Regreso al Pasado: PC Fútbol

César Barba Moreno

PC Fútbol, la histórica franquicia de mánager deportivo 100 % española, protagoniza el Regreso al Pasado de la presente semana. Disponte a descubrir el nacimiento de una leyenda, su posterior consagración, y su llorada caída final. Todo en éste completo reportaje.

En la sociedad actual existen muchos temas de los que todos sabemos y entendemos o, como mínimo, eso creemos. Pero si existe algo en lo que los aficionados somos expertos es el Fútbol. ¿Qué aficionado no ha criticado alguna vez a su entrenador por la alineación sacada al inicio de un partido, o por los cambios realizados, o incluso por la táctica utilizada? ¿Qué aficionado no ha criticado al seleccionador español cuando ha realizado la convocatoria para el próximo partido, ya que consideraba que faltaba o sobraba tal o cual jugador? Y, por último, ¿quién no ha pensado que sería mejor presidente o secretario técnico que los existentes en su club, los cuales siempre fichan mal y caro? Y es que, como se dice tradicionalmente, todos llevamos un entrenador dentro.

Por todo lo dicho anteriormente, hace unos años nació en nuestro país un juego destinado a satisfacer todos nuestros sueños, ofreciéndonos la posibilidad de convertir a nuestro equipo favorito en el dominador del mundo futbolístico, aunque sólo fuera a nivel virtual. Ese juego, como todos habréis adivinado ya, es PC Fútbol, el manager por excelencia de los años 90. PC Fútbol se convirtió en un auténtico fenómeno en muy poco tiempo, ya que fueron legión los que le dedicaron muchas horas de su vida. Más de uno seguro que se compró una unidad de CD ROM, o más memoria RAM, o incluso un nuevo ordenador para poder jugarlo. Incluso puede que alguno llegara a aprenderse todas las claves (250 combinaciones) para poder entrar en el juego, o que fuera corriendo al quiosco más cercano para comprarse la última versión. Y seguro que algunos de sus míticos comentarios siguen rondando por vuestra cabeza; y es que frases como 'No me voy tan lejos ni de vacaciones', dichas por Michael Robinson y su mítico acento, son difíciles de olvidar.

/es/node/Array

Un juego que alcanzó la gloria, pero que no supo, o no pudo, mantenerse en la cima, convirtiéndose en sus últimas versiones en un auténtico crimen contra la saga. Por ello queremos repasar un poco su historia, y homenajear a uno de los productos españoles más exitosos en el mundo de los videojuegos. Disponeos a conocer la historia de la franquicia que logró hacer que al menos un trocito de la edad de oro del soft español sobreviviera durante un buen número de años.

EL NACIMIENTO Y EL INICIO DEL ÉXITO

Corría el año 1992 cuando la compañía española Dinamic Software (Posteriormente Dinamic Multimedia), empresa dedicada al desarrollo de software de entretenimiento, decidió crear el Simulador Profesional de Fútbol, que posteriormente sería rebautizado como PC Fútbol 1.0. El juego fue lanzado al mercado por el grupo editorial Jackson, debido a la crisis que vivía la empresa. Este primer PC Fútbol únicamente permitía jugar partidos entre los equipos de la Liga Española. Pasó sin pena ni gloria por los ordenadores de todos los aficionados, de tal manera que muchos de ellos sólo supieron de su existencia mucho después. A pesar de todo ello, supuso la base de la que se convertiría en una exitosa saga.

