Para ello, por ejemplo, si estamos libres podremos determinar si pasar (seleccionando mediante un cursor la zona del campo a la que queremos pasar) o bien disparar (apuntando a la zona de la portería hacia la que deseamos que se dirija nuestro lanzamiento). Si en nuestro avance nos sale al paso algún rival, tendremos que tomar una decisión de qué hacer: intentar regatear, pasar el balón, forzar el disparo o no hacer nada.

Posteriormente, tendremos las opciones de defensa. Si le salimos al paso a un rival que avanza con el balón, podremos optar por entrarle, por bloquear el tiro o por intentar interceptar el balón. A nivel básico, no hay más, y la combinación de las elecciones de los dos bandos es la que determinará el resultado de la acción y quién se llevará el balón (aunque también puede ocurrir que este salga dividido). Es aquí donde entran las habilidades propias de cada personaje, manteniendo un espíritu fiel a la serie; aunque al principio tendremos unas concretas, estas irán evolucionando según avancemos en el juego. Por ejemplo, Tsubasa tiene regate con una vaselina de tacón y remate de chilena; Taki regatea corriendo toda la banda; Kisugi, Taki e Izawa tienen el ataque del trío del Shutetsu; Morisaki tiene 'el balón es mi amigo' para pararlo; Wakabayashi el "superportero"; etcétera.

Cada acción especial tiene un determinado número de puntos desgaste de desgaste, y cada jugador tendrá una barra de cansancio (que se recupera con bastante rapidez, eso sí). Y a medida que avancemos en el juego y las cosas se vayan complicando, será preciso tener en cuenta los combos y otros factores clave para poder salir airosos de los partidos. También podremos hacer cambios en la estrategia, posicionar a los jugadores de otra forma, cambiar la equipación para mejorar sus prestaciones, o incluso hacer sustituciones, añadiendo un componente de manager que, aunque interesante, cae rápidamente en desuso (no nos engañemos, en Capitán Tsubasa los suplentes suelen aportar bien poco al equipo, salvo casos muy puntuales del manga). Siguiendo con la estela de fidelidad al original, prácticamente todas las acciones que hagamos, incluso los pases (siempre que tengan un mínimo de complejidad), estarán acompañadas de una sucesión de esceneas para darle el máximo de espectacularidad posible a la acción.

Al final de cada enfrentamiento tendremos una puntuación, pero curiosamente esta no dependerá de qué tal juguemos y de cómo lo hagamos, sino que se basará en la fidelidad que hayamos tenido al manga original. Es decir, cada partido tendrá una serie de eventos secretos que deberemos desbloquear si queremos obtener la mejor puntuación posible. Por poner alguno de los primeros ejemplos, en el partido contra el Otomo desbloquearemos algunas secuencias enfrentando directamente a Tsubasa contra Nitta y Urabe. Los seguidores del manga sabrán sacar todas las secuencias sin mucho problema, ya que son bastante intuitivas y no son intrusivas con el desarrollo del partido, ya que apenas son una curiosidad en medio del partido que nos proporciona una pequeña pausa que ni tan siquiera se resiente en el transcurso del tiempo.


 
Lo realmente interesante es que cada personaje (como juego que es medio RPG) tiene sus propias estadísticas y las diferencias entre unos y otros se hacen notar sobremanera en el terreno de juego. Por ejemplo, un remate de Tsubasa no es lo mismo que uno de Kisugi, y las particularidades (defensa, ataque, remate desde fuera del área, etc) que se nos transmitían de cada personaje en el manga se plasman a la perfección en esta recreación virtual. Eso sí, para no tener total dependencia del papel, en cada enfrentamiento entre jugadores, que se presenta al más puro estilo Versus, podremos ver los parámetros de cada uno y así optar por la que pueda ser la mejor alternativa para salir victoriosos del choque concreto. Aunque esta diferencia de habilidad tiene sentido, lo cierto es que por momentos puede dar la sensación de que el sistema de juego está roto al favorecer siempre a los mismos. Por lógico y fiel que sea, a la hora de jugar deja una sensación agridulce.

Este sistema de juego se sale de lo tradicional y puede resultar muy extraño para los que busquen un título de fútbol de corte tradicional. Si bien no se puede negar que es un sistema bastante cómodo y divertido, hay que reconocer que ralentiza exageradamente el desarrollo de absolutamente todos los partidos. Al tratarse de un título bastante largo y al haber tantas ocasiones por partido, puede darse algún atisbo de extrema repetición de secuencias, aunque al cambiar los equipos y estar todos dotados de una gran personalidad propia, nunca hay dos partidos iguales y las tácticas que nos pudieron funcionar contra una escuadra pueden ser inútiles a la hora de hacer frente a la siguiente. Pese a todo, el juego es muy lento y esto le pesa a la larga. Es preciso comentar también que, a mayores del modo historia, New Kick Off ofrece opciones de modo Versus mediante conexión inalámbrica, así como acceso online a un bazar del juego.

