Heavenly Sword, Impresiones

Es uno de esos títulos que por sí mismos vende consolas. Heavenly Sword, uno de los títulos más impactantes, esperados y con una estética más atrayente de todo el catálogo de PS3 sigue su desarrollo. Probamos la versión demo del Gamer's Day.

Hemos tenido acceso a la última versión jugable de Heavenly Sword por cortesía de Sony España. Se trata de la misma demo que se mostró en el Gamer's Day que la compañía organizó en Santa Mónica a mediados de mayo y que se centra en la espectacular fase de la jungla y la cuerda que todos hemos tenido ocasión de ver gracias a vídeos y nuevas pantallas.

Aunque su duración es bastante reducida, apenas 15 minutos, menor incluso que la primera demostración que se enseñó en el E3 del año pasado, fue la suficiente para lograr transmitir unas sensaciones que únicamente un título vendeconsolas sería capaz de evocar. Los niveles de la arena y esta de la cuerda -justamente el que hizo aparición estelar en un capítulo de la serie de TV Heroes- son sólo la punta de un iceberg que podremos disfrutar antes de que termine el año.

A estas alturas todo el mundo conoce a Ninja Theory, el equipo de desarrollo de Heavenly Sword que se dio a conocer en 2003 apadrinado por Microsoft Game Studios con su primer trabajo, Kung Fu Chaos. Mucho han cambiado las cosas ahora, trabajando como first party de Sony. Poco sobre su segundo y espectacular título nos han ofrecido hasta ahora, tanto videos como imágenes  y demos jugables han llegado con cuentagotas, pero siempre, con todos sus materiales mostrados han logrado sorprender y dejar una huella imborrable en crítica y pública, tanto como para que se le considere uno de los títulos que logrará que PlayStation 3 despegue en ventas. 

Nada más encender la consola con la demo en su interior, la introducción del juego nos impacta visualmente, y eso que todavía estamos viendo desarrollos de la primera generación de juegos para esta consola. Como bien sabéis la protagonista del juego es Nariko, una pelirroja explosiva y de armas tomar que rivaliza con el mismísimo Kratos, capaz de enfrentarse a multitud de enemigos sin tan siquiera despeinarse. Y eso es lo que descubrimos al presionar el botón start del mando de la consola. Una pequeña secuencia transitoria de video generada con el motor del juego nos deleita con primeros planos de la protagonista prácticamente foto realistas.

Los labios de la heroína, sus mejillas y ojos destacan en su rostro de una manera desorbitada, y poco a poco te deja ver el gran despliegue grafico de la demo. Una vez en juego comenzamos en un acantilado, que nos sirve para hacernos rápidamente con los movimientos de Nariko, y sus golpes.

Al investigar por los alrededores del acantilado a lo lejos podemos ver lo delicado y cuidado de todo el entorno que nos rodea. Estamos entre una vistosa vegetación tropical, combinada con unas impresionantes cataratas y desfiladeros de piedra dignos de las mejores superproducciones de cine. En el centro del acantilado vemos una pequeña isleta, que esta sujetada por  varias cuerdas, y allí nos dirigiremos, gracias a los quick time events. Estos acontecimientos son pequeñas secuencias de video en las que tendremos que presionar los botones según nos vayan indicando en pantalla, para poder continuar la aventura o en otros casos, para propinar daños a nuestros adversarios.

Nariko se desliza rápidamente por las cuerdas, a una velocidad endiablada y las secuencias de botones nos permiten ir alternando de cuerdas hasta llegar al final de las mismas en el centro de la pequeña isleta. Una vez allí tras completar la secuencia correctamente, algo que descubriremos propinando una importante patada a uno de los jefes enemigos, para precipitarlo al vacio, comienza la lucha. Ya hay uno menos.

Pero 'uno menos' en Heavenly Sword podemos decir con total seguridad que será la fase más pronunciada durante todo el juego. Una vez reincorporándonos a la lucha, vemos que estamos rodeados por docenas de enemigos. Nariko con su espada es capaz de pelear con varios oponentes a la vez, y ejecuta sus golpes con unas coreografías prácticamente perfectas. También  podemos agarrar a nuestros adversarios, y ejecutarles llaves especiales.  En estos casos la cámara se acercará y con una suavidad exquisita, nos pondrá el primer plano, para mostrarnos con todo lujo de detalles la maestría de los golpes de nuestra heroína.