Ya en 1993, tres ex socios de Dinamic Software decidieron fundar Dinamic Multimedia. Se trataba de Pablo Ruiz, Víctor Ruiz y Nacho Ruiz, los cuales, junto a Carlos Abril y José Ignacio Gómez-Centurión, crearon la nueva empresa a partir de la anterior, la cual había desarrollado y publicado diferentes juegos durante la década de los años 80. Este cambio empresarial permitió seguir desarrollando nuevos juegos, y entre ellos el PC Fútbol 2.0, el cual se puede considerar el verdadero inicio de la saga. La filosofía del juego era simple a la vez que profunda: controlar un equipo de fútbol en todos sus aspectos, desde lo económico hasta lo deportivo. El jugador podía por ejemplo fijar los precios de las entradas, fichar jugadores a partir de una lista de transferibles, vender a cualquier miembro de su plantilla o elaborar tácticas. Es decir, podía sentirse como un entrenador, o mejor dicho, como el jefe total de un equipo de fútbol.

Cuando uno lee esto puede parecerle muy poco sorprendente, ya que actualmente todos los managers de fútbol incluyen estas opciones, pero en aquella época suponía un gran paso hacia delante, ya que permitía a los usuarios cumplir con uno de sus sueños: coger cualquier equipo de la Liga española y convertirlo en el campeón. La estructura de este PC Fútbol era totalmente rígida, ya que todos los jugadores tenían una serie de características con unos valores, y según ellos, se comportaban de una forma u otra. Es decir, si tenías un jugador con un alto valor de anotación metería muchos goles, en cambio, si tu delantero tenía muy poca anotación nunca podría llegar a convertirse en pichichi. La suerte y el azar, o las tácticas, quedaban totalmente olvidados, y el tener buenos jugadores era el único método de conseguir éxitos deportivos. Este PC Fútbol se convirtió en un éxito indiscutible, y fue el inicio de una carrera meteórica que cautivaría a numerosos jugadores, convirtiéndolos en auténticos adictos al juego.

EN BUSCA DEL MANAGER PERFECTO

Los diseñadores de PC Fútbol habían creado un gran producto, pero también sabían que no podían estancarse en él, y que necesitaba evolucionar. Y a partir de esa premisa nació la siguiente edición del manager de fútbol, denominado PC Fútbol 3.0. Ésta nueva versión era todo lo contrario a la anterior, y si la 2.0 abusaba de matemáticas y números, en ésta todo era cuestión de fe. Daba igual como gestionaras tu equipo, las tácticas que utilizaras o los jugadores que tuvieras, al final era el azar el que lo determinaba todo. Además, los gráficos mejoraron considerablemente y se ofrecía la posibilidad de jugar todas las temporadas que uno quisiera.

Al principio todo parecía positivo, ya que al fin y al cabo, en el fútbol la suerte tiene mucha importancia, pero al final todo era demasiado ilógico. Ya podías tener a los mejores jugadores que daba igual, al final ganabas los partidos gracias a algún jugador bastante malo, mientras que tus estrellas se dedicaban a pasear por el campo y no aportar nada al equipo. Así que al final lo que fue recibido con ilusión, se convirtió en algo aburrido, y es que el hecho de no poder controlar lo que sucede no es lo que se busca en un manager futbolístico. Los creadores de PC Fútbol se dieron cuenta de ello y sabían que tenían que alcanzar un punto intermedio entre la versión 2.0 y la 3.0.

Y entonces llegó 1995, y con él la respuesta a las peticiones de muchos fans, el PC Fútbol 4.0, considerado por muchos como la mejor versión de todas. En ella se combinaba lo mejor de las dos versiones anteriores: la racionalidad del 2.0 y el azar del 3.0. Las tácticas y los jugadores volvían a ser importantes, pero la suerte también tenía su influencia en el desarrollo de los partidos. Los jugadores buenos eran los que decidían los encuentros, pero de vez en cuando algún futbolista de poca calidad podía dar una alegría o un disgusto, dependiendo del lado del que jugara. Era una representación perfecta de lo que sucede en los campos de fútbol cualquier jornada de la liga.

