Actualidad

Kinect no nos "espiará" aunque lo dejemos encendido en casa

Microsoft zanja la polémica en torno a la privacidad del usuario.

Podría parecer increíble, pero ha tenido que ser la mismísima Microsoft quien saliese al paso de lo que podríamos llamar como el germen de una polémica aún inédita en torno a Kinect, el sensor mediante control por movimientos con el que la compañía de Redmond convertirá a Xbox 360 en uno de los dispositivos más futuristas del momento. La raíz del problema surgió cuando se comenzó a especular con la posibilidad de que si el usuario dejara la cámara de Kinect encendida, éste pudiera ser 'espiado'.

Kinect, una odisea privada

Y ha sido Phil Spencer, vicepresidente de Microsoft Game Studios, quien ha enterrado de una vez por todas un rumor cuya misma existencia ya ha sido calificado por muchos aficionados al ocio electrónico como absurda. 'Bueno, ¿decides tú si tienes conectada siempre la cámara a internet? Sí. ¿Está esta cosa mirándote siempre? No', sentenciaba el ejecutivo. 'Cuando la uses estarás de pie y moviéndote para activar la cámara, entonces la cámara te verá. Simplemente el infrarrojo nos encuentra. Así que está muy claro cuándo está mirando dentro de la habitación, si quieres llamarlo así, y cuando no', concluyó.