Trine
Trine
Carátula de Trine
  • 8

    Meristation

La unión hace la fuerza

Juan Porteiro

Un guerrero, un brujo y una ladrona. Plataformas, astucia y puzzles para un juego largamente esperado. Magia y espadas para encontrar el objeto que devolverá la paz al reino. Descubre Trine...

Llevamos tiempo oyendo hablar de TRINE, un juego que por todos los vídeos que habíamos visto, se presentaba con un atractivo que sobrepasaba lo meramente visual. El universo medieval, con hechiceros, caballeros, brujas, espadas, maldiciones, etc, se presta de forma excelente para un juego como el que nos ocupa hoy, donde la acción y la mente se unen para sortear mil y un peligros que nos acecharán en cualquier parte durante la aventura.

Un guerrero, un brujo y una ladrona serán quienes den forma a nuestras órdenes en pantalla. Con ellos, con sus poderes, con sus características será con quienes debemos escapar del palacio y recorrer todo tipo de entornos, unos más peligrosos que otros, hasta poder encontrar la pieza que devolverá el orden a nuestro mundo. Ese artefacto se llama 'Trine'. Frozenbyte nos trae una mezcla de 'Another World', del original 'Prince of Persia' y de 'Flashback', donde nuestra mente tendrá que resolver puzzles en los escenarios y donde nuestras manos deberán acabar con los enemigos que nos persigan.

Pontius el guerrero, Zoya la ladrona y Amadeus el mago. Los tres personajes deben de colaborar entre sí, unir fuerzas y repartir trabajos para aprovechar al 100% sus características, y así poder liberar de nuevo su hogar del poder de las fuerzas del mago negro. Un desarrollo fresco, no exento de elementos vistos en otros juegos, pero cuyo aspecto global y jugabilidad acentúan una diversión que se ve claramente a primera vista. Tampoco está exento de ausencias y fallos, pero de eso hablaremos más tarde...

PC y PS3 son las primeras plataformas en recibir Trine, para alegría de sus usuarios. Posteriormente aparecerá una versión en Xbox Live para los jugones de la Xbox360, que también podrán disfrutar de este juego en sus máquinas. Mientras, nos adentramos en territorios inhóspitos y blandimos nuestra espada, apuntamos con el arco y realizamos conjuros para estar en guardia. Gracias a Nobilis y Frozenbyte, Trine nos abre sus puertas...

G r á f i c o s  .-
Sólo hay una palabra para describir este apartado: belleza. Cualquiera de los escenarios de desarrollo 2D pero de construcción en tres dimensiones tiene en toda su extensión un gusto al detalle y un cuidado que se ve a simple vista. La paleta de colores, inmensa, nos permite observar cantidad de efectos, de cambios de luz, de armonía cromática y de elementos que son realmente de una calidad muy alta en su concepción, construcción y visualización.


Como decíamos, un apartado gráfico con unos personajes muy bien modelados y texturizados, pero sobre todo perfectamente animados, con una suavidad que ya quisieran otros títulos de desarrollo 2.5D. Aunque el scroll es lateral, no podemos más que agradecer el trabajo y el mimo puesto en la profundidad de los escenarios, los elementos menos llamativos pero igual de importantes. No hay ningún objeto, rincón, texturizado o fuente de luz que no tenga su función para dar al contexto una sensación de 'universo mágico' que destila desde el mismísimo palacio al principio del juego.

Hay escenarios muy variados, tanto interiores como exteriores, parajes naturales y construcciones hechas por el hombre, ríos, desfiladeros, y grutas por descubrir. Cada uno de ellos guarda una relación ambiental con el anterior, con lo que la transición entre cada uno de ellos es muy coherente, nada brusca y nos llama la atención por lo 'lógico' de su entorno natural, su diseño y lo bien guardadas que están las proporciones, en otros juegos no tan tenidas en cuenta. La cámara, por otro lado, nos ayuda en todo momento a tener bien claras nuestras prioridades tanto de avanzar en el escenario como de protegernos o atacar en el momento justo.

Como decíamos, las animaciones de los personajes son excelentes. Pero no sólo las de los tres personajes principales, también los enemigos, ya sean del tamaño que sean, se mueven muy suavemente, manteniendo un nivel visual altísimo. Esqueletos, monstruos, animales,... todos añaden su toque con un motor gráfico que da mucho más de lo que podíamos esperar en un primer lugar. Desde texturas de gran calidad a efectos gráficos que suman para el apartado gráfico, y en ningún momento tenemos la sensación de que se 'empacha' la imagen con detalles innecesarios.