Se aumentaron las opciones del juego, y ya no se limitaba a la 1ª División, sino que también se podía jugar con equipos de 2ª o 2ªB, haciendo el juego mucho más interesante y aumentando su rejugabilidad. Se incluyeron otras competiciones como la Copa del Rey, la UEFA o la Champions League. Además, también se modificaron algunos aspectos como la 'invulnerabilidad' de los jugadores, los cuales en las versiones anteriores ni se lesionaban ni eran sancionados, y se aumentó el apartado de gestión económica, permitiendo por ejemplo ampliar el estadio. Todos estos elementos permitían al jugador zambullirse en este mundo futbolístico virtual y poder disfrutar de él. Y por si todo esto fuera poco, la gran novedad era la versión 'Promanager', en la cual uno podía vivir la carrera de un entrenador desde los inicios más penosos hasta llegar a la élite.

En este modo, el jugador empezaba en el paro, recibiendo ofertas de diferentes equipos, todos ellos de las divisiones más bajas del país. Poco a poco debías ir cumpliendo con los objetivos marcados por la directiva para así conseguir aumentar tu reputación, y con ella poder recibir ofertas de clubes de nivel superior. Por el contrario, si no conseguías cumplir con ellos te ganabas un despido y la respectiva bajada de reputación, volviendo a tener que entrenar a equipos de nivel inferior. Por fin, uno podía sentirse realmente como un entrenador, y sufrir con los despidos (y tu empeoramiento laboral) o celebrar el fichaje por un equipo de mayor categoría. El objetivo final era labrarse una carrera y llegar a entrenar a los grandes equipos españoles. PC Fútbol definitivamente se convertía en uno de los juegos estrella de nuestro país, y su éxito permitió a Dinamic Multimedia sacar al mercado otras versiones del juego como PC Calcio (versión de la Liga Italiana) o PC Selección Española (Eurocopa 96), este último de bastante dudosa calidad y con muy pocas opciones.

LA CONSAGRACIÓN

Dinamic Multimedia vivía su época dorada, sus juegos eran éxitos rotundos, y PC Fútbol era la estrella del catálogo. Pero no podían dormirse, sabían que tenían que continuar la evolución, no tanto en cuanto a estructura del juego, la cual era muy buena, pero sí en cuanto a aspectos tecnológicos que permitieran adaptarse a los nuevos tiempos. Eran años en los que el mundo de los videojuegos estaba sufriendo transformaciones, como la aparición y extensión de nuevos formatos, entre los que sin duda destacaba el CD-ROM.

Y entonces llegó PC Fútbol 5.0. Amado y odiado a partes iguales. Para algunos el mejor de toda la saga, para otros una auténtica aberración, en la que la idea principal pasaba a un segundo plano, siendo substituida por elementos totalmente secundarios. PC Fútbol 5.0 apareció en la época en que nacía la famosa Liga de las Estrellas, donde las televisiones soltaban grandes cantidades de dinero a cambio de derechos televisivos, y los equipos se gastaban estas sumas en fichar jugadores, muchos de ellos de dudosa calidad. Eran los años de la Ley Bosman, donde se podía fichar a muchos más extranjeros, y las canteras empezaban a perder protagonismo. Los desarrolladores de Dinamic tuvieron en cuenta esta nueva etapa y plasmaron dichos cambios en la nueva versión de su manager futbolístico. Había que respetar la realidad.

Pero el juego no se limitó a reflejar los cambios de la vida real; también quiso convertirse en un manager mucho más profundo en todas sus vertientes, principalmente en la económica. Ahora podías fichar jugadores de cualquier equipo importante del mundo, tanto europeo como sudamericano, pagando su clausula de rescisión o esperando a que llegaran al final de su contrato. También podías contratar empleados: fisioterapeutas, encargado del césped, secretario técnico, ojeadores de jóvenes promesas, segundos entrenadores o incluso psicólogos. Ya no sólo podías ampliar el campo, sino también el parking y construir nuevas instalaciones como un centro médico o incluso tiendas del club. Se mejoraron los gráficos, lo cual obligó a muchos fans a tener que ampliar su ordenador para poder disfrutar de esta nueva versión. Y por si no fuera suficiente, se añadieron nuevos modos de juego. Podías jugar Liga Manager, Liga Promanager y Partidos amistosos, y dentro del primero podías elegir Modo Entrenador, Modo Manager, Modo Presidente y Modo Total, cada uno con diferentes posibilidades, aunque el modo preferido por los usuarios seguía siendo la Liga Promanager.

