Apollo Justice: Ace Attorney
Apollo Justice: Ace Attorney
Carátula de Apollo Justice: Ace Attorney
  • 8

    Meristation

Un nuevo comienzo

Ramón Méndez

La serie Phoenix Wright da un paso adelante con la presentación de un nuevo personaje, tan hábil en los juzgados como nuestro viejo amigo. Un nuevo capítulo que mantiene el nivel de calidad de su predecesor, añadiendo algunos elementos novedosos muy acertados.

Nota: a pesar de las imágenes en inglés y alemán, el juego está totalmente traducido al castellano

A Capcom le encanta explotar sus principales franquicias hasta las últimas consecuencias. No es nada nuevo, puesto que lo llevan haciendo muchos años, y la serie Phoenix Wright no se iba a librar dado el éxito arrollador con el que contó ya en sus entregas para GameBoy en Japón. Éxito que repetiría, incluso llegaría más allá, gracias al lanzamiento internacional de sus revisiones para Nintendo DS. Pero la compañía nipona no se conformó con repetir lo ya hecho, y en esta ocasión da un paso adelante.

Apollo Justice sería la cuarta entrega de la serie, pero en realidad se trata del primer capítulo de una nueva historia. La ambientación es la misma, el estilo se repite, incluso nos volveremos a encontrar con viejos conocidos; pero nuestro nuevo personaje supone volver a empezar desde el principio, dando nuestros primeros pasos en una línea argumental completamente nueva, tras el fin de la trilogía original.

Curiosamente, en nuestro país todavía no hemos visto el final de dicha trilogía. Aún cuando el lanzamiento de Trials and Tribulations está fechado para este año, nos llega antes el que sería el cuarto capítulo, algo que descoloca un poco por el salto temporal que supone al ver algo que acontece después de los sucesos de dicho título. Pero también hay que reconocer que el secretismo con el que se tratan los acontecimientos en este título no sólo no destripa el pasado, sino que aumenta la curiosidad del jugador que desconozca lo que le pasó al bueno de Phoenix Wright.

La mezcla de nuevo y viejo
Apollo Justice es un joven abogado defensor que se enfrenta a su primer caso, bajo la tutela de su mentor, el señor Gavin. Es un alma inocente e inexperta que, en su estreno, debe defender ni más ni menos que al gran abogado Phoenix Wright, retirado de sus labores de abogado y que en la actualidad trabaja como pianista, viéndose involucrado en un asesinato del que asegura ser inocente.

Los eventos de ese caso cambiarán mucho la situación de Apollo y determinarán su futuro, encaminándole por caminos muy distintos de los que parecía que iba a recorrer a priori. Como siempre, el principal punto fuerte de la saga es su excelente narrativa y sus argumentos interesantes y llenos de sorpresas, por lo que no vamos a contaros demasiado para que lo podáis descubrir por vuestra cuenta.

Apollo Justice vuelve a ser como una novela interactiva, donde nos perderemos en profundas reflexiones e ingentes cantidades de texto que nos relatan las situaciones imposibles que deberemos solucionar. En este aspecto, nada ha cambiado con respecto a la trilogía original, al mantenerse la misma forma de representar las historias; de hecho, aparte de las caras nuevas, habrá muchos conocidos que regresarán para ayudar o incordiar en nuestra labor como abogados.

A pesar de que todo parece bastante similar en los primeros compases, tras un par de casos se irán percibiendo diferencias que dejarán bastante claro que Apollo Justice cuenta con su propia magia; cuatro casos componen este título, y cuando lleguemos a los últimos, la fusión de elementos antiguos y novedosos será perfecta, dejando patente que se trata del mismo universo pese a ser una nueva historia en una nueva época.

Novedades
Apollo Justice esconde muchas sorpresas que se van desvelando poco a poco, y por eso mismo no queremos desvelaros todos y cada uno de los elementos que se van mostrando lentamente. Pero sí que vamos a destacar algunas de las diferencias más destacables del juego en conjunto, en términos de mecánica. Para empezar, cabe destacar que la base inicial es la misma de Phoenix Wright, con los mismos controles y disposición de menús.

De este modo, en la pantalla superior se desarrollará la acción mientras en la inferior, la táctil, podremos explorar las pistas, las fichas de personajes, presionar, presentar pruebas… todo lo que ya antes solíamos hacer en ella. Las diferencias llegarán en otros aspectos, como por ejemplo, la posibilidad de estudiar las pruebas de forma independiente.