Encontraremos deformación por calor, efecto 'ojo de pez', gestión de partículas, o aplicación de texturas multicapa para zonas con agua en varios elementos de los escenarios. Además, el motor físico ayuda en un gran porcentaje a aumentar la sensación de producto muy pulido, con una respuesta por peso o movimientos muy lograda, así como una dinámica de fluídos a resaltar. Destacar, por otra parte, la excelente escalabilidad lograda para la versión PC, con multitud de efectos y opciones para que tanto los que poseen un ordenador medio como los amantes de los gráficos brillantes estén satisfechos.

En resumen, el apartado gráfico es digno del mejor juego 2D que hayamos visto en los últimos meses, e incluso podríamos decir años. Con un sabor muy distinto a juegos como 'Braid' por su concepto visual, 'Trine' no tiene nada que envidiarle, y además demuestra la potencia tanto de los compatibles como de la PS3.


M ú s i c a  .-
Típica de los cuentos de brujas, de hadas, de guerreros que luchan por salvar a una princesa. El compositor Ari Pulkkinen ha escrito una serie de temas con un clásico sabor a aventura. La canción del menú central se repite bastante durante toda la aventura, y no encontramos muchas pistas distintas, así que finalmente acaba por hacerse algo cargante por su repetitividad. Con unos cuantos temas más, estaríamos ante un apartado de gran calidad y con melodías que se nos quedarían en la cabeza durante días.

S o n i d o   F X  .-
Todo suena de forma brillante. Los personajes y el narrador se han doblado al castellano de forma excelente, con una interpretación muy buena. El resto de los FX también se han cuidado de forma denodada. El sonido ambiente de cada escenario, los gritos de los esqueletos, los objetos al caer y romperse, los ríos que cruzan los escenarios, los arcos y las magias, los monstruos,... no hemos podido encontrarle casi ningún defecto, y los que posee son de tan poca consideración que no merecen ni ser nombrados. Fantástico.

J u g a b i l i d a d  .-
Puzzles y acción, combinación de ambos para poder sortear los peligros, y avanzar para alcanzar nuevos puzzles y más acción, cada vez con un nivel de dificultad mayor. Así podríamos resumir la mecánica de juego de Trine, nada nuevo en el mundo de los videojuegos, pero sí con un nivel de calidad altísimo. Los tres personajes en sí, por separado, no lograrían avanzar por los escenarios mucho más que el principio del juego, por ello es necesario utilizarlos de forma eficiente para ir sorteando peligros en forma de enemigos y los puzzles que nos impedirán avanzar.

Pontius el guerrero es fuerte en la lucha cuerpo a cuerpo, puede tener armas distintas y puede levantar y tirar objetos. Zoya, la ladrona, es hábil en las luchas a distancia gracias al arco y con su gancho puede encaramarse a cualquier zona que esté hecha de madera, es rápida y tiene un buen salto. Amadeus, el mago, puede crear en el plano físico objetos de formas básicas (un cubo, una plancha,...), y hacer levitar y mover algunos objetos por los escenarios. Entre estos tres personajes y sus características tendremos todo lo necesario para avanzar hasta el final del juego.

Lo que lo hace especial es su sentido de la planificación y reparto de tareas. Cada escenario se puede superar de varias formas, lo que le da rejugabilidad y aumenta su ya de por sí escasa duración. Además, podremos realizar acciones con un personaje de los que los otros se pueden beneficiar (en este caso, en el modo cooperativo del que después hablaremos). Por ejemplo, podemos crear un cubo y dejar que la ladrona se suba a él, y con el mago subir el cubo hasta una plataforma elevada haciendo que Zoya pueda pulsar un interruptor y abrir una puerta bloqueada. Es sólo un ejemplo de todo lo que podemos hacer.


Lo bueno de ello es que Frozenbyte ha creado unos escenarios con puzzles muy ingeniosos, que como decíamos podemos solventarlos de varias formas. Según avanzamos por los escenarios, el diseño del nivel será más rebuscado y la consecución de pócimas de vida, de otros objetos y, por fin, poder avanzar hacia otro nuevo escenario nos llevará más tiempo debido también a la presencia de más enemigos, con plataformas más complicadas y elementos nuevos. Otros elementos, además importantes, es que el juego posee secretos, ítems especiales y viales de vida y de experiencia, que podremos cambiar por mejoras en las características de cada personaje, aumentando sus posibilidades y su poder, algo totalmente necesario para avanzar en los últimos niveles.

