Harry Potter y el misterio del príncipe
Harry Potter y el misterio del príncipe
Carátula de Harry Potter y el misterio del príncipe
  • 7

    Meristation

Magia adolescente

Enrique García enriquegper

Un misterio por resolver, nuevas pociones por descubrir, duelos por realizar y partidos de Quidditch por celebrar. Estos son los cuatro pilares sobre los que se sostiene Harry Potter y El Misterio del Príncipe, la última apuesta de EA por el mago adolescente de Warner Bros.

Harry Potter y el misterio del príncipe desde Fotogramas.

200 millones de dólares. Ésta es la cifra monetaria que ha costado la producción de la sexta película de Harry Potter, Harry Potter y El Misterio del Príncipe (Harry Potter and the Half-Blood Prince en inglés), producida por Warner Bros., y basada en la última novela de J. K. Rowling. El conocido mago adolescente cuenta con millones de seguidores en todo el mundo, con un ejército de fans que seguro está dispuesto a consumir nuevos videojuegos basados en esta figura. Electronic Arts, como conocedora de esta máxima, pone a la venta Harry Potter y El Misterio del Príncipe, videojuego oficial de la película que aparece en formato multiplataforma.

¿Qué ofrece este título? Harry Potter y El Misterio del Príncipe es un videojuego de aventuras que pone al jugador en la piel del joven mago, quien deberá superar un nuevo curso dentro de la academia de Hogwarts. El conocido castillo mágico aún esconde numerosos secretos incluso después de las seis películas anteriores y seremos nosotros, los jugadores, los únicos capaces de resolverlos. Bajo este planteamiento enmarcado dentro del género de la aventura y con un claro toque de producto dirigido a un público muy concreto, los seguidores de Potter y los más pequeños del hogar, este juego se configura como la gran apuesta comercial de EA para el verano.

El Príncipe Mestizo

El argumento de Harry Potter y El Misterio del Príncipe sigue el rumbo de la sexta película de la serie, que se estrenará en los cines a mediados de este mes de julio. Así, Harry volverá a un nuevo curso en Hogwarts, donde encontrará un misterioso libro de pociones firmado por el desconocido Príncipe Mestizo, cuya identidad será, en principio, desconocida para todo el alumnado de la escuela de magia. La aventura nos llevará a recorrer los pasillos de Hogwarts buscando respuestas de la mano de alumnos como el propio Harry, Ron Weasley y Hermione Granger.

Caminar por Hogwarts para conseguir información sobre el Príncipe Mestizo no será una tarea sencilla, pues nos encontraremos con la resistencia del profesorado a la hora de hablar sobre este misterio. Aunque algunos de nuestros compañeros nos ayudarán a resolver el enigma, otros apostarán por hacernos la vida imposible mediante fechorías, travesuras, combates de magia y partidos de Quidditch. La complejidad de esta ecuación se incrementará cuando entren en escena los Mortífagos, señores de la oscuridad y antagonistas con Bellatrix Lestrange en cabeza.

Pero aún hay más. Harry Potter y compañía ya no son simples e inocentes niños. Ahora en Hogwarts aflorarán los sentimientos y la confusión propia del colectivo adolescente, surgirán las parejas en la escuela de magia y se desarrollarán conflictos amorosos dirigidos por los personajes principales. Se trata de un dato relevante para todos los amantes de Harry Potter y que llegará incluso a protagonizar alguna de las misiones que cumplamos dentro de la escuela de magia.

Bienvenido al nuevo curso

La nueva temporada educativa comienza en Hogwarts, un inmenso recinto mágico con forma de castillo pero en cuyo interior se desarrollan personal y profesionalmente los magos del futuro. Harry Potter llega un año más a la escuela dispuesto a cumplir sus objetivos académicos para pasar de curso. La partida arranca a modo de tutorial aprendiendo a utilizar los poderes del héroe, que han sido adaptados al mando de la consola de manera inteligente. Utilizando el 'stick' analógico izquierdo controlamos el movimiento del personaje y combinando éste con el derecho damos indicaciones a la varita para lanzar hechizos.

Una vez completamos el tutorial, entramos en Hogwarts, donde tendremos vía libre para caminar por aquellos espacios que hayamos desbloqueados. Harry Potter y El Misterio del Príncipe sigue una estructura extremadamente lineal y simple, que nos llevará a ir de un A a B para conseguir nuestro objetivo. El jugador no tendrá libertad de movimiento para elegir qué misiones cumplir y cuándo, pues éstas vendrán siempre dadas por la linealidad del argumento. El título presenta un esquema de acontecimientos simple que mezcla de forma sistemática y cíclica duelos mágicos, partidos y entrenamientos de Quidditch, las pociones y los paseos por Hogwarts.