Apartado técnico
Capitán Tsubasa luce un buen aspecto, aún sin ser un título puntero de Nintendo DS consigue cumplir con solvencia su cometido y recrea con bastante fidelidad y bastante buen hacer el universo futbolístico de Yoichi Takahashi. Fundamentalmente, hay dos tipos de imágenes, las estáticas y las tridimensionales. Por un lado, las primeras nos representan a los jugadores en todas las secuencias de diálogo, sea durante el partido o antes y después de los mismos. Sacados directamente del manga, los diseños de personajes y su estilo no podían ser más fieles. La buena definición de los mismos en pantalla deja un gran sabor de boca y consiguen que nos sintamos como dentro del propio manga (o de la serie de animación, gracias a que aquí están completamente a color los personajes).

Por su parte, las versiones tridimensionales, centradas exclusivamente en el terreno de juego, resultan bastante satisfactorias, no tanto durante el desarrollo normal de los encuentros (con personajes de pequeñas dimensiones), pero sí en las secuencias de los movimientos especiales, donde Capitán Tsubasa despliega todo su arsenal de trucos visuales para representar la acción de la forma lo más creíble y satisfactoria posible. En cómputos generales, pese a no sorprender de manera especial en ningún momento, New Kick Off consigue dejar satisfecho al aficionado que se acerque a esta producción, ya que el acabado visual es lo bastante bueno como para poder disfrutar del juego sin problemas.

No así el apartado sonoro, en el que las escasas melodías se repiten de manera tan excesiva que por momentos parecen ser un bucle infinito. El hecho de que no sean de gran nivel provoca que se hagan olvidables a una velocidad aún mayor de lo que deberían. Desgraciadamente, el mayor reproche lo tenemos que hacer a la eliminación de voces de la versión japonesa, encontrándonos aquí con un juego cargado de texto y completamente mudo en el que se echan en falta las voces de los protagonistas y el comentarista, sobre todo durante los partidos. Se juega aquí muy en contra de la capacidad de inmersión en el universo del juego, ya que falta un elemento crucial en la propia franquicia y de manera casi incomprensible.

LO MEJOR

  • Divertido, cuando queremos darnos cuenta nos ha enganchado.
  • El sistema de búsqueda de escenas ocultas en los partidos.
  • Excelente fidelidad al material original a todos los niveles.
  • Para una vez que llega un juego de Tsubasa, lo hace traducido al español.

LO PEOR

  • Desarrollo excesivamente lento, sobre todo al realizar movimientos.
  • La dinámica de juego se puede hacer repetitiva.
  • La eliminación total de las voces durante el juego.
  • Que no se haya optado por un argumento que abarcase más etapas.

CONCLUSIÓN

Capitán Tsubasa: New Kick Off es, a todas luces, un juego de fútbol, centrado en el terreno de juego y que poco más aparte de partidos ofrece. Sin embargo, no es el juego de fútbol tradicional que los neófitos puedan esperarse, sino que se trata de un juego muy táctico, con abundantes elementos de RPG (estadísticas, progresión, infinidad de menús…) que lo alejan de lo que se podría esperar a juzgar por la carátula del juego. Siguiendo la estela de la franquicia, se trata de un juego pausado, lento, en el que deberemos meditar con calma todas y cada una de las decisiones que tomemos con el fin de llevarnos la victoria del partido. Cuesta acostumbrarse a la dinámica al principio, y muy posiblemente si no se es seguidor y aficionado del manga original no se le encuentre el gusto al título, pero acaba convirtiéndose, con un par de partidos, en una experiencia muy divertida. Su interesante modo historia, sus partidos versus y el buen hacer visual componen un título que arriesga en el género para satisfacer a sus seguidores y exprimir al máximo la licencia y la espectacularidad de los partidos originales. En cierto modo, se autoimpone unas barreras que podría haber evitado fácilmente, pero el resultado acaba resultando bastante satisfactorio para el aficionado a las aventuras de Tsubasa Ozora y compañía. Esperemos que en futuras entregas se pulan los defectos y se arriesgue con un argumento más extenso y ambicioso, así como con una jugabilidad que puedan dar un mayor dinamismo a los partidos, y estaremos un poco más cerca de la experiencia ideal de Capitán Tsubasa. De momento, esta es una buena toma de contacto. [image|nid=1241084|align=center|width=190|height=285] [image|nid=1240733|align=center|width=190|height=285] - Divertido, cuando queremos darnos cuenta nos ha enganchado.- El sistema de búsqueda de escenas ocultas en los partidos.- Excelente fidelidad al material original a todos los niveles.- Para una vez que llega un juego de Tsubasa, lo hace traducido al español.

7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.