Hay que decir que en ese mismo instante aparecen ciertas similitudes con dos juegos. El principal es God of War. La intensidad, los golpes con sus giros de espadas y combinaciones nos recordaran a este título en numerosas ocasiones, pero esta vez, en la nueva generación de consolas. Y el segundo título que nos vino a la mente fue Soul Calibur. Por la fluidez de los golpes, por la gran variedad de movimientos, por los acercamientos de cámara en las llaves y en los momentos más espectaculares, es como si del gran juego de Namco se tratase, pero sin las ataduras de estar encerrado continuamente en un cuadrilátero.

Los enemigos no paran de salir y la pelea es encarnizada. Un sinfín de golpes nos enfrentan a decenas de enemigos que no paran de subir por las cuerdas. La lucha se hace eterna, y es que para ser la primera vez que cogemos el titulo, la gran cantidad de enemigos nos llama la atención. Ya os decimos que se prevén batallas monumentales, tanto por la gran cantidad de adversarios como por la diversidad de las mismas.

Una vez hemos acabado con todos nuestros adversarios, nos encontramos solos en la pequeña isleta.  Damos un par de vueltas y vemos como centellea una cuerda de las que agarran la pequeña superficie. Nos acercamos hasta allí y la cortamos con nuestra espada. A continuación aparece otra secuencia con el motor de la consola que muestra como se derrumba la isleta hacia el vacio, y caemos directamente sobre el poblado enemigo, una especie de fortaleza construida con piedra y maderas, y nosotros aparecemos directamente en la plaza central.

En esta secuencia nos damos cuenta del enorme escenario de juego que tenemos a nuestro alrededor, y que de cualquier sitio puede aparecer cualquier cosa. Una gran sensación recorre nuestro cuerpo, de admiración y sorpresa, ya que la historia del título puede tomar giros insospechados de la noche a la mañana. Las texturas son de una calidad inigualable, tanto en los rostros de los enemigos y en la protagonista, con gestos faciales muy bien conseguidos.

La batalla continua en el pequeño poblado pero esta vez con objetos de por medio, mesas barriles, sillas y puestos de venta ambulante sucumben ante nuestros golpes, y se destrozan a nuestro paso. La batalla parece que no va a terminar nunca. Es realmente impresionante la gran cantidad de enemigos que nos rodea, y la gran soltura de Nariko para propinar golpes. Los adversarios también son rudos luchadores, y no perecerán a la primera combinación de golpes, y se levantan en múltiples encuentros para darnos fin.

Una vez más terminamos la batalla, ya con muy poca vida de nuestra heroína, notamos como la puerta de la plazoleta principal en la que nos encontramos comienza a retumbar. Tras desquebrajarla aparecen infinidad de enemigos con enormes martillos dispuestos no parece a tener una agradable conversación… y aquí acaba la demo. En ese momento acaba todo de forma que que nos deja con más ganas de jugarlo que antes de haber empezado la partida.

Heavenly Sword con esta breve demostración nos ha dejado muy buen sabor de boca. Las palabras se quedan cortas para describir las grandes maneras que apunta este título. Todo parece colosal, todo está hecho a lo grande, la ropa de los personajes, la música, el decorado es digno de un desarrollo muy cuidado. Su impresionante repertorio de golpes, su incertidumbre y el saber que en cualquier momento puede aparecer cualquier cosa.

La puesta en escena con unos gráficos en alta definición jamás vistos en ninguna otra plataforma, con la inclusión la captura de movimientos contando con incluso actores famosos, como Andy Serkins -Golum en ESDLA- dando sus rostro y movimientos a personajes, el Rey Botan en este caso, dejan bien claro la ambición y las intenciones del estudio por convertir HS en un fuera de serie.

Celestial es un gran adjetivo para calificar a este gran título, y eso que hemos jugado tan solo unos pocos minutos. La historia de Nariko, una guerrera maldita, una Diosa de la Guerra enfrentada al Rey Boton por el control de la legendaria Heavenly Sword, un arma que consume la vida de la joven a costa de proporcionarle un poder ilimitado, está a sólo un paso de comenzar a narrarse…¿Defenderás la vida de esta bella guerrera en tu PlayStation 3? Nosotros ya estamos deseando que pase el verano para saber la fecha exacta de salida del título de Ninja Theory.

Heavenly Sword

Las artes marciales y las mitologías orientales se dan la mano en el primer título de Ninja Theory para PS3.
Heavenly Sword