Algo que ya vimos en el caso extra del remake del primer Phoenix Wright para DS, pero que aquí se ha simplificado bastante para que sea más asequible y menos pesado. Con determinadas pistas, podremos girarlas, ampliar la visión y examinarlas, descubriendo así nuevas pruebas cruciales, o simplemente elementos simpáticos que no afectan nada al caso pero que premian con un guiño humorístico nuestra curiosidad.

Volverán también los análisis de las escenas del crimen, que antaño eran sobre mapa, y así seguirá siendo. Sólo que ahora esos mapas se volverán tridimensionales, y podremos modificar sus elementos con la intención de demostrar nuestras teorías. Su uso es más sencillo de lo que parece así dicho sobre el papel, y es una inclusión muy agradable y mucho más clarificadora que las antiguas explicaciones de teorías.

Otro elemento que queremos destacar, dada su importancia argumental, es la intuición de Apollo Justice. Funciona de forma parecida a la magatama de Phoenix Wright; es decir, permite distinguir cuándo está mintiendo alguien (mediante tics nerviosos, por ejemplo), y de este modo intentar sonsacarle la verdad presionando o enseñando pruebas decisivas.

Por lo demás, a grandes rasgos nos encontramos ante lo mismo de siempre; los casos se dividen entre las fases de investigación, donde buscaremos las pruebas pertinentes para poder afrontar el juicio con éxito, y las fases en el juzgado, donde deberemos dar lo mejor de nosotros mismos por conseguir un veredicto favorable para nuestro defendido.

Apartado técnico
Por todo lo dicho, queda constancia de que la jugabilidad se ha mantenido intacta en esta entrega, que pese a haber sido ideada directamente para DS y no tratarse de un remake de un título ya existente, mantiene intacta la base de la trilogía de Phoenix Wright. Las novedades añadidas no son molestas, sino que hasta cierto punto se antojan evoluciones naturales y consiguen un resultado satisfactorio.

Al mantener la base, era inevitable que el estilo visual repitiese en gran parte de sus elementos. Escenarios estáticos y personajes con animaciones limitadas compondrán prácticamente todos los lugares por los que nos movamos, sea en la fase de investigación o en los juicios. Sin embargo, se observa una mayor definición en los gráficos, que ahora son más definidos, con mucho colorido y, en definitiva, mucho más vivos y atractivos.

Esto se ve acompañado de algunos elementos tridimensionales en el análisis minucioso de objetos, o en la explicación de las escenas del crimen. El conjunto es bastante satisfactorio, y consigue convencer al explotar más la potencia de Nintendo DS. Por su parte, el apartado sonoro ofrece algunas variaciones de las melodías, lo cual es de agradecer ya que muchas empezaban a cansar. También repiten los clásicos gritos durante el juicio, algunos repetidos y otros nuevos.

A lo que no se le puede reprochar nada, una vez más, es a la duración del juego. Los cuatro casos son muy largos, como siempre, y Apollo Justice puede prolongarse en el tiempo de forma casi infinita si el usuario se atasca en un caso y le cuesta descubrir la prueba decisiva para proseguir. Aunque no es tan complejo y enrevesado como Justice for All, tiene sus momentos enrevesados.

LO MEJOR

  • Historias elaboradas e interesantes
  • Muy largo
  • Nuevos elementos jugables, bien implementados
  • Visualmente más detallado y cuidado

LO PEOR

  • En gran medida, sigue explotando la misma fórmula
  • Los personajes no tienen el mismo carisma
  • Que el juez no nos cuente el secreto de la vida eterna
  • Su densidad, a la enésima entrega, puede aburrir

CONCLUSIÓN

Apollo Justice es un Phoenix Wright en toda regla. Un digno sucesor del título de abogado que ofrece una evolución evidente del sistema de juego a la par que nos presenta mejoras visuales, un nuevo argumento y casos igual de interesantes. Su principal handicap radica en que los nuevos personajes no llegan a tener el mismo carisma que nuestros viejos conocidos; se les llega a coger cariño, pero les falta explotar todo su potencial para convertirse en emblemas. Si te gustaron los primeros, esta nueva entrega de una nueva saga es una compra segura y muy recomendable Del mismo modo, si nunca has jugado a los primeros, Apollo Justice es un nuevo comienzo y, como tal, se preocupa por empezar lentamente, explicando todos sus elementos desde el principio. Por tanto, no hay motivo para no darle una oportunidad, salvo el rechazo hacia la trilogía original con Phoenix Wright. Eso sí, la tercera entrega no debería demorarse mucho más en nuestro país, ya que la relación con el inicio de este juego es más que evidente. [image|nid=1445816|align=center|width=150|height=103][image|nid=1445903|align=center|width=150|height=112] - Nuevos elementos jugables, bien implementados- Visualmente más detallado y cuidado- Historias elaboradas e interesantes- Muy largo

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.