Dichos cambios tuvieron sus partidarios y sus detractores. Los primeros decían que se había alcanzado el punto máximo, que uno podía sentirse y hacer realmente lo que quisiera dentro del mundo del fútbol, hasta satisfacer todos sus deseos: ganar muchísimos trofeos y convertirse en el entrenador más laureado, ampliar el estadio hasta cifras impensables o crear un equipo invencible, entre otras muchas cosas. Por el contrario, los detractores señalaban que tanta libertad y tantas opciones no eran buenas, que lo único que se conseguía era crear un juego con requisitos mucho más exigentes, pero que no superaba a las versiones anteriores. Defendían que se había perdido la magia original y ya no existía ningún tipo de dificultad, por lo que también desaparecía la motivación por jugar. Ahora sólo había que aguardar al final de la temporada para fichar a grandes jugadores cuyo contrato finalizaba y así conseguir el equipo perfecto, olvidándose de cualquier otro tipo de estrategia competitiva. Para ellos era el comienzo del fin.

Durante los años siguientes, Dinamic continúo sacando una nueva versión de la saga con cada nueva temporada. Tomando como referente PC Fútbol 5.0, llegaron al mercado el 6.0 y el PC Fútbol 7, aunque ambos sin aportar grandes cambios. Ampliar la base de datos o añadir elementos, tal vez innecesarios, como la 'Historia del fútbol español' fueron las grandes modificaciones, además de continuar mejorando el aspecto gráfico con elementos como la digitalización de los jugadores. También se incorporaron algunas características al propio juego como el envejecimiento de los futbolistas, la substitución de las grandes estrellas que se retiraban por nuevas promesas con sus mismas cualidades, o mayor dificultad para contratar jugadores. De todos modos, estas nuevas versiones lo que verdaderamente empezaron a aportar fueron más fallos, y poco a poco la esencia de PC Fútbol iba muriendo.

EL PRINCIPIO DEL FIN

En 1999, Dinamic había alcanzado la cúspide. Además de PC Fútbol, cuyas últimas ediciones habían superado las 400.000 copias vendidas, también desarrollaba otras sagas, como las diferentes versiones para ligas extranjeras, ya fuera italiana, inglesa o argentina, e incluso otros managers deportivos como PC Basket. Todo parecía perfecto, pero entonces llegaron los problemas. Cuatro de los socios minoritarios decidieron abandonar la empresa, y junto con otros tres directivos, fundar FX Interactive. José Ignacio Gómez-Centurión pasó a ser el propietario del 100% de las participaciones de la empresa, y con él se tomó un nuevo rumbo. Se amplió la plantilla, pasando de 30 a 100 trabajadores, y gran parte de la actividad se orientó hacia nuevos proyectos basados en Internet. Pero esta nueva perspectiva no tuvo el éxito esperado, y junto a una serie de lanzamientos que fracasaron en el mercado, Dinamic Multimedia se vio obligada a desaparecer en el año 2001.

Antes de ello, todavía hubo tiempo de desarrollar dos nuevas versiones de PC Fútbol: 2000 y 2001. Con ellas se intento cambiar de nuevo la estructura del juego, apostando ya no sólo por el manager, sino también por el simulador 3D, lo que lo convertía en un juego mucho más pesado y exigente. El objetivo era llegar a un mayor sector del público, principalmente a los aficionados a los simuladores futbolísticos. Pero este cambio no fue bien recibido, y no cumplió con las expectativas marcadas. Además, se añadieron aspectos realmente muy poco útiles como el merchandising o el catering, y muchos usuarios sufrieron demasiados bugs y fallos como para poder disfrutar de nuevo con PC Fútbol.