A pesar de que la variedad de entornos y situaciones no es ni mucho menos extrema, no podemos negar que Hogwarts esconde algunas misiones que nos llevarán a utilizar nuestra magia de forma inteligente, y que en determinadas ocasiones saldremos fuera de la escuela para cumplir objetivos. Así, por ejemplo, encontramos una misión donde tenemos que encender fuegos artificiales, otra que nos obligará a capturar libros que vuelan en el interior de una sala, etc. El recinto puede parecer excesivamente grande, por lo que para solucionar posibles pérdidas de orientación siempre tendremos a nuestro guía automático, el espíritu Nick. Otro aspecto de interés es la posibilidad de controlar en ocasiones contadas a otros personajes como Ron o Ginny.

Cuando no estemos jugando a Quidditch o dando vueltas por los pasillos de Hogwarts, es probable que nos encontremos ante un duelo de magia. Los combates entre magos están integrados dentro del propio juego y se activarán sólo en situaciones determinadas, permitiéndonos desplegar todos nuestros hechizos contra un enemigo. Al comenzar el combate, Harry se situará automáticamente en frente del rival y podrá realizar movimientos circulares sobre el mismo eje, acercándose o alejándose del enemigo. Para tirar hechizos como Confundus, Expelliarmus, Protego o Sectumsempra, utilizaremos los dos 'sticks' analógicos del mando siguiendo los movimientos establecidos para nuestra varita.

Cada hechizo tendrá un efecto concreto y restará salud a nuestro rival, que deberá perder toda la energía para que finalice el combate. Nos encontraremos con ataques mágicos destinados exclusivamente a restar vitalidad al enemigo, pero también con otras magias de estados que crearán situaciones de ventaja para Harry. La variedad de hechizos se irá incrementando a medida que avancemos en la partida y desbloqueemos nuevos movimientos. Aunque en los combates la variedad brilla por su ausencia, el sistema de lucha es accesible para cualquier jugador de videojuegos. La magia no sólo ayudará en los combates, pues también será útil para resolver puzles o reparar objetos durante la aventura.

 

Durante la partida también podremos participar en encuentros de Quidditch, el deporte de los magos por antonomasia que en esta ocasión -y por desgracia- se ha simplificado al máximo, y producir pociones mágicas mediante un minijuego donde combinaremos los ingredientes indicados en pantalla. Estas dos actividades, que no dejarán de se entretenidas, seguirán siempre la estructura lineal de la aventura principal insertándose en el hilo argumental y volviéndose a la larga recurrentes y hasta repetitivas. En nuestro caminar por Hogwarts también podremos recolectar emblemas de la escuela (150 en total), que aparecerán completos o divididos en fragmentos que extraeremos de las fuentes de luz.

En el terreno audiovisual, Harry Potter y El Misterio del Príncipe es la adaptación más ambiciosa hasta la fecha de la serie de J. K. Rowling. Al menos sí en las versiones para Playstation 3 y Xbox 360, donde encontramos un motor gráfico correcto, que ofrece agradables a la vista y utiliza el sistema de físicas realistas para, por ejemplo, romper elementos del escenario durante los combates. Hogwarts tendrá vida propia gracias a los alumnos que caminarán por sus pasillos, pero también a la ambientación siempre envuelta en magia conseguida por Electronic Arts. No podemos decir lo mismo de la versión para PC, que inexplicablemente presenta un motor gráfico similar a lo que podemos ver en Wii y en Playstation 2.

Otro cantar es el aspecto sonoro y los efectos del título, que beben directamente de la película para el beneficio del jugador y presentan una calidad notable. Lo mismo sucede con las voces de los personajes, completamente dobladas al castellano mediante actores y actrices del panorama nacional. Las melodías que escucharemos durante la partida jugarán con un correcto abanico de instrumentos y encajarán a la perfección en los acontecimientos que aparecen en la pantalla.

LO MEJOR

  • Apropiado para pequeños y pequeñas
  • El argumento
  • Gráficamente correcto en PS3 y Xbox 360

LO PEOR

  • Demasiado simple
  • Una experiencia excesivamente lineal

CONCLUSIÓN

Harry Potter y El Misterio el Príncipe es un videojuego más basado en una película que llega a los cines. Se trata de un título de aventuras lineal, posiblemente en exceso, que sigue estrictamente siempre el mismo esquema durante las partidas. Pero no nos engañemos: este producto no tiene como objetivo convertirse en el juego de año dentro del género, sino convencer a los seguidores de Harry Potter y contentar a un público objetivo formado por niños y niñas seguidores y seguidoras del mago. Puede que para un jugador experimentado este título sepa a poco, pero seguro que estos pequeños usuarios agradecen de buen grado esta adaptación. El argumento Gráficamente correcto en PS3 y Xbox 360 Apropiado para pequeños y pequeñas

7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.