Otro de los factores que nos ayudará a solventar los puzzles es el motor físico, perfectamente implementado. Los objetos tendrán peso, una resistencia determinada, una dinámica de movimientos (por ejemplo, balancear una plataforma) ajustada y una dureza que nos puede ayudar en determinados momentos (crear un cubo y dejarlo caer sobre los enemigos,...). Durante todo el juego, desde el palacio, pasando por los bosques, las catacumbas o las grutas, no podemos dejar de pensar en las características físicas de cada objeto, porque nos pueden salvar la vida...

Una vez estemos jugando en modo 1 jugador, podremos cambiar de personaje simplemente pulsando un botón según para lo que nos haga falta. No hay escenarios en los que necesitemos a dos personajes a la vez para avanzar, pero es mucho más divertido y profundo hacerlo en modo cooperativo. Y aquí viene una de las mayores pegas del juego... Trine solo permite en cualquiera de las dos versiones (PC y PS3) jugar el cooperativo en modo local, esto es, sin opción on-line.

Quizás aquí encontremos, junto con la escasa duración del juego, los peores puntos de este magnífico título. Las posibilidades de avanzar por los escenarios de diferentes formas neutralizan un tanto la escasa duración, pero la ausencia de modo on-line no tiene, a nuestro modo de entender, justificación alguna. En estos tiempos, donde la expansión on-line tanto de las consolas como de los modos de juego de los compatibles empieza a estar tan arraigada, nos parece un riesgo innecesario.

Además, no creemos que añadirlo en Trine sea una cuestión muy dificultosa para un juego donde 3 jugadores como máximo pueden compartir las aventuras. Como decíamos, una injusticia. Un modo cooperativo para 3 jugadores en modo local nos parece tan exigible como uno en modo on-line, y realmente puede echar para atrás a algunos usuarios que no acostumbran a tener amigos cerca de casa que puedan unirse para echar una partida. Por otro lado, el modo local es terriblemente divertido, y eso nos hace aún más daño ya que sabemos a ciencia cierta que un modo on-line sería excelentemente recibido. ¿Alguien ha dicho un parche on-line para añadirlo? Quién sabe...


C o n c l u s i o n e s  .-
TRINE, en nuestra opinión, sólo tiene dos defectos. El resto es puro arte: un diseño gráfico y artístico espectacular, colorido, con grandes efectos de luz y muchos detalles que le dan ese áurea de misterio y magia a partes iguales. Las animaciones son sorprendentes por su suavidad y su buen acabado, así como una jugabilidad basada en la libertad de elección del personaje y sus características para avanzar por las distintas fases. El motor físico, además, ayuda tanto a darle profundidad a la mecánica como a aumentar el valor visual de cada nivel, de cada escenario y de cada puzzle. Los tres personajes son arquetípicos, pero muy diferentes entre sí, lo cual no puede ser nada más que positivo.

Pero, como decíamos, tiene dos defectos que afectan a su valor. Para empezar, el juego se hace corto. No es sólo que la diversión que ofrece sea tal que se nos pase el juego sin darnos cuenta, si no que su extensión en los cuatro escenarios distintos no se ajusta en demasía a todo lo que puede ofrecer, dejándonos a medias cuando más disfrutábamos de él. El otro defecto es aún menos perdonable: en plena época de desarrollo y expansión de los juegos on-line, sacar un título como TRINE sin cooperativo en red es sinónimo de pedir 'guerra' por parte de los usuarios. Nos parece un defecto muy llamativo, y por mucha calidad que ofrezca el juego, el lunar es tan grande que empequeñece un poco sus datos positivos. Sólo los que estén jugando de forma local podrán divertirse con TRINE en una misma máquina. Imperdonable a estas alturas... los que juegan solos, encontrarán un tesoro en sus manos de tan gran valor como pequeño en su duración.

L o   m e j o r  .-
- Una delicia visual
- La mecánica de juego ofrece mucha libertad
- Puzzles muy imaginativos
- Multijugador muy divertido... en modo local.

L o   p e o r  .-
- La ausencia de un modo cooperativo on-line
- Se hace corto
- El precio nos parece excesivo por los anteriores puntos negativos nombrados

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.