Antes de la quiebra definitiva de la empresa se comenzó el desarrollo de PC Fútbol 2002, por parte de un estudio no perteneciente a la propia Dinamic, Enigma Software, con el fin de reducir los costes. Pero antes de que pudiera ver la luz, Dinamic Multimedia desapareció. Los desarrolladores, para evitar que el trabajo realizado no desapareciera sin más, contactaron con Ubisoft para que se hiciera cargo de las últimas fases del juego, pero ésta se negó. Finalmente, Enigma Software convirtió PC Fútbol 2002 en un juego basado en el Mundial que se celebraba ese mismo año, y que se distribuyó fuera de España bajo el nombre de Pro Soccer Cup. Dinamic y PC Fútbol murieron de la mano, el primero por temas empresariales, el segundo por no saber mantener una línea y perderse en aspectos realmente poco interesantes para los aficionados a este tipo de juegos.

INTENTO DE RESURRECCIÓN Y SITUACIÓN ACTUAL

En el año 2005, la compañía española Gaelco realizó un anuncio que llenó de esperanza a muchos usuarios: iban a continuar con la saga PC Fútbol. Tras adquirir los derechos, sacaron al mercado PC Fútbol 2005. El juego fue un auténtico fenómeno, convirtiéndose en el juego de PC más vendido del año, pero tras un breve periodo de tiempo, lo que era una alegría se convirtió en una completa decepción. Los desarrolladores se habían olvidado de muchas de las clásicas opciones, y por el contrario ofrecían una gran cantidad de fallos y bugs, dando como resultado un producto totalmente injugable.

Olvidarse del modo Promanager o del calendario oficial; no poder fichar jugadores en último año de contrato; ver al Valencia jugando la UEFA (cuando el año anterior había ganado la liga); algunos jugadores con color de piel diferente al suyo; vestimentas erróneas en varios clubes… eran problemas demasiado grandes para perdonar, incluso por los propios fans. La compañía pidió públicamente disculpas e intentó subsanar los errores mediante la publicación de varios parches, pero todo ello no evitó que al final PC Fútbol 2005 se convirtiera en la gran decepción del año.

Tras el 2005, Gaelco continúo con la saga en los años 2006 y 2007, logrando mejorar la primera de sus versiones y esforzándose por ofrecer un manager competitivo, pero sin lograr el resultado adecuado. Y es que seguían existiendo fallos que hacían desaparecer la magia de los primeros PC Fútbol. Al final, Gaelco no logró triunfar con su producto, y si a eso se le añaden los elevados costes de las licencias oficiales de las ligas de fútbol, junto con los costes de desarrollo, ya se sabe cuál es el resultado: Gaelco llegó a la quiebra, y con ella murieron las últimas esperanzas de los aficionados a PC Fútbol.

En la actualidad, los aficionados a los managers futbolísticos no pueden quejarse del todo, y es que el mercado ofrece diferentes opciones como Football Manager, FIFA Manager o el Championship Manager. Y por si esto fuera poco, existen diferentes comunidades de fans que continúan actualizando las bases de datos de los antiguos PC Fútbol, ofreciéndote la posibilidad de jugar a ellos con las plantillas actuales. PC Fútbol ha sido y es uno de esos grandes juegos que todos aquellos que pudimos disfrutar recordaremos a pesar del paso del tiempo. En dicho título volcamos horas y horas de nuestra vida, intentando convertirnos en grandes dirigentes de fútbol para llevar a nuestro club favorito a la cima. Un juego que marcó una época, pero que tal vez fue excesivamente explotado y no supo adaptarse a los nuevos tiempos o a los intereses de los aficionados.